29/3/13

A PIE DE CALLE: Comercios emblemáticos (II)

Tenía pensado dedicar tres semanas a ello, a recordar o hacer un pequeño homenaje de algunos de los comercios más emblemáticos de Mieres que ya no están con nosotros. Sin embargo y por estrategias de edición se van a quedar en dos. Por ello me he visto obligado a recordar únicamente diez de esos emblemáticos comercios. Haber hay muchos más que merecen una reseña en este apartado, pero el espacio es el que es y ya les digo, pensaba estar tres entregas con esto pero finalmente serán dos. No obstante, ya saben que cualquier comentario es bienvenido. Vamos a por los de esta semana:
-“Salat” (c/ Armando Palacio Valdés): ¿quién no se acuerda de este comercio? Los ultramarinos de toda la vida en Mieres se llamaba “Salat”. Haber había unas cuantas tiendas más de ese tipo (como “Delgado” y un largo etcétera), y de hecho algunas se conservan hoy en día.
Recuerdo que tenía de todo, muy bien ordenado y unas cajas registradoras un tanto peculiares o curiosas que no volví a ver en ningún otro establecimiento.
-“La Casa Verde” (c/ Jerónimo Ibrán): no me refiero a la clínica dental, dirigida por el hijo de estos señores del comercio del que voy a hablarles ahora, sino de una mercería pequeña en sus orígenes (algo más tarde, cuando la casa donde estaba fue derribada y se construyó un edificio, el local aumentó). Aquí me tocó entrar miles de veces, primero con mi madre, luego con mi mujer. Todo tipo de hilos, encajes, bordados, pasamanerías… se encontraba en este negocio cerrado no hace muchos años.
-“Helados Oria” (c/ Manuel Llaneza): su pequeña heladería es un recuerdo de lo más dulce de nuestra infancia y adolescencia. Oria y su marido (no recuerdo ahora el nombre) fueron durante décadas los heladeros por excelencia de Mieres. Con su quiosquín en la entrada del Parque Jovellanos (estaba donde hoy está un quiosco de taxis o algo así) endulzaron la vida de miles de mierenses y para algunos, como yo y muchos de ustedes
-“La Casa de la Radio” (c/ Guillermo Schultz): donde hoy se encuentra una vinoteca con nombre del dios griego de las fiestas y el vino, antes había un negocio que según me contaban mis padres empezó comercializando con radios, uno de los grandes inventos del siglo XX, y que con el paso del tiempo hubieron de modernizarse y pasar a vender distintos pequeños electrodomésticos, lámparas… Cerró hace ya bastantes años.
-“Librería Universal” (c/ La Vega): de entre las cuatro o cinco librerías que han cerrado en los últimos años en Mieres, tendemos siempre a recordar a la Cultura, pero no podemos olvidarnos de otra como la Universal.
Libros, material escolar, prensa local, nacional e internacional diaria (era el único sitio de Mieres donde encontrabas “Le Monde” “The Sun” o, incluso, “Il Observatore Romano”. Todo ello en un local que no era demasiado grande, al contrario, era pequeño y con una especie de altillo. Recuerdo también las letras colgando de la fachada del edificio donde se ubicaba al más puro estilo de “La Innovación”.
Con estos cinco acabo este repaso por algunos de los comercios más emblemáticos de Mieres. No me gustaría eso sí, dejar sin mencionar algunos otros que ya no están y que si hubiera tenido más tiempo y espacio hubiera homenajeado con más detalle: Bazar “El Pilar”, Librería “Fueyo”, Librería “La Mercantil”, Droguería “Marcelino”, una zapatería que había en la Numa Guilhou cuyo propietario era leonés y su nombre no recuerdo, Muebles “Hernández”, Muebles “Grech”, Modas “El Trébol” y un largo sinfín de nombres. 
*Imagen extraída del Facebook "Mieres, años 80 y 90" del gran José Ramón Viejo Sáez. 

1 comentario:

Anónimo dijo...

Oria, un recuerdo de mi niñez... ¿Qué habrá sido de esta mujer, tan atenta y maja que era?