25/1/13

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: Edificio de la Telefónica

Los nostálgicos recordarán de seguro un edificio de la c/ Manuel Llaneza de tres plantas y con la entrada justo en la esquina entre esa calle y la c/ Jerónimo Ibrán. Sí, el edificio de la Telefónica, o la Telefónica, a secas.
En él operó la compañía de telecomunicaciones, la única en España hasta no hace mucho, desde los años 50 y hasta los años 80, cuando se trasladó a las oficinas de la c/ Luarca.
El edificio fue demolido en la década de los 90 para tristeza de muchos nostálgicos.
La imagen número tres corresponde a una de sus dependencias. 

5 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cómo no vá a entrar la nostalgia? Todos los que tenemos mas de 50 recordamos cuando Mieres tenia unas edificaciones preciosas, nada que envidiar a la estética de las llamadas "Casas indianas" . Pasó a ser una villa típicamente industrial donde la vulgaridad de los nuevos edificios todavía está vigente.

Xurde dijo...

Y los de menos de 50, amigu anónimu, que yo con casi 27 veo estes fotos y dame pena ver la arquitectura qu'enantes teníemos en Mieres y la que tenemos agora.
Sludos.

Anónimo dijo...

La vulgaridad de los edificios de la segunda mitad del XX se ve una vez más en el caso de la Tele´fonica, mirad qué edificio tan guapu tenía antes, y mirad el que tien ahora, que parez una carcel.

Balán dijo...

Vale, hubo una época (finales 80 principios de los 90) en la que se derribaron el Novedades, el Capitol, el edificio de la Telefónica y no sé cuántos más edificios emblemáticos por los que todos sentimos nostalgia cuando los vemos en fotos de antaño.
Mi reflexión o pseudopregunta es, ¿creéis que, yo que sé, en 100 años, nuestros bisnietos sentirán la misma nostalgia cuando se comiencen a derribar edificios que hoy vemos como 'modernos', para construir edificios acordes con el Mieres del s. XXII, que sabrá Dios cómo será?
¿Créeis que nuestros bisnietos sentirán la misma nostalgia que nosotros cuando vean una foto de Santa Marina de hoy en día, convertido en el s. XXII en un barrio futurista?

DIOGENES dijo...

Se derribaron tantas joyas arquitectónicas en Mieres hasta prácticamente su extinción que causa dolor ver fotografías de antaño. Lo que se hizo en esta ciudad, en este tema, fue un autentico crimen para favorecer a los constructores y a saber que otros oscuros intereses hubo detrás.
Balan, probablemente las generaciones que nos precedan no sentirán nostalgia por lo que no conocieron pero ten por seguro que sentirán rabia, dolor e incomprensión porque nosotros, sus antepasados, destruyéramos tanto patrimonio del que podrían disfrutar.
Si todos pensáramos de esa manera, que nadie va a añorar lo que no conoció y que por lo tanto se puede destruir no hubieran llegado hasta nuestros tiempos autenticas maravillas que perduraron a lo largo de los siglos y que hoy disfrutamos y admiramos.