30/11/12

A PIE DE CALLE: Librerías (I)

Para mí las librerías son una parte esencial de mi vida. El motivo es más que obvio: leer es uno de mis pasatiempos.
Esta semana me he propuesto hablarles de las librerías que tenemos en el concejo recogiendo las más destacadas del mismo (algunas de las cuales venden también prensa o gominolas, entre otras cosas).
Dado que el precio de los libros es en muchos casos un precio fijado de antemano por la editorial, es complicado apreciar diferencias de precio entre las distintas librerías y si las hay, no son más que unos céntimos arriba o abajo.
Lo mismo ocurre con la prensa… Periódicos y revistas cuestan lo mismo en todos los sitios.
Por esos motivos me voy a centrar más en analizar el trato al cliente, la rapidez en conseguirte lo que buscas, otros servicios que prestan... a la hora de puntuar y comentar.
-Librería Guay (c/ Carreño Miranda, 3). Llevo siendo cliente muchos años y me encanta, porque tienen de todo. No es solo un kiosco-librería, sino que también te hacen fotocopias, te revelan fotografías, imprimen, tarjetas de transportes… y es un lugar muy atractivo para los que tenemos niños, con el mono siblón a la entrada que les gusta mucho y también con muchos libros infantiles que no se suelen encontrar fácilmente en otros sitios. Mucha gente comenta que a la hora de hacer reservas de libros de texto es más barato que en otros sitios.
-Librería “La Pilarica” (c/ Doce de Octubre 40/ c/ Valeriano Miranda, 5). Han apostado fuerte con la librería de Valeriano Miranda, con dos pisos de tienda, arriba librería y abajo papelería. Las últimas novedades están en el escaparate de la librería desde el día en que se ponen a la venta. Lo cierto es que tras la desaparición de “La Cultura”, han ocupado ese primer puesto de entre las librerías del concejo aunque, como he visto en más de una ocasión, no admiten cambios de libros, en cuyo caso te dan el típico vale por su importe. Mucho fondo bibliográfico en lo que se refiere a literatura juvenil.
-Librería “Mercantil” (c/ Jerónimo Ibrán, 8). Se encuentra ya, desde unos meses, en liquidación por jubilación de María Luisa, su propietaria. Es una de las librerías ‘históricas’ y siempre me ha gustado, más que por los libros, por una serie de juegos y cosas de coleccionismo que vendía a buen precio. Igualmente, fue la primera librería en vender objetos (bolígrafos, rotuladores…) hechos con papel o cartón reciclado. También destacaría la gran oferta que tenía de estilográficas y plumas así como de otros objetos que a mí me encanta regalar (y que me regalen).  
-Librería “La Torre” (c/ Martínez de Vega, 13). Esta es una librería “in stricto sensu” y destacaría de ella la gran bibliografía que tiene acerca de arqueología industrial y minera así como en temas relacionados con Asturias. Se echa en falta a Cundo, pero por lo demás, la librería sigue estando como siempre y conserva ese ‘espíritu’ de librería que yo solo he visto en esta y en “La Cultura”.

*Por razones de espacio, la próxima semana continuaré con las librerías “Trisquel”, “La Rotonda”, “Peluche” y “Aida”.
Ha sido muy difícil poner las notas, hay mucho nivel… Allá van:
-Librería “Guay”: 9,2
-Librería “La Pilarica”:9
-Librería “Mercantil”:9
-Librería “La Torre” : 9,2
-MONTERDE-

4 comentarios:

Anónimo dijo...

poner la máxima puntuación como LIBRERÍA a "Guay" me parece un despropósito

Anónimo dijo...

Sintiéndolo mucho, para mi, el Kiosko guay no es una librería, si por vender libros ya lo consideras una librería, tendrías que haber puesto otros kioskos que venden libros, y con mas variedad, aparte que te volviste a olvidar de la librería del Eroski.

De las demás puntuaciones, estoy de acuerdo, aunque quizá no le daría tanta a La Torre, pues, antes por lo menos, si no tenían un determinado libro, eran capaces de decirte que no existía, sin mirarlo siquiera, como alguna que otra vez me paso a mi.

Pluma Blanca. dijo...

Querido Monteverde, discrepo profundamente contigo en lo que es una librería y también en lo que es espíritu de librería o de libreros. Que conste que soy cliente de casi todas las "librerías" del concejo por mi incesante adicción a la lectura, tanto de novedades como de libros raros o curiosidades, pero en ninguna de ellas existe ese duende de los libros. Tan solo en el establecimiento de Valeriano Miranda, puedes en el segundo piso, ojear, curiosear y sentir el libro en tus manos antes de comprar, como bien dice uno de los anteriores anónimos te olvidaste del Eroski, donde también se puede ojear los libros y mucho más importante, los niños pueden tener a su alcance muchos volúmenes para descubrir (solo espero que los padres sean consecuentes y responsables de ellos, para que los libros se cuiden al máximo).
En cuanto al espíritu librero, desde luego no lo tiene nadie, hay empleados y dueños muy amables, que te ayudan si no sabes o te orientan acerca de lo que comprar, y otros no tanto, pero la palabra LIBRERO así con mayúsculas de verdad que no lo veo.
No voy a entrar en tus valoraciones, porque como ves yo no cito el nombre de ningún establecimiento en particular, aunque creo que no se debe actuar de manera tan subjetiva, calificando con la mayor nota al lugar del que somos clientes, por muy atractivo que nos parezca,( que seguro que lo es, yo también lo conozco), porque creo que este tipo de valoraciones debe ser escrupulosamente objetivo ya que pueden hacer mucho daño, y creo que se persigue totalmente lo contrario, que se conozca nuestro comercio.
Espero que mi comentario no te parezca una crítica al uso, los que conocen mis comentarios en el blog, saben que el respeto es mi lema, solo es una humilde opinión, que desde luego puede ser equivocada. Un saludo.

Pluma Blanca. dijo...

Perdona, que no puse tu nombre correctamente, Monterde. Mil disculpas.