22/12/12

USTED DENUNCIA: Un edificio construido con materiales de baja calidad / Una zona donde el tráfico debería ser reorganizado

Antes de mostrar los documentos de esta nueva entrega, recordarles, que pueden enviarnos sus vídeos, links, audios, presentaciones en Power Point, imágenes y escritos a elblogdelmierense@gmail.com, poniendo en el asunto la palabra ‘denuncia’.
Junto con el documento debe de adjuntarse una pequeña explicación de lo que se muestra en el mismo.

Empezamos con Alba, una lectora que no entiende “cómo ni quién construyó un edificio tan chapucero como el del recinto ferial de Nuevo Santullano”. Ella nos comenta “vivo con vistas a él, y os puedo decir que siempre que hace algo de aire, se levanta alguna de las uralitas del ‘tejado’, si llueve hay unos goterones tremendos, como pasó hace unos años en la feria de junio, y el letrero luminoso que tiene de cara a la autopista alumbra a medias”.
Continua diciéndonos que “será muy vanguardista y el diseño bastante llamativo, pero los materiales con los que se construyó eran y son malísimos, y si hubiera sido una comunidad de vecinos, ya hubieran demandado al constructor”.

Seguimos con Berto, que vía mail nos habla de “lo mal organizao que está la entrada de la c/ Gijón pa los autobuses”. Se explica señalando que “allí paran muchísimos autobuses: el Emutsa, el Enferbús, Alsas, Alcotanes, y lo que hacen ye la mayor parte de les veces parar en donde no está señalada la parada, bloqueando la calle en tanto cogen y dejan gente, y luego estorban mucho dos o tres plazas de aparcamiento en ese lugar, debería organizarse mejor”.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hombre... con todos mis respetos, creo que se debería corroborar, filtrar, o simplemente darse una vuelta por el sitio de la denuncia, y ver por los propios ojos del redactor de esta sección alguna de las "denuncias" que aquí se detallan.

Me refiero en este caso a la realizada por el lector Berto, con respecto a la "desorganización" de la entrada de la C/Gijón, de la cual hace compromisario directo a la parada de "muchísimos" autobuses para subir y bajar viajeros.

Mire Ud., Señor Berto:
es cierto que en zona es bastante transitada por parte de los autobuses, tal y como Ud. indica. Pero de la misma manera que le doy la razón en eso, tengo que quitársela TAJANTEMENTE al Ud. afirmar que la culpa de dicha desorganización y demás es de ellos mismos. NADA MÁS LEJOS DE LA REALIDAD.

La culpa, señor mío, la tienen todos esos vehículos MAL APARCADOS en dicha zona; ya que recordemos que existe una amplia zona de prohibición de estacionamiento, tanto en la acera próxima al cuartel, como de un trozo justo en frente de la misma, y bien delimitado por pintura amarilla.

¿Pero qué hacen los conductores de dichos vehículos? Pues simple y llanamente se la pasan por el forro: coches en doble y ¡triple! fila aparcados en dicha calle, parada del autobús ocupada, etc. etc.

Luego claro: llega el autobús, y no tiene otra que parar FUERA DE SU PARADA por culpa de estos irresponsables.

¿Cuánto cree Ud. que un autobús de línea necesita para subir y bajar pasajeros? Como si vienen 20 al día... Si tuvieran su espacio reservado ni se estorbarían entre ellos. Pero claro... su espacio está ocupado, y ellos tienen que buscarse la vida.

Dicho esto, le recomiendo fijarse un poco más antes de abrir la boca y hacer denuncias gratuitas en este medio.

Mejor aún: métase con la policía local y denuncie que no hacen bien su trabajo; que se pasen por allí cada media hora, libreta en mano. Ya verá Ud. qué pronto se acaba el problema.

Migeru dijo...

Totalmente de acuerdo con el comentario anterior.

Anónimo dijo...

Coincido en que ahí el problema está en que los coches aparcan mal, no en que lo buses entren mal.

Anónimo dijo...

(*) Que gracia me fai lo del recintu ferial jajajaja, que chapuza.....

Sent on 12/23/2012 21:12

Anónimo dijo...

estoy de acuerdo con estos comentarios y deberian concienzarse los automovilistas de los perjuicios que suponen, en muchos ocasiones, estacionar en las paradas de autobuses tanto a conductores como a viajeros, impidiendo el buen acceso a los autobuses.