28/10/11

ENTREVISTAS... 'Juan Fernández', antiguo trabajador de Diasa Pharma

Hace unos días tuvimos la oportunidad de conocer a uno de los antiguos trabajadores de Diasa Pharma, la empresa farmacéutica ubicada en La Cuadriella que cesó su actividad hace un par de años y que, en estos momentos, se encuentra en pleno proceso de liquidación y concurso de acreedores que hagan que las instalaciones vuelvan a funcionar. No quisimos desaprovechar la ocasión y le hicimos varias preguntas sobre la empresa, su ayer, su hoy y su mañana.

Lo único que nuestro entrevistado nos pidió fue que no saliese su nombre en la entrevista, por ello hemos decidido presentarle con el seudónimo de 'Juan Fernández'.


Diasa iba a ser la pita de los huevos de oro para un valle como Turón, para Sadim y para sus accionistas”


-¿Cuánto tiempo estuvo trabajando en Diasa?

Pues estuve desde el 2004-2005 que abrió la empresa hasta el final, en el 2010.


-¿Qué condiciones de trabajo se daban en la fábrica?

Buenas condiciones al principio, pero al final dejaron de serlo. El Ministerio de Sanidad nos abrió incluso un expediente por ilegalidades en la cadena de producción. Recuerdo que salió en prensa y todo y que la empresa dijo que se trataba de un fallo, de que los últimos medicamentos habían sido fabricados con materias primas caducadas. En fin, con eso se ve todo.


-¿Por qué cree que Diasa no llegó a buen puerto?

Sonará a tópico, pero para mí la culpa estuvo en los accionistas de la empresa, en especial en Manuel Adenso. Diasa iba a ser la pita de los huevos de oro pa un valle como Turón, que sin las minas quedó en nada, pa Sadim y para sus accionistas. . La planta recibió una inversión de 3 millones y medio de euros de fondos mineros y al principio la cosa funcionó: se habló de exportciones de medicamentos, de contratar a más gente… Pero en 2009 dejaron de pagarnos los salarios. El primer mes que esto pasó desde la dirección nos dijeron que iba a ser algo “puntual” y que era culpa de Sadim-Hunosa, pero pasaron más meses y los salarios iban acumulándose, Sadim ya no tenía la culpa, la culpa era de Adenso. La junta que pusieron en el 2009 para salvar la fábrica empeoró más la situación de una empresa que agonizaba. Fueron unos meses muy duros para la plantilla.


-¿Cuántos trabajadores llegó a tener la planta?

Unos 120 o así, en la época álgida pero al final solo quedamos 20. Dio trabajo sí, pero ese trabajo no duró.


-¿Cree que pronto se encuentre un inversor que ponga a funcionar nuevamente las instalaciones?

Lo dudo mucho. La crisis no permite que alguien acceda a comprar semejantes instalaciones y contrate todo el personal necesario para mantenerlas funcionando.

Diasa será, dentro de unos años, una fábrica abandonada como Los Mallos o como La Agustina.


-Y ya por último ¿a qué se dedica usted tras el fin de la fábrica?

Hago algunas chapuzas por las que cobro y poco más. En mi casa vivimos con el sueldo de mi mujer.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Una lástima lo que pasó con esta empresa, todo lo que le vino fue única y exclusivamente por los administradores. ¡Y que se tirasen tantos millones de fondos mineros en esto! El Adenso este debería de devolver céntimo a céntimo todo lo que se les dio, en subvenciones y demás.
Ánimo a los trabajadores y suerte.

Loly dijo...

los trabajaadores de diasa son un ejemplo de tarbajadores que lucharon hasta el fginal para salvar sus puestos y a la propia empresa con manifestaciones y protestas.. ojala que la fábrica vuelva a arrancar y que cuenten con ellos
un saludu

Anónimo dijo...

Dinero tirado ya que la mayoria de las empresas con este tipo de subvenciones han fracasado. Alguien deberia de pagar por esto. Quienes fueron los que decidieron que estas empresas eran viables? Y si lo eran, porque no se les ha hecho un seguimiento para impedir que terminasen d esta manera? En estos temas quienes pagan el pato son siempre los trabajadores, los de arriba suelen estar bien cubiertos. Habria que revisar toda la legislacion sobre este asunto.

Anónimo dijo...

ye increible que no haya habido ya ni un juicio relaccionado con malversación de fondos mineros

Anónimo dijo...

Juan dice que en la época álgida de Diasa llegó a tener unos 120 trabajadores. Personalmente yo diría que había ese número de personas en nómina, pero trabajar lo que se dice trabajar, no se trabajaba demasiado, entre otras cosas por que la empresa no vendía nada. No vendía lo poco que fabricaba, no vendía lo que compraba a terceros para revender (por ejemplo la anestesia dental), incluso le costaba encontrar Laboratoríos farmacéuticos que quisieran fabricar en sus instalaciones.
Básicamente no se vendía nada, por tanto no entraba dinero y el cierre se veía venir.
La culpa por su puesto fue de Adenso, que era un tipo que no tenía ningun tipo de experiencia en el mundo farmacéutico y consiguió liar a la administración para que le finaciase su "sueño". Es como si yo consigo que me financien una fábrica de coches, pero no tengo experiencia previa en fabricar coches.

Anónimo dijo...

se comentaba en la provincia que la plantilla de diasa pharma contaba con un grupo de profesionales enormemente cualificado sobre todo en laboratorio produccion mantenimiento y limpieza. se llegaba a decir que estos eran como un ferrari en la F1.en lo que, segun fuentes fiables, la empresa cogeaba de manera alarmante era la gestion contabilidad y direccion de planta sobre todo...