29/12/12

LAS CRÓNICAS DE PLAUTO: Raras exenciones de impuestos (II)

Les hablaba hace unas semanas de formas un tanto peculiares de evadir determinados impuestos municipales.
Recuerdo que les prometí segunda entrega, y como estamos en la edición nº 200, ese va a ser mi regalo…

Junto a las dos anteriores, existe otra forma de librarte de pagar el recibo del agua (mejor dicho, existía ya que en 2013 dejará de hacerlo), aunque para ello se debía cumplir una condición: haber sido trabajador del Ayuntamiento y estar jubilado.
No obstante, las ordenanzas establecían y establecen que las personas que tuvieran un salario inferior al salario social básico deben abonar unos 0,03 €.
No es de extrañar que los jubilados hayan protestado en el Pleno de este mes con el fin de evitar pagar el agua... ¿No?
Igualmente tampoco entenderé nunca que los vehículos con una antigüedad superior a 25 años dejen de pagar la viñeta o impuesto sobre vehículos de tracción mecánica. Lo entendería si, por ejemplo, el coche en cuestión va para un museo, pero si sigue circulando por las calles y carreteras lo lógico es que su propietario pague un impuesto que se dedica precisamente a eso, a gravar el tránsito de vehículos por los viales públicos. En fin, sin comentarios.

Pues creo que por esta semana, bastó. He sido breve, pero ya saben, lo breve si bueno… Los veo en 2013.

No hay comentarios: