9/3/13

ASTURIAS 2.0: La generación perdida asturiana

Analizando los datos que arrojan los datos de paro juvenil del año pasado en Asturias y que parecen no cambiar su rumbo, estos muestran cifras inasumibles para el progreso de la economía de nuestra región.
Es curioso pero según fuentes que he consultado en Sadei (Sociedad Asturiana de Estudios Económicos e Industriales) el paro juvenil en Asturias en la franja de edad entre los 20-24 años en el cuarto trimestre del año 2012 es del 53,6%.
Estas cifras demuestran que la generación mejor formada y mejor preparada desde el punto de vista de la cualificación profesional se va a enfrentar a un mercado difícil con problemas severos para encontrar su primer empleo, entre los que se suma el posible desmantelamiento de algunas empresas como la Fábrica de Armas, el fin de la minería, la menor oferta pública y además el más que posible éxodo de gran parte de los jóvenes de nuestra región a otras regiones de nuestro país y muy probablemente al extranjero en busca de nuevas oportunidades.
No me gusta ser una bola de cristal pero gran parte de las proyecciones económicas apuntan a que la economía asturiana tardará años en recuperarse del hundimiento en el que se encuentra.
Los titulados con carrera son los que pueden aspirar con un poco de suerte a algún empleo en otras regiones españolas, pero con casi toda probabilidad será más que necesario que los jóvenes cualificados en FP y títulos universitarios aprendan inglés porque el futuro por duro que parezca se va a encontrar en el extranjero, ya sea en América Latina, Alemania, Australia incluso Canadá donde se está produciendo una fuerte demanda de empleo.
Analizando dichas observaciones da la impresión de que las juventudes de los distintos partidos políticos en el Principado de Asturias no se interesan por los problemas de la juventud, de hecho el enchufe sigue siendo aún el factor común para elegir altos en las juventudes de los distintos partidos de derecha a izquierda, la reforma laboral ha dejado más delicada la situación de los derechos laborales en los jóvenes con lo cual incrementa aún más los problemas para encontrar empleo, puesto que han facilitado el despido barato y la explotación de los trabajadores.
También decir que parece que existe en las fábricas que se establecieron en Asturias y ahora se marchan una cultura de las subvenciones, cuando no les interesa se marchan y se llevan con ellos el dinero obtenido. Como conclusión animo a todos los jóvenes a estudiar y a formarse, porque eso será una garantía para no ser engañados y abrirse oportunidades en el mercado laboral. “Un pueblo que no sabe leer y ni escribir es fácil de dominar”.

No hay comentarios: