28/6/13

LAS CRÓNICAS DE PLAUTO: El autobús aparcado

“En Mieres, un autobús va a permitir descentralizar los servicios municipales y fomentar los hábitos de vida saludable. El consistorio ha reciclado el antiguo Metabús, le ha hecho un lavado de cara y en breve los pueblos del concejo comenzarán a recibir sus visitas bajo el lema “Transporto salud”.
Los vecinos van a tener la posibilidad de realizar talleres, recibir charlas y tener accesible la información municipal sobre subvenciones, tasas y presupuestos entre otros.
Se trata de una iniciativa que ha sido muy bien recibida por el movimiento asociativo mierense.”
Así presentábamos hace un año y tres meses una iniciativa que por aquel entonces arrancaba en este concejo: el bus saludable (o Mieres Saludable que creo que es como se llama realmente). La idea era buena, muy buena, ya que todo lo que sea acercar la administración a los ciudadanos es algo bueno, y más si se les da la posibilidad de realizar talleres, charlas y demás, tal y como se anunciaba en el artículo.
El autobús se presentó en Nuevo Santullano, y estuvo bastante activo en sus primeros dos o tres meses de ‘vida’, viéndosele en Mieres en varias ocasiones.
Sin embargo, ahí se ha quedado el asunto. Me encantan los pueblos del concejo, de hecho, me encargo, junto a este apartado, de la sección “Un lugar para vivir”. Prácticamente durante todo el año ando por los pueblos del concejo, ya sea haciendo senderismo, BTT o footing. Nunca he visto al autobús en ningún pueblo, ni tampoco he visto ningún papel que anunciase su próxima llegada a tal sitio o a tal otro, ni en pueblos cercanos a Mieres (tipo Siana, por ejemplo), ni en pueblos algo más alejados (por ejemplo, El Padrún). He puesto esos dos ejemplos, porque son pueblos con buenas carreteras donde un autobús llega perfectamente.
El uso del bus saludable se vio únicamente en dos o tres momentos puntuales a lo largo de este año (de junio de 2012 a junio de 2013): el 1 de diciembre, Día Mundial contra el Sida; el 31 de mayo, Día Mundial contra el Tabaco y poco más.
¿Qué ha pasado? ¿Dónde quedaron esas ganas de acercar la administración al ciudadano? ¿No hay para combustible y por eso no se sale? ¿No hay gente que quiera informar? ¿Por qué una idea tan buena se ha quedado finalmente en nada (ya que lo que hace el autobús se hacía antes, sin autobús)?
Preguntas que me rondan la cabeza y que de momento, no tienen respuesta.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

y el metabus??? caro ye mejor que estos enferminos con medicacion capaz de tumbar a un elefante CIRCULEN POR LES CALLES DE mIERES, DE seguro e itv de estos vehiculos ya ni comento...eso si ye poco saludable, topate con un meda que toma 180mg/dia de metadona por la carretera...

Anónimo dijo...

Ah son "solo" unos cuantos centenares y en la cuenca DE HABITANTES unes poque descenes de miles..posibilidad de atopate con algun...ALTA MUY ALTA

Xurde dijo...

Amigu anónimu #1, esti yera el metabús. Cuando dexó d'usase, pasó a emplease pa estes coses.
Nun m'extraña que té sin usu algunu o pa puntuales ocasiones, porque mover un autobús sin beneficiu algunu pa quien lu mueve ye demasiao gastu.
¿Nun diben a metei tamién una pequeña biblioteca ambulante?

DIOGENES dijo...

Amigo Plauto, la respuesta es muy simple, piensan tarde, mal e igual que la lechera del cuento. No dudo que la idea sea buena pero para su desarrollo hace falta dinero. Un dinero que no se tiene y como siempre, nuestros políticos se dan cuenta de ello cuando ya hicieron una inversión inicial. Ejemplos de cosas en las que se gasto dinero sin pensar en el coste que supondría su mantenimiento tenemos muchos, demasiados pero cuando la calculadora de los votos se pone a funcionar les ciega de tal manera que les impide ver la realidad. Lo triste es que todas estas cosas, en muchos casos autenticas estupideces, nos cuestan dinero a los ciudadanos.