17/6/11

CRÓNICA DE MIGERU: Análisis de la feria

Tras nueve días, la XXXI Feria de la Industria y la Minería de Mieres llegó a su fin y toca hacer balance y análisis de lo que este año nos ha dejado el clásico evento mierense.


Tal y como todo indicaba, este año la feria se caracterizó por una extremada austeridad y un nivel inferior en todos los aspectos frente a ediciones pasadas. Yo pude asistir a la misma varios días a la semana, incluyendo el día inaugural y el último, y sinceramente no recuerdo tan poca gente y tan poco ambiente en ninguno de los años anteriores que acudí. A excepción del último día de feria, los pasillos del recinto ferial estaban prácticamente desiertos, siendo únicamente notable la presencia de gente en los stands de la Montaña Central de Asturias, gracias a la programación excelente de radio Parpayuela con sus especiales diarios, y en el salón de actos del recinto donde cada tarde se ofertaban distintos espectáculos y actividades.
Si al importante recorte presupuestario que sacudió a la feria este año, le sumamos el desastroso tiempo meteorológico que hubo durante toda la semana, el resultado es innegable, al menos en apariencia, ya que la sensación con la que me quedo este año es de bajón espectacular tanto de gente como expositores.

Posiblemente estos últimos sean los que más han sentido el impacto de estos problemas, pese al excelente precio de los stands (de los más baratos que se pueden conseguir, son un chollo), muchos no consiguieron recaudar lo suficiente como para recuperar la inversión (evidentemente hablo de stands comerciales) y acusaron unas pérdidas impresionantes. Yo que tuve acceso directo con varios comerciantes, puedo exponer sin revelar datos de estas personas, que algunos han sacado en toda la feria 200 euros limpios, frente a 2000 que en años anteriores habían conseguido. El impacto de la crisis en los visitantes también se hace patente y obviamente esto empobrece al desarrollo de la feria.
Hay que reconocer la valentía y el esfuerzo de los organizadores del evento, yo tuve ocasión de hablar con alguno de ellos y realmente es muy complicado poder sacar adelante un evento de estas proporciones manteniendo la calidad de años anteriores en esta época de crisis. Aún así, creo que la feria tropieza una y otra vez en los mismos errores de siempre y espanta al público que año tras año comprueba que todo es igual, siempre lo mismo, y como tal renuncia a visitarla.

Actividades vistas hasta la saciedad completan un programa festivo que está muy bien para un sector concreto de visitantes pero que ahuyenta a otros sectores posiblemente más densos y potenciales, que reactivarían la actividad ferial en todos los ámbitos. Cholo Juvacho, Pipo Prendes, Jerónimo Granda… están muy bien para quien le guste, pero hay más cosas.
Yo creo que posibles alicientes para mejorar la feria sería potenciar, en primer lugar, la exposición de comerciantes y firmas comerciales adecuando los precios por tarifas que beneficien al comercio local, que aporten alicientes para aquellos establecimientos de la comarca que no se atreven a ir a la feria por miedo a fracasar económicamente; creo que sería interesante dar facilidades a estos para aumentar el volumen expositor. De igual modo, podría ser atractivo que los stands grandes y las firmas comerciales potentes realizaran actividades tal y como hace Cajastur o el stand del ayuntamiento de Mieres, esto ayudaría a que el visitante se entretuviera aún más ya que hay espacios completamente desaprovechados y stands que no ofrecen nada como el de Hunosa, que es inmenso y no da alicientes.


Por otro lado, el año pasado había unos payasos animando un poco el recinto… Creo que esto es importante, no me parece que un payaso sea lo más apropiado, pero este año carecían de este servicio (al menos yo no lo vi). En este respecto se pueden encontrar muchas personas dispuestas a entretener por poco dinero y haciendo muchas más cosas que un payaso, por poner un ejemplo existen asociaciones culturales y juveniles que animarían el espacio (magos, cosplayers, humoristas, malabaristas…)

Y para atraer a más público, tener reclamos importantes como invitados que puedan ofrecer charlas más allá de la tonada. Un público potencial y desaprovechado es la juventud, ellos mueven masas increíbles de gente, el boca a boca funciona a veces mejor que la cartelería y con invertir una pequeña cantidad en ocio juvenil como proyecciones de cine, videojuegos, concursos o talleres, se vería enormemente aumentada la afluencia de público ya que si ofreces algo que te permita repetir, no irás una sola vez.


Importantísimo también el tema de entradas y promoción ferial. No sé cómo se consigue dinero en este evento al margen de las tarifas de los expositores, pero creo que una estrategia inteligente sería conseguir unir estas ideas y ofertar verdaderos reclamos como para que la gente pueda ir y comprar entradas.
Hoy en día, cualquiera puede tener entradas de la feria a “cascoporro”, habría que dar menos tacos de entradas (seleccionando a quien se dan y que cantidades) y potenciar más la venta de las mismas ofreciendo algún aliciente… No sé, quizás anunciar que aquel usuario que pague la entrada en taquilla puede optar a algún tipo de premio, sorteo, regalo… algo que haga que la gente diga: “Pues oye, me voy a sacar una entrada que a lo mejor consigo esto”.

Hablo desde el desconocimiento interno de la organización, pero creo que muchos estarán de acuerdo conmigo en que estas y otras tantas propuestas que tengo y que pongo a disposición de la organización si quieren hablarlas conmigo, pueden ayudar a que la feria aumente en calidad, visitantes, expositores y renombre.
En un momento dado, un miembro organizador llegó a comentar en una entrevista que quizás sea momento de que el nombre de la feria dejase de ser industrial y minera y pasara directamente a ser “La feria de muestras de Mieres”. Yo estoy de acuerdo con él, mantener la presencia industrial y minera en el evento es fundamental pero no está reñido con la actividad lúdica de otras ferias y en sincera opinión les digo que de industrial y minera cada vez tiene menos.
En definitiva, me temo que si no se cambia el chip y se renueva el evento desde todos los frentes, incluso dentro de la junta directiva del mismo (se ve necesario gente nueva, aportes nuevos, ideas novedosas), o veo muy difícil la continuidad de la feria de Mieres en los próximos años y si no, tiempo al tiempo. Desde aquí animo a la organización a intentar innovar y me ofrezco a debatir y comentar con ellos las diferentes propuestas que he expuesto así como muchas otras.


...........................................................................-MIGERU-

6 comentarios:

Anónimo dijo...

MIGERU , un saludo de nuevo y un breve comentario: Podían dejar el armazón del nuevo hospital y dedicarlo acualquier cosa y hacer uno nuevo en el sitio natural que era REICASTRO. Unsaludo:JEROMIN

Anónimo dijo...

No me no mejor en el picu polio...o ya puestos derribamos medio santa marina y lo ponemos ahí

Anónimo dijo...

como todos los años es lo mismo este año no me he acercado siquiera, no tenia ninguna curiosidad sabia con lo que me iba a encontrar asi pues me dedique a otro tipo d ocio

Xurde dijo...

Toi contigo en munches coses, sobre too en lo de qu'hay que recortar el númberu d'invitaciones que se da a la xente porque ye verdá que tol mundu va con una invitacion de casa y así nun se recauden perres... Toi tamién d'acuerdu contigo nel asuntu de los stands y el usu qu'hay que dayos. Hunosa tien el stand más grande de tola Feria y na más lu usen pa dar bolses y caramelos. Acabose. El del Aytu igual, grande y pa na, por nun falar del tema de stands que tan vacios y nun oferten na al visitante (coño, que yo cuando voy a la feria gustame traer unos cuantos boligrafos, alguna libretuca...)
Esti añu taben muy bien los de la FAEN, COGERSA y la procuradora

Marisa dijo...

Vale, tendría poco que ver, pero a mí me gustó.
Sí que me gustaría hacer una sugerencia, sobre el tren que pone la feria a servicio del visitante:
¿no podrían darle un mayor uso, por ejemplo, en la cabalgata de Reyes en vez de dejarlo todo el año guardado en las cocheras del Ayuntamiento? ¿Es del Ayuntamiento, no?

Migeru dijo...

Desconozco el uso de ese tren turístico al margen de la feria de muestras, sea como sea lo más cuestionable es la poca información al respecto del servicio que prestó, ya que la ruta que realizaba era confusa y a calzador.

La gente no sabía donde cogerlo porque había viajes que no realizaba el trayecto entero. A veces cargaba gente en la fuente del Vasco y dejaba los del ambulatorio en tierra sin avisar; otras veces subía por Numa Guilhu y en la fuente el vasco no cargaba gente y los cogía donde la jugueteria San Miguel... Un poco de seriedad hombre, hay que anunciar las cosas.

Otro tanto para los horarios del autobús gratuito, que practicamente había que adivinarlo porque no se anunciaba en ningún sitio.

OR-GA-NI-ZA-CIÓN.