14/2/14

ENTREVISTAS: Ismael González Arias, Director de la Casa de Cultura "Teodoro Cuesta" de Mieres, escritor y productor musical

Ustedes preguntaron hace dos semanas, y él les responde. Les hablamos de Ismael González Arias, Director de la Casa de Cultura “Teodoro Cuesta” de Mieres, escritor y productor musical.

“Siempre he hecho política, entendida como la opción de hacer algo por el lugar en que vivo, de forma bastante ajena a los partidos políticos”

-¿Qué opinión tien acerca del usu del bable o asturianu n'actualidá? ¿Taría a favor de una posible cooficialidá d'esta llingua? (Xurde)
La llingua asturiana tendría de ser oficial dende’l mesmu momentu de l’aprobación del estatutu d’autonomía. Pero enxamás tuvimos representantes políticos d’altura como pa defender lo que ye’l principal rasgu cultural d’una tierra: la so llingua. La falta d’una defensa clara de lo principal lleva al abandonu y al despreciu de tolo demás.
L’asturianu ye la llingua de comunicación normal ente asturianos. Esa normalidá tendría de reflexase en tolos aspectos de la nuestra vida cotidiana. La falta d’oficialidá fai qu’esto nun sea posible.

-Siempre he tenido curiosidad, ¿cómo se organiza el programa mensual de actos de la C. de Cultura? (Jesús Morán)
La programación general se elabora anualmente. Se dejan, más o menos, cerradas las fechas del Circuito Asturiano de Teatro, de la Muestra de Teatro Amateur, del Concurso de Canción Asturiana Cuenca del Caudal, de las Jornadas de Montaña, de la programación cultural de fiestas y de muchas otras actividades que se llevan a cabo todos los años. A ello, con un mes de antelación, se une la programación exacta del mes siguiente, incluyendo actividades puntuales como conciertos, cine o actividades organizadas por diversos colectivos culturales.

-¿Cómo valora la participación de los mierenses en todas aquellas exposiciones, obras teatrales y demás que la institución que usted dirige organiza? (Jesús Morán)
La valoración de la participación de los mierenses ha de hacerse desde dos puntos de vista. La de asistencia a los actos, que es por lo general bastante buena. Y la de organización de actos por parte de colectivos mierenses, que ha aumentado considerablemente.
Tanto en cuanto a asistencia como a organización, siempre habrá gente que se queje de poca afluencia de público o de escasa repercusión de su propuesta. El público es soberano: asiste a lo que le gusta y deja de hacerlo cuando no. Es así de simple. También puede darse la queja de falta de información. La respuesta es idéntica a la anterior: quien quiere estar informado lo está y quien no prefiere otras cosas.

-¿Me recomienda un libro, una película y una canción? (Jesús Morán)
Como ejemplo, algo actual. El libro de poemas de Constatino Kavafis recientemente traducido por el turonés Xosé Gago. La película que acabo de ver este fin de semana, la última de los hermanos Cohen, “A propósito de Llewin Davis”. Y, una canción, la versión del “Santa Bárbara, bendita” que acaban de cantar hace quince días Anabel Santiago y Sara Cangas sobre el escenario del Auditoriu Teodoro Cuesta.

-¿Le han ofrecido o ha tenido alguna vez intención de entrar en política? (Julia)
Siempre he hecho política, entendida como la opción de hacer algo por el lugar en que vivo. Siempre, también, de forma bastante ajena a los partidos políticos. Me ha tocado trabajar con buenos y malos políticos. Es como todo. De todos los signos, desde Herri Batasuna al Partido Popular. Sigo con buena relación y buen recuerdo de la compañera abertzale de Elizondo (Navarra) e, igualmente, del ex alcalde popular de Uviéu. En Cultura, en el Ayuntamiento de Mieres, he tenido concejales del PSOE y de IU. Nunca les he envidiado su trabajo. Siempre me ha jodido lo poco valorado que está.

-¿Qué opina de la Policía local de Mieres? (Gaitán)
Las relaciones personales y de trabajo con los miembros de la policía local de Mieres siempre han sido buenas. Como compañeros de trabajo, mi opinión siempre ha sido muy positiva.
Una opinión que no puedo hacer extensible a un sindicato como el SIPLA que en vez de cumplir la función de defensa de los trabajadores se dedica a otros menesteres. Como se lo digo a la cara, sin emplear ni el anonimato ni esconderme tras unas siglas, se ofenden. Me encanta que se ofendan. Es la mejor prueba de que no están cumpliendo con su función.

-¿Por qué la tonada sigue gustando tanto a los mierenses? ¿Sigue participando en “Sones”? (Balán)
La tonada es el género más identificativo de nuestra música. Es normal que tenga un tirón tan grande entre el público mierense. Tradicionalmente, Mieres y la Cuenca del Caudal han sido tierra de grandes voces.
*Junto a Ambás y Anabel Santiago.
Desde hace muchos años tengo relación directa con el mundo de la tonada. En medios de comunicación vengo participando desde el programa “Nortiando”, en Radio Asturias, en el año 1979. Desde hace cinco años lo hago en “Sones”, de Tpa. Actualmente estoy trabajando en un proyecto documental con un equipo italiano sobre la tonada asturiana, como género único dentro del folclore musical europeo.

-¿Qué le parece la pérdida cada vez mayor de espacios culturales en el concejo (la Casa Duró, la sala de exposiciones de Cajastur…)? ¿Cree que puedan volver a recuperarse algún día las actividades que desarrollaban? (Carlos, vía FB)
Soy poco dado a la nostalgia. Atiendo más a las posibilidades del futuro que a lamentarme de las pérdidas del pasado.
En Mieres podríamos trazar todo un rosario de pérdidas. Desde las asociativas, como las vinculadas a la Asociación Amigos de Mieres o al Centro Cultural y Deportivo, con impresionantes programaciones culturales que marcaron una época. La pérdida de referencias como el Teatro Capitol, el Teatro Pombo o el Teatro Novedades, junto a tantos cines y pequeños teatros en otras localidades. Hasta llegar a nuestros días, con los cierres de la Casa Duró y el centro cultural de CajAstur.
Pero, no se avanza echando de menos cosas sino echando mano de los recursos del presente. Y planteando proyectos para el futuro. Suena a eslogan político. Pero es parte del trabajo de todos los días.

-¿Y la situación en el Conservatorio-Escuela de la Música? (Carlos, vía FB)
La situación de la enseñanza musical en Asturies es vergonzosa. El continuo abandono de responsabilidades por parte del Principáu d’Asturies está llevando al cierre o a la privatización a muchas escuelas y conservatorios.
Con la enorme tradición musical de Mieres y la comarca, es un despropósito lo que se está haciendo con nuestro Conservatorio-Escuela de Música.

-¿Se ha notado la subida del IVA respecto del público que asiste a las obras teatrales y demás que se organizan en la Casa de Cultura? (Elvira, vía FB)
Todo ha repercutido. La subida del IVA, el precio de las entradas, la crisis en general. Todo tiene un precio y, el público, ajustándose a su presupuesto y a su interés, valora unas opciones más que otras.
En líneas generales, ante actividades de pago, se mantiene el público del teatro y desciende el de espectáculos musicales como la zarzuela o el jazz.


-¿Está escribiendo algo en estos momentos, porque si mal no recuerdo lleva ya unos años sin sacar novela? (Belén, vía FB)
No tengo hábito de escribir novela. Entre una y otra pueden pasar varios años. No lo programo. Simplemente, un día me apetece escribir sobre algo y lo hago.
Ahora mismo estoy corrigiendo una antología de cuentos que se publicará a mediados de año, una recopilación de una veintena escritos entre 1974 y 2014. Cuarenta años.

-¿Libro en papel o libro electrónico, por qué? (Belén, vía FB)
Ambos. Con el electrónico tengo a mano toda una biblioteca histórica que, de otra forma, resultaría complicada de consultar y leer. Pero, el papel tiene otro tacto y otra tradición. Los dos formatos son compatibles y necesarios.

-¿De dónde sacas tantas ideas para tus columnas en LNE? (María Jesús, vía FB)
De leer los propios periódicos, de tomar tantos cafés con los amigos, de lo que hablamos en casa a la hora de comer, de acabar enfadándome o riéndome de las cosas que pasan.

-¿Cómo ve Mieres, tanto en temas de política como en temas ciudadanos? (Víctor, vía FB)
De Mieres podríamos contar la historia de un abandono. Como de Turón. Como de Teberga. Como de Asturies en general. Si hacemos memoria de todo lo que perdemos, esto acaba siendo un valle de lágrimas. Pero soy optimista patológico. Gasto más tiempo trabajando por hacer algo que echando de menos lo perdido.
Hace unos meses he dado una vuelta por Mieres con una periodista inglesa que elaboraba un reportaje sobre la crisis. Marchó enamorada de Mieres, de la gente, de cosas que a nosotros que vivimos aquí puede costarnos trabajo ver.

-¿Cuál es el mayor reto al que tiene que hacer frente el director de una Casa de Cultura como la de Mieres? (@celso145, TW)
Siempre el de estar abierto a las iniciativas. El de dar cabida a los gustos ajenos. Si sólo atendiese a mis propios gustos programaría teatro clásico, cine musical, danza contemporánea y canto gregoriano. El reto siempre es conseguir que la Casa de Cultura sea una referencia cultural para todos. Compaginar, este mismo mes de febrero, al que le gusta la música de Manolo Escobar con una tragedia de Fulgencio Argüelles, al que le encanta el circo con el estreno de una película sobre snowboard.

-¿Qué opina del hecho de que se hayan trasladado al inmueble varios servicios municipales antes prestados en otros locales? ¿Sigue habiendo espacios libres en el edificio? (Elisa, vía mail)
Cuando se inauguró la Casa de Cultura hace algo más de 25 años contaba con otros servicios que desaparecieron. Este mes se han incorporado tres nuevos: la oficina de consumo, la de medio rural y la oficina de información juvenil. Mi opinión al respecto no tiene ningún interés. Parte de mi trabajo consiste en hacer que eso sea posible. Si, al final, por cualquier razón no fuese posible, informaría de ello. De la misma forma que informo de las actividades que funcionan y de las que no.
A la pregunta de si hay espacios libres, es difícil de contestar. En realidad, todos los espacios están libres y se ocupan en cada momento según las necesidades.

-Fotoperiodismo, Cortomieres… Perdimos muchos certámenes, ¿cree que haya forma de recuperarlos algún día? (Elisa, vía mail)
Es la historia de siempre. Perdimos muchos y ganamos muchos otros. Continuamente estamos recuperando actividades que llevamos a cabo en otro momento. Pero, nunca con espíritu de recuperación. Los tiempos cambian, la gente cambia. Un ejemplo: esta semana estamos en la XXVI edición de las Jornadas de Montaña. No tienen nada o muy poco que ver con las organizadas el primer año. No mantenemos ni siquiera el nombre. El conferenciante de ayer en el Atenéu de Turón no sabía que su tío había participado en las segundas jornadas. No había ni siquiera nacido cuando tuvieron lugar las primeras.

No hay comentarios: