23/9/11

LAS CRÓNICAS DE PLAUTO: Castigados sin publi

Como habrán podido ver, esta semana hemos lanzado una nueva campaña publicitaria con el objetivo de alcanzar los 2.000 lectores. Hemos hecho un pequeño anuncio en un folio y le hemos fotocopiado y pegado en los tablones autorizados para ello del concejo y alrededores (aún quedan algunas zonas por recorrer).
No nos estamos encargando personalmente del asunto pues un par de conocidos están

llevando a cabo la pegada de papeles y, por lo general, resisten, exceptuando uno que yo mismo puse…


El pasado miércoles, aprovechando que me quedé con algunas copias, me fui a la Casa de Cultura a poner uno en un tablón que hay a la entrada (público, que no trae que sea de uso exclusivo de la C. de Cultura). Yo mismo, repito, coloqué uno allí, sin solapar ningún otro cartel… No duró ni cuatro horas. El jueves repetí la hazaña, esta vez le puse chinchetas y ¡no llegó a dos horas!

¿Qué tienen en contra nuestra? ¿Quién? ¿Por qué no nos dejan hacer publicidad en un lugar público, con tablones para el uso y disfrute de todo el que quiera colgar su anuncio? ¿Por qué un club deportivo puede promocionar en ese mismo tablón sus clases de Tai-Chi y nosotros no podemos hacer publicidad de un medio de comunicación que siguen cada semana unas 1.600 personas? No le encuentro explicación lógica.


Es cierto que cuando haces algo de cara al público te ganas amigos y enemigos (en nuestro caso, son muchísimos más los primeros que los segundos), pero ¿es pa tanto?

En fin, sin comentarios.

Aprovecho también para avisar de que vamos a seguir poniendo fotocopias, si hace falta a diario, en ese dichoso tablón y que, también si hace falta, nos quedaremos vigilando para averiguar quién es la persona a la que tan mal le caemos como para negarnos algo tan esencial para que un negocio (en este caso un medio de comunicación) crezca y amplíe horizontes.

Y ya saben… El que avisa no es traidor.


19 comentarios:

Migeru dijo...

sospechoso caso, ya te conté en una ocasión Plauto lo que me sucedió a mí.

Imagino que detrás de esto andan las mismas personas.

Anónimo dijo...

pues si hay que facer guardia pa que nu lu quiten se fay ,faltaria mas...que morro!!!!

Anónimo dijo...

Ánimo chicos, hay gente mala y envidiosa, pero hay que tirar palante y demostrar que sois mejores que ellos.

Anónimo dijo...

Ánimo chicos, hay gente mala y envidiosa, pero hay que tirar palante y demostrar que sois mejores que ellos.

Ermitaño Astur dijo...

Plauto, no consideres mi aportación como nada en contra vuestra, todo lo contrario, más bien te ofrezco información primero y una humilde opinión posteriormente.

Hace tiempo realicé una actividad cultural para Mieres, y repartí sendos carteles en formato A3 por todos los tablones de la ciudad, llegando a la casa de la cultura.

Como es evidente, tras traspasar las puertas, entendí que pese a ser un edificio público, tiene sus normas de funcionamiento que han de ser respetadas y cumplidas, precisamente por el bien público. Así que buenamente me dirigí a esa chica que habitualmente está en la recepción, y le expliqué el motivo por el que deseaba poner mi cartel en ese "dichoso" tablón.

Ella a cambio, con una sonrisa entre dientes, me dijo que "no podía ser, porque era para uso interno de la biblioteca", dando a entender con amabilidad, que no era para anuncios que obedecieran a intereses privados o particulares. Yo insistí nuevamente asegurando la evidencia; que mi evento era de carácter público, pues en él incluso había entidades patrocinadoras públicas, y las actividades que se iban a realizar a pié de calle eran para todos los Mierenses.

Buenamente después de charlar un rato, la chica accedió a ponérmelo por dos días, lo cual agradecí enormemente.

Y ahora sí, lanzo mi humilde opinión, que espero que no merezca el calificativo de ofensiva, hasta el punto de que pierda el carácter público;

En primer lugar, de todo esto entiendo dos cosas;
Por un lado, que hay una senda diferencia entre los tablones de anuncios callejeros y los que puedan existir en edificios públicos. A poco que nos fijemos la ley es la misma, solo que gestionada en un lugar por el sentido común y en otra por el ego.

Me explico; cuando colocas un cartel en un tablón de la calle, la ley que gobierna la durabilidad de tu cartel es "la ley de la selva", es la voluntad del siguiente que llega a poner su cartel y te arranca el tuyo o pone el suyo sobre el tuyo para vender su evento, para vender sus intereses por encima de los tuyos o simplemente porque él lo vale. ¿porqué?, porque sencillamente no hay espacio suficiente en esos tablones para todos los mierenses, y hay más anunciantes que espacio físico, incluso solo con las asociaciones deportivas y sociales del concejo ya llenaríamos 20.000 tablones y necesitaríamos más, eso sin contar con la crítica que lanzo desde aquí particularmente a las funerarias que superponen vilmente(por desgracia) 40 esquelas por encima del carácter ludico y divertido que poseen nuestros carteles, haciendo del tablón, una tabla triste y de lacrimógena. Para ello sugiero que el ayuntamiento les permita poner unos tablones más pequeños a parte, no sea que cualquier día uno piense que va a la feria medieval y termine en un entierro...

Por otro lado, está el "dichoso" tablón de la casa de la cultura, que entiendo que pese a ser público tenga sus limitaciones...

Tenemos un mal pre-concepto de lo "público", habitualmente creemos que todo aquello que es público, nos da derecho a utilizarlo cuando queramos y como queramos, sin limitaciones, y creo que la percepción de ese concepto ha de refinarse, concretarse y comprenderse... (Sigue)

Ermitaño Astur dijo...

Comprendamos, que si el tablón de la casa de la cultura estuviera sujeto a la gratuidad pública que le presuponemos, a nadie le duraría su cartel más de lo que os dura a vosotros, porque el tamaño del tablón es el triple más pequeño que los de la calle, y si le aplicamos por regla de tres la misma proporcionalidad de anunciantes con derecho público que hay en Mieres, tocaríamos a medio segundo de publicidad en él, por cada interés particular. Por lo tanto creo que es bastante gráfico lo que quiero decir.
Y sino es más sencillo entenderlo con el ejemplo de que si tras haber puesto tu cartel ahí, llego yo u otro y pide poner el suyo, por el mismo derecho del caracter "público" que se nos otorga a todos, tendrían que quitar el tuyo inmediatamente para poner el mio o el del otro...

Bien podríamos hacer una análisis profundo sobre el concepto de lo público y el derecho social a ejercer sobre lo público, pero simplemente con un par de ejemplos creo que quedará sobradamente gráfica mi exposición...

Arrozada de San Juan, o cualquier evento en el que se regale comida, bebida o cualquier cosa públicamente con fondos de todos, como es público y todos tenemos derecho a percibir nuestra ración yo voy a por la mia, pero como es obvio el límite de lo público en este caso lo determina la cantidad de raciones que hay y la cantidad de gente que vaya primero que yo, así pues el mismo derecho público que ampara al que está disfrutando de su plato de arroz, limita mi derecho a percibir un plato por falta de arroz y también porqué no decirlo, por el sentido común de haber llegado más tarde...

Segundo ejemplo; Parque Jovellanos, cualquier concierto y 50.000 personas, no entra ni una mosca más, pero como el evento es público yo tengo tanto derecho como el primer asistente que se encuentra delante a ver a mi ídolo sobre el escenario. Sin embargo he llegado demasiado tarde, el parque está a rebosar y tan solo tengo que conformarme con escuchar el rebote de las ondas musicales en los edificios de la mueblería...

¿donde está el límite del derecho a lo público?

Contestando humildemente a esta cuestión y para terminar; esgrimo que a menudo creemos que lo público se fusiona con la libertad en su acepción más extensa, y por lo tanto da forma a nuestro derecho a ejercer nuestra libertad sin límites, incluso por encima de los demás elementos de la sociedad.
Sin embargo la ley natural de la convivencia nos dice sabiamente, que "la libertad de un individuo comienza donde termina la del otro". Así pues es de suma facilidad comprender que al igual, en lo que es público, el derecho entendido como libertad a disfrutar de ello, termina donde comienza el derecho del otro a disfrutarlo igualmente.

El día que vean a una persona bajar a un niño de un columpio "público" en un parque "público" para que se monte su hijo que también obviamente tiene derecho a lo "público", entonces piensen en el verdadero significado de "lo público" y en sus limitaciones naturales, si lo comprenden, en ese momento habremos aprendido algo, que lo público no es sinónimo del derecho de uso de la libertad en toda su acepción.

Un saludo, suerte con vuestra lucha y disculpas por la extensión de mis post.

Migeru dijo...

En la casa de cultura, en el hall, debe y puede ponerse cualquier cartel que indique una actividad cultural sea donde sea y no hay más que hablar.

Yo he visto miles de folletos y carteles de cosas que se hacen en Gijón, conciertos de estos de los 40 principales en Oviedo y cientos y cientos de cosas más que nada tienen que ver con actividades de la casa, de la biblioteca o del ayuntamiento de Mieres.

Aquí lo que sospecho es que a alguien le duele que por aquí se digan ciertas cosas sin pelos en la lengua y posiblemente les de miedo que más gente se ponga a opinar cosas que puedan ser "negativas" para aquellos que mandan.

Y yo esto lo se perfectamente porque lo he vivido en mis carnes, con lo cual creo que si ese cartel hubiese sido de cualquier otra cosa no lo habrian quitao, pero el blog del mierense... cuidao que ahí nos ponen a parir...

Y esa es mi humilde opinión.

Xurde dijo...

N'esi tablón punse yo fadrá un añu o así un anunciu d'una cena que fizo un colectivu nel que yo toy metíu y nun me lu quitaron, ta más claro qu'el agua que ye por lo que diz Migeru y por lo que sospecha Plauto.
Además, dizlo Plauto, si dexen anunciar clases de tai-chi, ¿por qué nun se pue anunciar esti mediu que ye muncho más útil pa los mierenses que les clases de tai-chi del Manuel Llaneza?

¡Suerte y nun desistáis! Tampoco vos preocupéis: xente mala y envidiosa hayla en toos los llaos.

Plauto dijo...

Buenas:

Lo primero, que posiblemente se me olvidó mencionar en el texto pero que no hay que dejar de lado: nos quitan el papel pero no ponen otro folleto/cartel/anuncio de cualquier otra cosa en su lugar, es decir, nos lo quitan porque les da la santísima gana.
Lo segundo, el cartel de las clases de Tai-Chi lleva ahí puesto como una semana, ¿por qué el nuestro dura, como mucho, dos horas?

Y ya, gracias por los comentarios. El tablón es, como buen dice Migeru, el del hall, el que está al lado de una estantería en la que se ponen los programas mensuales de actividades y demás. Efectivamente, Ermitaño Astur, puede pasar lo que tú dices, llegas tú con tu cartel y pides espacio para ponerlo, entonces el mío va fuera. Lo entendería, pero repito, eso no es lo que pasa. Nos lo quitan para no poner nada.
Y sí, estoy totalmente de acuerdo con lo de que tenemos un mal "pre-concepto" de lo público.

Por cierto, el viernes a las 19:30-20:00 pusimos uno nuevo en el mismo tablón. Hoy, domingo, aún estaba allí (se ve desde afuera). Seguro que mañana, nada más abrir, nos lo quitan.
Un saludo y gracias por los comentarios.
Plauto

Comentario recibido en Twitter acerca de este asunto dijo...

un misterio pues seguir poniendolos hasta que se cansen...no lo entiedo!!!!

Anónimo dijo...

Toy de acuerdu con Plauto y Migueru, detrás de esto hay una especie de mano negra que no está interesa en que la gente entre en esta página y se critique lo que haya que criticar igual que se defiende lo que hay que defender, sino no teníen por qué quitar esi folio.
¡Ánimo y a seguir con esta lucha! ¡Que no se os censure!

Anónimo dijo...

Esto ye en lo que estan convirtiendo algunos la democracia y la libertad de Expresión, toi seguru que el que quita eso si fuera pa él criticar algo que nun y gustase llenarialo todo de panfletos.Hay si Francu levantase la cabeza a algunu de estos harialu general y que dios nos tuviese confesaos.

ciudadanu

Ermitaño Astur dijo...

Con todos los respetos, me parece que exageráis demasiado, todo eso que aseveráis lo podéis probar de múltiples formas, formas tan simples como hacer un cartel de cualquier otra web, ponerlo del mismo modo allí y mirar cuanto dura...

Estoy seguro que no duraría mucho más que el del blog...

Sigo sin ver cruzada ni conspiración alguna del "mal" contra "el bien", más bien falta de formas a la hora de hacer las cosas,(como no pedir permiso en recepción, pues los buenos modales no están reñidos con la razón) y una intencionalidad de culpabilizar de un acto hipotético a un "ser conspiranoico en mi opinión inexistente", del cual intuis la identidad y no nombrais, me parece demasiado subjetivo todo y de poca seriedad, lo siento.

Reitero, como propuesta más objetiva, probad a poner cualquier otro cartel de cualquier otra página web, sin pedir permiso, y luego contadnos cuanto ha durado (si le sacáis fotos de todos los días que dura, con una cámara compacta que deje constancia de la fecha en la foto, mejor, la prueba, ya sea a favor o en contra, será más evidente.)

"Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias" (Marcello Truzzi)

Y porqué no, parafraseando también al gran Zenón de Elea:

"El movimiento se demuestra andando"

Suerte y un Saludo!!.

Migeru dijo...

Lamentablemente Ermitaño, yo mismo tengo pruebas de como las gastan ciertas personas, y podría darte nombres sin ningún problema, pero me han amenazao ya una vez, tal y como ya comenté anteriormente. Yo he pasado por una interesante amenaza por parte de gente del ayuntamiento de la anterior corporación y se como las gastán algunos.

Por ello respeto tu opinión pero me limito a reafirmarme y a contarte toda la historia de forma privada si quieres en cualquier momento que me veas por Mieres, que seguramente me conoceras porque yo aquí soy tan tonto que puse mi foto de perfil en lugar de comentar anónimamente como la mayoría, lo que pasa que a mi me gusta decir las cosas y que sepa que las he dicho yo.

Pongo de testigo, si me lo permite, a Plauto, que sabe mi historia y no dio crédito en su momento.

Un saludo.

Un saludo.

Plauto dijo...

Migeru, por supuesto que te permito que me cites de testigo y doy fe de que eso que ahora comentas en esta entrada me lo contaste en su día y que, efectivamente, me quedé sin palabras...
Ermitaño, acepto hacer ese experimento. Se admiten apuestas jaja.
Lo que sí que es cierto (lo estamos viendo en las estadísticas) es que hemos ganado en lectores -de momento, hoy miércoles, tenemos unas 120 visitas más que las que acumulaba edición de la semana pasada el miércoles pasado-.
El haber puesto carteles en sitios donde sabíamos que nos iban a funcionar (El Pedroso, por donde pasó mucha gente con motivo de Los Mártires, el paseo fluvial...) ha ayudado a que cada vez estemos más cerca de esos 2.000 lectores.
Un saludo, y, nuevamente, gracias por los comentarios.

DIOGENES dijo...

Estoy convencido que la desaparición continuada del cartel no es fruto de la casualidad o de sentirse molestos por no haber pedido permiso. Si es por esto ultimo me parece una estupidez y el ser muy delicados ¿Porque no se retiran otros? ¿Todos pidieron permiso? Lo dudo, lo mismo que dudo que en este sitio no conozcan la existencia de este blog. Resulta incomprensible que en la Casa de la Cultura actúen de esta manera con un sitio de participación ciudadana. Este es un lugar de encuentro y debate de gente con diferentes afinidades políticas. Gente próxima a la derecha, a la izquierda o, como en mi caso, que nos importa un carajo los unos o los otros pero que coincidimos en algo, en tratar de aportar nuestro granito de arena, con mayor o menor acierto, a las cosas que suceden o se hacen en nuestra ciudad y siempre desde el respeto de los unos a los otros. La amistad entre nosotros, las buenas maneras, el respeto y la educación casi siempre imperan sobre los ideales de cada uno, algo de lo que deberían tomar ejemplo.
Indudablemente existe gente que no acepta de buen grado las criticas de quien dicen representar y en algunos momentos actúan al mas puro estilo de los gángsters o de dictadorzuelos de medio pelo como, parece ser, le sucedió a Migeru.
En una ocasión estábamos un buen amigo y yo conversando sobre un dirigente político de este municipio. El personaje en cuestión lleva muchos años en labores de máxima responsabilidad y los dos lo conocemos personalmente. Ante mis criticas hacia la forma de actuar de el, mi amigo me previno de que tuviera cuidado pues resultaba peligroso atacarlo porque me podría hacer la vida imposible. Con nosotros se encontraba otra persona de edad avanzada y me dijo textualmente: "Ten cuidado con el pues fue vecino mío desde guaje y los padres son muy buenas personas pero el, además de un vago siempre fue un ....." ahí dejo la frase. Tampoco me preocupo mucho la advertencia pues en su día y en publico ya le dije lo que pensaba de el; como es lógico no me volvió a dirigir la palabra, tampoco me preocupa.
Por ultimo, amigo Ermitaño Astur y con todos mis respetos (espero que no te ofendas) tengo que hacerte unas correcciones sobre dos errores que estoy seguro cometiste por despiste y no por desconocimiento.
1º Marcello Truzzi (6 de septiembre de 1935 - 2 de febrero de 2003) fue un profesor de sociología en la Universidad de Eastern Michigan University y no dudo de que en algún momento pronunciara esta frase, pero no es de el. La cita ""Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias" es de David Hume, filosofo, economista e historiador escocés muy anterior a el (7 de mayo de 1711 - 25 de agosto de 1776)
2º La frase "El movimiento se demuestra andando" no es de Zenón de Elea, es de Diógenes de Sínope "el Cínico".
Zenón de Elea, matemático y filosofo, invento la demostración llamada Ad Absurdum y proclamaba que el movimiento no era real. En un discurso trató de probar que el rápido de Aquiles (de la Ilíada de Homero) no podría atrapar a una tortuga, pues cada vez que Aquiles se moviera, la tortuga se movería otro poco. A esto, Diógenes se levanto, se puso a caminar y dijo "el movimiento se demuestra andando"

Ermitaño Astur dijo...

En honor a la verdad, esas frases ya han pasado por tantas bocas, que puede resultar fácil equivocarse, y por supuesto te agradezco que lo consultaras para rectificarme ;)

Y voy a tener que quitarte en parte la razón, efectivamente me he liado con los autores, porque pese a conocerlos me he hecho un galimatías de tres pares... jajajaja, pero tampoco creo que sea de extrañar en cuanto a que la primera actualmente se le atribuye a Sagan, y la segunda intuía de quien era pero no estaba seguro, y lo miré mal... Vamos, pero en cualquier caso no tiene más importancia que la del hecho de que me gusta poner siempre la fuente de donde saco las cosas, no me gusta apropiarme de nada que no es mio.

En cuanto a lo demás, volver a expresar mi opinión al respecto de lo que has dicho, Diogenes, es reiterarme una y otra vez y caer en la pedantería si no he caído ya, así que casi mejor lo charlaremos un día cuando te vuelva a ver... ;D

Un saludo.

Anónimo dijo...

ermitañu, tuviste dandonos una clase de etica hablabes de exageraciones, aseveramientos, de ver conspiraciones, de probar les coses y quisiste danos clases con unes frases.
Pero que resulto al final?, pues que copiaste mas, que te equivocaste y yo dejo una pregunta, ¿nun sera que el equivocau en realidad yes tu y no los acusaos?, un saludu.

ciudadanu.

Ermitaño Astur dijo...

Con todos mis respetos Anónimo, creo que no debo entrar en este "juego" que me propones, tan subjetivo como la interpretación de cualquiera de las opiniones que aquí se hayan vertido.

Pero si para ti es de satisfacción personal banalizar mi opinión por unas "erratas" de las que humildemente he dado fe, y realmente crees que mi intencionalidad es perder mi tiempo e "ignorancia" tratando de aleccionar a alguien, para ti la moneda...(creo que de poco o nada me serviría intentar convencerte de lo contrario).

Igualmente permiteme que no entre a valorar tu escrito profundamente, pues creo que sería abandonar el tema para entrar en valoraciones interpersonales poco o nada interesantes y esclarecedoras, al fin y al cabo un (off Topic).

Un saludo cordial.

PD: Pido disculpas a Plauto si en algo cree que he faltado al respeto o he "acusado" a alguien, no creo que esa sea la correcta interpretación de mis escritos, al menos no en mi intención.

Por mi parte tema finiquitado, un saludo y gracias a todos.