14/10/11

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: Especial "En poco tiempo..." (II)

Con el paso del tiempo (y con unos cuantos millones invertidos en ello) el C.P. “Santiago Apóstol”, con más de un siglo de historia a sus espaldas cambió el color verde de su fachada por un marrón claro. Su patio se cubrió, al igual que ocurriría con el de otros colegios del concejo.


Otro centro escolar que también vivió cambios en los últimos años fue el “Bernaldo de Quirós” que pasó, en menos de un lustro, de tener un aulario deplorable (el conocido por muchos como “los arcos”) a contar con uno de los más modernos de Asturias, según se manifiesta desde el centro. La inversión en el nuevo aulario y la restauración del palacio de Camposagrado ascendió a más de seis millones de euros.



Y también con una gran suma se logró eliminar las piscinas al aire libre que había en Vega de Arriba y que fueron reemplazadas por una piscina climatizada. La piscina de la imagen antigua se llenó de arena y se usó durante un tiempo como cancha de voley-playa. Ahora está abandonada.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Anda que no se envolsaron poco los dirigentes de una de esas obras con ella. Menudo engordamiento!

Anónimo dijo...

Corru corru corru, a eso huele una de eses obres!

Anónimo dijo...

Con lo guapes que taban las viejas piscinas, siempre taba lleno de gente. Ahora no hay ni una piscina curiosa al aire libre. Lo único que hay en Mieres son gimnasios y polideportivos mal llevados con poca gente en cada uno y precios caros para las cuatro actividades que ofertan.

DIOGENES dijo...

Amigo Plauto, siempre nos pides que seamos respetuosos y sabes que siempre procuro serlo pero en esta ocasión no puedo evitar cabrearme y ponerle adjetivos, no insultar, al que hizo tal aberración con las piscinas. Espero que sepas perdonar mi tono.
Al descerebrado que se le ocurrió rellenar de arena las piscinas después de haber gastado un dineral en hacerlas privando a los mierense, sus legítimos propietarios, de su disfrute, tendrían que obligarle a pagar de su bolsillo el volver a acondicionarlas. además como castigo, por asno, tendrían que hacerle quitar a el toda la arena con una pala y un cubo de los que emplean los niños en la playa y después que la llevara a la espalda, cual burro de carga, para otro sitio. Es lo que tiene tener a acémilas de este calibre en cargos donde nunca deberían de haber estado por incompetentes y por creerse dueños y señores de lo que no es de ellos sin enterarse que no pueden hacer lo que les viene en gana. No se quien fue el responsable y que oscuros intereses le llevaron a esta estupidez, pero seguro que si lee esto se cabreara como una mona loca, pues bien, si no le gusta mi comentario que se jo....a Espero que este incompetente no ocupe otro cargo publico.
Pido perdón por mi cabreo, pero me encienden este tipo de despropósitos que desgraciadamente son muchos, como este, los que se hicieron en Mieres.