18/3/11

LA CRÓNICA DE SAFO: El auge de los comercios 'compro-oro'

Desde hace un tiempo un gran número de comercios ha cerrado o está a punto de hacerlo por múltiples motivos como jubilaciones, traspasos o, este es el más frecuente, el que no venden lo suficiente para mantenerse abiertos.
....

El caso es que muchos comercios cierran, basta con darse una vuelta por calles como La Vega, con un gran número de locales cerrados que antes albergaron un negocio. Frente a esos cierres continuos de pequeños y grandes comercios están otros que comienzan a aparecer y crecen en cuestiones de meses.

..... .....

Hace unos meses Plauto ejemplificaba esto con la apertura de unas cuantas tiendas “de chinos” abiertas en los últimos años, yo voy a centrarme en los “compro oro”.

.....-----

Es curioso, pero en poco más de seis meses ya han abierto dos locales de este tipo (en Carreño Miranda y Numa Guilhou) y otro va a abrir en breve (en la Manuel Llaneza), tiendas que constantemente nos acechan con publicidad en el buzón, en el parabrisas del coche o, incluso, en plena calle.

.-... -----

Pero, ¿cuál es el secreto de estas tiendas? Vale. La crisis ha favorecido que la gente venda aquellas joyas que posee para sacarse un dinero extra, pero ¿tres locales de empeño en Mieres? ¿En serio hay tanta gente en un municipio como Mieres dispuesta a empeñar sus joyas? Que quieren que les diga, tiempo al tiempo… No creo que aguanten mucho tiempo como casas de empeño, tendrán que convertirse en joyerías cuando vean que no hay futuro y aún así les costará mantenerse a salvo. Esta es mi humilde opinión, espero las suyas.

............

-.-----------------------------------------------SAFO-

P.D. Creo haberme soltado un poco más en esta segunda intervención, aunque me sigue imponiendo el dirigirme a tanta gente.

10 comentarios:

Xurde dijo...

Estos sitios tan aprovechandose de xente inorante que yos vende alhaxes d'oro y ellos paguenyos el oro a preciu pipes pa luego revendelo y sacar una ganacia de la hostia. Ye una vergoña que comercios como estos ten proliferando

Anónimo dijo...

pues la gente ignorante que espabile joer, que ya tamos en el siglo XXI, cada unu que faga con el su oro lo que quiera si unos lo quieren vender que lo vendan

Migeru dijo...

pfff de estes mierdes estan llenes ciudades como Madrid... que queréis, son tiendes que se aprovechan de los probes que se desesperan por diferentes motivos que no tenemos derecho a juzgar.

Yo creo que si alguien necesita este tipo de servicio, esta bien que exista una opción en Mieres, pero no tantas.

Anónimo dijo...

Muy fácil comentar sin conocimientos: seguro que la gente que vende sus joyas lo hace por capricho;un poco de seriedad, cuando la gente se empeña será porque están hasta los ojos de deudas;así que un respeto para ellos;los especuladores-sanguijuelas si que no me merecen la mas mínima consideración,todo el mundo a chupar del pobre diablo. Saludos:JEROMIN

Anónimo dijo...

pues los que estan hasta los ojos de les deudes que no se hubieren endeudao, ye muy guapo pedir perres al banco pa gastalo en caprichinos, en bmw y en pisos y na ahora lo que nos faltaba tienen que danos pena y encima cerramos les tienes estes que polo menos crean algun puesto de trabayu, por mi como si abren 100, que polo menos algun puestu crean y pal que tien bajos saca unes perruques

Anónimo dijo...

Toy con el comentarista nº 5. Si tienen que vender joyes será por algo. Además, no todos tenemos en casa joyes de oro pa empeñar (al menos yo no). Solo quienes pueden tienen joyes y si les tienen que vender buscando perres será porque tan hasta les oreyes de deudes y de esos hay munchos en Mieres y en toa España, al igual que estes tiendes que, como diz el anterior comentariu, al menos valen pa generar empleu, que falta nos fai.

Anónimo dijo...

lo que me fastidia mucho de estos comerciucos ye que te meten la publicidad por todos los laos: paraes de autobus, buzones, en los coches (que luego llueve y nun yes quien a despegar el papel del parabrises) son muy pegaratosos con tantos papeles

Anónimo dijo...

buff despegar un papel del parabrisas, nun tengo coche pero nun quiero imaginarme tan mayusuculo esfuerzo...

Julia dijo...

Pues a mí me parece que cada uno es libre de hacer con sus joyas lo que se le dé la gana y si se empeñó por comprar un BMW y una casa y mil coses más pues mala suerte. Cada cual es libre de hacer lo que le salga de ciertas zonas con su dinero, sus coches, sus joyas...
Y las tiendas están bien, que por lo menos crean empleo que, falta nos hace. Un saludo.

DIOGENES dijo...

Hace unos días me llamo la atención lo mismo que Safo nos relata en su crónica. En aquellos momentos ya pensaba en el retroceso que estamos dando en el tiempo. Este tipo de negocios nos retrotrae a los años 50/60 donde proliferaban las casa de empeño y los usureros que se aprovechaban de las desgracias ajenas.Que tristeza ver que vamos hacia atrás como los cangrejos. Esto no es mas que el reflejo de la situación en la que vivimos y en la que muchas familias se ven abocadas a desprenderse de lo poco de valor que tengan para poder sobrevivir a la mala fortuna.
No estoy de acuerdo, con todos mis respetos, con algunos de vuestros comentarios y pienso que estáis siendo un poco injustos pues nadie estamos libres de sufrir un revés en la vida y vernos avocados a la desgracia.
Muchas de las personas que acuden a estos negocios tuvieron su momento de estabilidad económica que se preveía duradera y adquirieron una vivienda, un coche o alguna joya. Un mal día se encontraron en el paro, sin posibilidades de encontrar trabajo y el mundo se les derrumba. Con el paso del tiempo la situación empeora y cada vez cuesta mas hacer frente a los pagos y subsistir y es en ese momento cuando se acuden a estos negocios para malvender o empeñar ese anillo, esa pulsera o alguna joya familiar. Es injusto pensar que solo acuden a estos sitios los que derrocharon y se empeñaron de manera incontrolada. Desgraciadamente, muchos de los que venden lo poco que tienen, en estos lugares, son familias que vieron como su vida se desmorono cual castillo de naipes de la noche a la mañana.
Ojala no existieran este tipo de "negocios" pues significaría que no existe tanta necesidad como la que no vemos, desde una situación privilegiada, a nuestro alrededor.
Muchas veces, mas de las deseables, nuestra situación estable nos impide ver las desgracias de los que nos rodean y a las que todos estamos expuestos.
DIÓGENES