5/8/11

USTED DENUNCIA: El estado de las escuelas de Ablaña / La gente no debe bajar al Caudal

Antes de mostrar los documentos de esta nueva entrega, recordarles, que pueden enviarnos sus vídeos, links, presentaciones en Power Point, imágenes y escritos a elblogdelmierense@gmail.com, poniendo en el asunto la palabra ‘denuncia’. Junto con el documento debe de adjuntarse una pequeña explicación de lo que se muestra en el mismo.

Empezamos con Elena que también nos muestra el abandono de unos edificios: las escuelas de Ablaña. Elena cree que “no deberían haberlas cerrado” y añade que “es muy triste ver que todo quedó como en el último día de clases, podría ser perfectamente un museo si se recuperara”.


Anonymous, por su parte, nos muestra lo que él/ella tilda de peligro: “que la gente baxe al ríu Caudal a facer el tonto”.
Nuestro/a lector/a cree que “deberíen facer un bandu que prohibiese eso, porque nel Caudal, un mal pasu y adiós”. Anonymous también nos comenta que “son chavales los que baxen, sobre too a facer botellón nes orilles”.

9 comentarios:

Comentario recogido en Youtube dijo...

[Sobre el 2º vídeo]
Si sobre todo donde estan esos chicos. Ya que esta lleno de Jeringuillas preservativos y mucha basura. Solo se limpia cuando el Rio crece.
RichardxAstur1

Pluma Blanca dijo...

Las fotografías de las escuelas de Ablaña, es una pequeña muestra del abandono total que sufre el pueblo desde hace años. El patio que rodea a los edificios, se encuentra lleno de maleza, cristales, el muro está caído desde hace tiempo, y pese a esto, es uno de los pocos lugares que tienen los niños para jugar, andar en bici sin peligro de coches, o jugar al balón; siempre y cuando los dueños de algunos perros, haciendo caso omiso al cartel que prohíbe su entrada en el recinto a estos animales, no los suelten en su interior a campar a sus anchas, o a hacer sus necesidades. Y como digo, esto solo es la punta del iceberg, después de dar un paseo por el pueblo, queda de manifiesto la dejadez general en la que se encuentra, por un lado olvidado totalmente por nuestro Ayuntamiento a lo largo de años y años, y por otro, victima de los que se dedican a romper y destrozar todo lo que se encuentran a su paso, ante la mirada pasiva de vecinos y fuerzas del orden.
Eran tradición de los pueblos las labores de sextaferia, ahora parece mucho más agradable salir a pasear el perrito, (muy respetable por otra parte), para que haga sus necesidades cerca de casa del vecino, o consentir comportamientos de individuos e instituciones, sin protestar nada más que en el chigre y en corrillos, pero a la hora de dar la cara o hacer una protesta en firme, no aparece nadie. Por tanto, en muchos casos tenemos lo que merecemos, ya que "abogaos de caleyes" hay muchos, pero defensores de la convivencia vecinal y el espíritu que antaño había en los pueblos muy pocos.

Xurde dijo...

Que pena lo de les escueles... ¡Si hay hasta ordenadores y fotocopiaores dentro! ¡Y el material podía seguir usándose! ¿Por qué cerraron? ¿Y por qué, si cerraron, dexaron to eso dentro? Una verguenza, que además ye Ablaña, que tien xente, nun ye un pueblu de cuatro cases perdíu nel monte...
Lo del Caudal paezme peligroso y propio de xente sin dos deos de frente. Ahí pises una roca un poco moyá y más te val saber nadar antes de llegar al primer saltu que dé el ríu, por que sino, tas perdíu-

Julia dijo...

PLUMA BLANCA, tienes más razón que una santa. Una lástima que un edificio que podría seguir funcionando (como escuela o como lo que fuera) esté tal y como se ve en las imágenes y tal y como tú nos dices.
¡Si hasta dejaron los pupitres dentro! ¡Y las tizas! Lo dicho, qué lástima...
Un saludo

Pluma Blanca. dijo...

Muchas gracias Xurde y Julia, por vuestros comentarios. La escuela cerró por una mala gestión, ya que contaba con el número de alumnos suficiente, para seguir funcionando, pero como el grupo escolar es Ablaña- La Pereda, y allí no tenían suficientes niños, siendo La Pereda el colegio de referencia, los centralizaron allí. ERROR. Ya que los niños se fueron la mayoría a colegios de Mieres, ya que puestos a tener que utilizar transporte, los padres optaron por dotar a sus hijos de unos medios que no tenían. De todas formas, pese a que el material que queda ahora es mínimo, en aquellos momentos, quedó tal y como estaba la clase(solo se utilizaba una) Es una verdadera pena ya que se podía utilizar para otras actividades, pero el Ministerio y el Ayuntamiento se pasaron la pelota y unos por otros la casa sin barrer…
En cuanto al entorno, es vergonzoso la situación en la que se encuentra, también existen unos columpios justo al otro lado del muro, en el recinto del centro de salud (antiguo hogar del productor) en el que la maleza es más alta que los niños, y en ocasiones hay tanta porquería que es insalubre que los niños jueguen allí. Solo hay que ver alguna de las papeleras, a las que de no quitar la basura en tiempo se pudren y son un foco de ratas, insectos, etc.
Un saludo.

Marisa dijo...

Estuve por allí hace un par de semanas (hacía mucho que no iba) y pude ver con mis propios ojos lo de las escuelas, la cancha de delante casi sin pavimento, hecha una mierda. Luego está también un caserón que mete miedo y que pide pala a gritos. La estación de Renfe con plantas en el tejao y en los canalones..., casas abandonadas, las tolvas a punto de caerse...
Con lo que fue Ablaña y en lo que se está quedando, en un pueblo lleno de edificios en ruinas. Que pena.

Pluma Blanca dijo...

Ablaña era un pueblo próspero que dio mucho dinero y puestos de trabajo a mucha gente. Ahora como tú dices Marisa, solo quedan edificios en ruinas, y en el ambiente se respira la dejadez absoluta a la que fue sometido años y años. Algunos vecinos tenemos la esperanza de que de un cambio(a mejor… claro)y que cuando oímos historias de antaño, cuando la gente paseaba por las estaciones después del cine, y se podía tomar un café en sus más de 20 bares, acudir al cuartel de la guardia civil, comprar en el economato, mandar los niños a la escuela del pueblo, asistir a sus fiestas, y ver autenticas riadas de gente que acudía a trabajar a la mina o a la fabrica; no nos parezca que se habla de la vida en otro planta, se habla de Ablaña, un pueblo importante del que solo queda la nostalgia de los recuerdos.
Muchas gracias por vuestros comentarios.

Anónimo dijo...

Y que dice la asociacion de vecinos, o de festejos o lo que haya en Ablaña? No podrian recuperarla para el uso de los vecinos? o como centro social para las personas mayores? o como sede de la asociacion de vecinos? Tendrian que movilizarse y protestar ante quien corresponda, para lograr objetivos hay que moverse.

Anónimo dijo...

La verdad que da pena ir a Ablaña, parece un pueblo fantasma, abandonado; con lo luchadora que fue su gente, que es lo que ha pasado, se fue todo el mundo?.Me gusta volver de vez en cuando y hacer una visita,obligado al Cementerio donde descanasan mi abuelo materno y uno de mis tios; Asturias patria querida,luego hablan de la morriña de los gallegos "pa que vos voy a contar"