15/6/12

ACTUALIDAD DE LA SEMANA

La Montaña Central: futuro nublado
*IMAGEN: Local del Consorcio en Mieres.
Un año parado lleva el Consorcio de la Montaña Central La elección del gerente así como su sueldo provocó una crisis interna de la que el organismo aún no se ha levantado. El Alcalde de Morcín y presidente del programa «Leader» de la Montaña Central, el socialista Jesús Álvarez Barbao, exigió al presidente del Consorcio, Aníbal Vázquez que «desbloquee de una vez el organismo, porque estamos perdiendo un tiempo precioso para trabajar». «Si no vamos a hacer nada con un organismo que puede llegar a ser muy útil, será mejor que lo desmantelemos», afirmó el regidor de forma irónica.
El responsable morciniego aseguró que «se ha puesto en duda la rentabilidad y la viabilidad del Consorcio, sobre todo desde el PP y desde Foro Asturias en los diferentes concejos, y para nada es así». «Tenemos que ser ambiciosos con el Consorcio, ahora más que nunca, y que sea una entidad que nos sirva a los concejos para ahorrar costes y salir adelante», indicó Barbao.

Sí al Consorcio de la Montaña Central, pero girando su orientación y con el apoyo del Principado. Esa fue la respuesta de Aníbal Vázquez a Barbao, que indicó que, «desde el momento en que me convertí en presidente del Consorcio de la Montaña Central, mi voluntad ha sido «empezar a trabajar en la reorientación de esta entidad». Y para desentrañar la parálisis actual reclama al Barbao «que haga memoria y recuerde a qué se debe la actual situación de bloqueo, ya que las causas son conocidas por todos y en ningún modo achacables a la actual presidencia del organismo». Aníbal Vázquez aseguró que las palabras de Barbao denotan un cambio de postura que valoro de forma positiva. «Ante esta postura clara del PSOE, es el momento perfecto para reivindicar del Gobierno autonómico las acciones que le corresponden», dijo Vázquez, quien añadió: «Estoy seguro de que Javier Fernández no va dejar de lado las peticiones de sus alcaldes en relación a la Montaña Central».

Encierro en la Thyssen para evitar el ERE
*IMAGEN: Factoría de ThyssenKrupp Norte.
ThyssenKrupp Norte, una de las compañías emblema de la reindustrialización de las Cuencas, puso en marcha el expediente de regulación de empleo (ERE) que está previsto que afecte durante los próximos nueve meses a 181 trabajadores, según apuntaron fuentes de la dirección de la factoría de escaleras mecánicas y pasillos rodantes de Mieres. De momento, 50 trabajadores ya están en el paro, según confirmaron desde el comité de empresa.
La dirección de ThyssenKrupp Norte y el comité de la planta del polígono de Baíña pactaron las condiciones del ERE en tres de los quince días establecidos por ley para alcanzar el acuerdo y tras el visto bueno de la autoridad laboral comenzó ayer a aplicarse. El expediente se extenderá durante un máximo de nueve meses y podrá afectar a un total de 181 trabajadores, el 60% de la plantilla de la factoría mierense. Permanecerán regulados un máximo de tres meses y la compañía les garantiza el cobro del 85% del salario bruto diario.

Un grupo de 16 trabajadores de la planta, ante esto, ha iniciado un encierro en las instalaciones del polígono de Baíña para reivindicar que la patronal anule el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará durante los próximos nueve meses a 181 trabajadores de la planta, dedicada a la fabricación de pasillos rodantes y escaleras mecánicas.

La multinacional alemana anunció que fabricará 46 pasillos rodantes destinados a un cliente de La Meca, en Arabia Saudí, y que el pedido, que se fabricará en la planta de Baíña, en Mieres, «podría asegurar la carga de trabajo del 100% de la plantilla para los próximos dos meses y medio». Según indicaron desde la compañía, el cliente ha solicitado la fabricación de los pasillos «en un tiempo récord, tres meses y medio para un trabajo, cuyo tiempo de producción habitual es de cinco». Además, el pedido se debe realizar en período estival.

Los 13 miembros del comité de empresa de ThyssenKrupp Norte y los tres delegados de UGT, CSI y CC OO permanecen encerrados en las oficinas de la factoría de Mieres para exigir que se retire el expediente de regulación de empleo (ERE).

El nuevo proyecto del Cuartel, aceptado por los vecinos

El Ayuntamiento de Mieres ya recibió el nuevo proyecto para el cuartel de la Guardia Civil de Mieres, que además cuenta con el respaldo de la plataforma vecinal constituida para protestar contra el documento técnico inicial. Finalmente, se ha llegado a una solución intermedia: ni estará en el extremo sur de la actual parcela, como en un principio había proyectado el Ministerio del Interior, ni tampoco en el centro, manteniendo la ubicación del viejo edificio, como pretendían los vecinos. El nuevo acuartelamiento quedará ubicado en el extremo norte de la parcela, el más cercano a la Avenida de Méjico, de forma que se salvarán algunos aparcamientos, zonas verdes y el parque infantil.Aníbal Vázquezexplicó a los vecinos de la zona en una asamblea que el citado documento «es todo lo que vamos a obtener de Interior».además que con el nuevo planteamiento se perderán «unos 43 aparcamientos», pero por contra, el Ayuntamiento «recibirá una parcela, cedida por Interior, de 2.000 metros cuadrados, donde hacer un parque infantil y zona verde». Además, el alcalde destacó «el interés demostrado por el Ministerio en hacer el cuartel, con contacto continuo. En este sentido, desveló que ya hay una partida de 170.000 euros presupuestada para la demolición del anterior edificio, trabajos que comenzarán una vez que el Gobierno solicite la licencia de obra.

El portavoz de esta plataforma vecinal, Miguel Ángel Menéndez explicaba Hemos aceptado el proyecto porque se nos dejó claro que es lo que había, pero nos sentimos engañados, porque no es lo que queríamos en un principio». Esta resignación era compartida ayer por muchos vecinos, que aseguraban: «Tuvimos que aceptar el mal menor. O eso o nos quedábamos sin cuartel».

FIMI: menos visitas y menos ventas
*IMAGEN: Interior del certamen.
El concejal de Desarrollo Económico y Empleo de Mieres, Gabriel Hernando, reconoció, sin aportar datos numéricos concretos, una notable caída de visitantes y de ventas durante la muestra. Esta situación ha hecho que el Gobierno local se replantee el enfoque de la Fimi en los próximos años.
Hernando admitió que, «durante esos días, ha habido un menor número de visitas que en ediciones anteriores, y también los comerciantes han registrado un menor número de transacciones». Además, el edil de IU-LV argumentó que «también nos ha hecho mucho daño la huelga del transporte, ya que desde el Ayuntamiento ponemos un servicio gratuito desde Mieres al recinto de Nuevo Santullano, que no se pudo dar por culpa del paro». La huelga también mermó la llegada de visitantes de la comarca del Nalón «desde donde se ponen autobuses hasta la Feria».
Gabriel Hernando aseguró que «en los dos últimos días del certamen, se notó un crecimiento en la afluencia de visitantes respecto al resto de la semana» y añadió que «con los medios que contamos y con los inconvenientes que nos encontramos, nuestra valoración es que al final salió una edición de la feria muy digna y bastante completa, con presencia de diversos sectores».


Los chiringuitos siguen dando de que hablar…

Los vecinos de la zona de la Plaza de La Libertad, lamentan la prontitud con la que se han quitado los bancos y columpios del parque para dejar paso a las carpas. Las asociaciones vecinales de la calle Covadonga y de La Villa criticaron ayer que «se haya desarmado el mobiliario con mucha antelación antes de montar los chiringuitos y sin previo aviso».
«Este Gobierno local está haciendo los mismo que el anterior, dejando a los vecinos sin los bancos y a los niños sin los columpios», afirmaron los portavoces de los colectivos, que agregaron que «deberían desmontarlo y montar las carpas un día antes de empezar. Da tiempo de sobra para hacerlo».
La instalación de los siete chiringuitos, que se abrirán el viernes 15 y permanecerán operativos hasta el día 24 ya comenzó ayer, con la colocación de las primeras carpas.

No hay comentarios: