7/3/14

ENTREVISTAS: Luis Felipe Capellín, director de "Morir en El Tarronal"

“Morir en El Tarronal” es un documental que está a punto de estrenarse (en concreto, el jueves 13 de marzo a las 20:00 está prevista su proyección en el auditorio de la Casa de Cultura de Mieres).
Esta semana hablamos con Luis Felipe Capellín Corrada, su director. Natural de Cangas de Onís, pero arraigado en Gijón desde niño. Él mismo nos cuenta que “tuve una participación muy activa en la lucha contra la dictadura y, también en los inicios de la restauración de ¿la democracia? con responsabilidades políticas y sindicales. Aunque hace algunos años que abandoné la vida partidaria no dejé la militancia en la lucha por defender los Derechos Humanos, la Justicia Social, la Memoria, las luchas de los trabajadores... y por difundir todo aquello que los grandes medios informativos (que son creadores de opinión) silencian o manipulan.
Con ese objetivo me adentré en el mundo audio visual y comencé a hacer cine documental, en 1999 estrené el primero y hasta hoy con ‘Morir en El Tarronal’ que es mi novena película”.
Es, además, colaborador de distintos medios de comunicación, como “El Comercio” (con columna semanal de opinión); RPA (en el programa “La buena tarde”); Canal 10 y Radio Parpayuela.

“En los 28 años que se explotó la mina de El Tarronal trabajaron en la misma 800 mineros. De ellos creo que no llegan a 10 los que continúan vivos”

-La primera pregunta es necesaria, ¿cómo y cuándo surge la idea de rodar este documental?
Desde hace dos años vengo un día a la semana a Mieres, cuando llegas a la villa, viniendo desde Gijón, por la autovía minera, se puede ver el castillete y "la fábrica" de lo que fue El Tarronal, pensaba, al contemplar esa ruina, en cuántos sueños, en cuántas esperanzas habrían acompañado a los mineros a la hora, supongo que muy dura, de entrar a trabajar y, pensé que era una historia que merecía la pena ser contada.
A partir de ese momento, comienzo a informarme acerca de la mina y descubro (no lo sabía antes) que era una explotación de mercurio y, cuanto más pregunto y más información recibo, más claro tengo que la historia de los mineros del Tarronal es una historia dramática y muy poco conocida.

-¿Cuánto tiempo se ha empleado en el rodaje? ¿Cuál es la duración final del mismo?
Dejando al margen toda la primera etapa, (ocho, diez meses) de estudio e investigación, desde que mantengo la primera reunión para concretar el plan de rodaje, de edición etc. se puede decir que pasaron seis meses, por tanto “MORIR EN EL TARRONAL” me ocupó catorce meses, se grabaron cerca de cuatro horas y la duración final de la película es de 70 minutos, en esta segunda etapa conté con la participación del mierense Alberto Vázquez  que fue el cámara de la película y que hizo una labor muy importante.

-Siguiendo con cifras, ¿cuántas personas han colaborado, directa o indirectamente, en la realización del mismo?
Dieciséis personas trasladan sus testimonios en la película, pero que hayan ayudado facilitando información, fotografías, documentos, contactos etc. puede decirse que otras tantas, creo (y no me equivocaré mucho) que alrededor de cuarenta personas participaron de una u otra manera en este documental

-¿Ha habido algún testimonio que le haya ‘marcado’ especialmente?
Sí, el del hijo de un minero  que, en la película, explica que su padre le pedía que lo matase, otro testimonio de un ex trabajador que cuenta como su padre comenzó a trabajar en El Tarronal con 16 años para jubilarse con 34 y morir, enfermo, con 39.
Quizás no es una película "cómoda" para ver, pero es veraz y, en mi opinión, merece la pena que se vea.

-Sin necesidad de concretar, ¿qué inversión económica implica un proyecto como este?
No recibo ningún tipo de ayuda o subvención (miento, la Asociación Lázaro Cárdenas de Gijón me dio 50 euros) por lo que tengo que aquilatar al máximo para poder llevar a cabo mis proyectos, en este caso, sin poner precio a mis horas de trabajo, contando los desplazamientos, (más cerca de 40 que de 30 de Gijón a Mieres y a otros lugares para hacer entrevistas) la grabación, el montaje, la realización, editar algunos DVDs, gastos imprevistos que al final suman una barbaridad, y algunos otros que se me escapan ahora, hay que pensar que una película como esta tiene un coste muy elevado para abordarlo, como es mi caso, sin ayudas o apoyos de personas, entidades o instituciones, por ello, decidimos hacer copias de la película y ponerlas a la venta, al precio de 10 euros, para que ayuden a financiarla. Sí, la inversión económica es cuantiosa.  

-¿Qué fue lo más complicado del rodaje? ¿Nos puede contar alguna anécdota o curiosidad?
Lo más complicado fue grabar imágenes en las instalaciones de El Tarronal, la mina está situada entre dos carreteras por lo que el ruido es muy fuerte y muy constante, tenía interés en grabar allí a un cantante de tonada (Lito Texuca) que compuso una canción a la mina de El Tarronal, hubo que ir más de un día a la mina y hacer multitud de tomas.
Por otra parte, en un momento de la película se habla de un arriero que subía material hasta la chimenea que se construyó en el "Picu Gúa" quise entrevistarlo pero un hijo me explicó que ya no estaba en condiciones de hablar.
También pretendí entrevistar a una mujer que falleció, un par de horas antes, el mismo día en que la llamamos.

-¿Qué planes se tienen ahora con el documental? ¿Dónde, además de Mieres, se va a presentar? ¿Concurrirá a algún certamen?
Para mí, que no vivo de hacer películas, lo más importante, y con lo que verdaderamente me siento satisfecho, es conseguir que las cosas que hago las vea el mayor número posible de personas, así que el objetivo es presentarlo en todos los lugares que se pueda.
La película se estrena en Mieres el jueves 13, pero, ahora mismo ya está confirmado Gijón el día 20 y a partir de ahí iremos a todos los sitios donde podamos.
Por otra parte, sí, intentaremos presentarla en festivales nacionales e internacionales.

Hablemos ahora del escenario del mismo: la mina de mercurio de El Tarronal…
-¿Cuántos años estuvo funcionando? ¿Ha quedado algún tipo de reserva de mercurio en sus entrañas?
La explotación de la mina El Tarronal pasó por distintas etapas. En la que se centra la película es la que va desde 1946 hasta 1974, no sé si queda mercurio, lo que sí queda, sin ninguna duda, y en el documental se habla de ello, es la contaminación que produce no sólo el mercurio si no los restos del cinabrio y de arsénico que existen, todavía hoy, en la zona.

-En relación con el título del documental, ¿cuántas víctimas se pudo haber cobrado esta mina? ¿Qué procesos desencadenaba el mercurio en sus organismos?
Haciendo un cálculo (muy aproximado) se puede decir que en los 28 años que se explotó la mina de El Tarronal trabajaron, en la misma, 800 mineros, de ellos, por las informaciones que yo barajo, creo que no llegan a 10 los que continúan vivos.
Respecto a los procesos que desencadenaba el mercurio, en la película da su testimonio el doctor Don Manuel Sieres, cardiólogo en el hospital de Cabueñes en Gijón que explica de manera pormenorizada las enfermedades producidas por el mercurio, por otra parte, también lo explican quienes vieron sufrir, y morir, a los mineros del mercurio.

-Muchos de esos mineros murieron antes de cumplir cincuenta años, ¿otorgó la empresa explotadora de la mina algún tipo de indemnización a las familias de esos mineros?
No, al menos a mí nadie me facilitó una información que me haga pensar lo contrario, por ello y, os animo, a quienes lleváis adelante este periódico digital, a que junto con otras entidades e instituciones de Mieres, se solicite un reconocimiento para los mineros de El Tarronal, nadie les va a devolver la vida, y yo no hablo de dinero, pero, en mi opinión, para los familiares sería importante que la sociedad no olvidase el trabajo de aquellos hombres.

-En el tráiler se habla de que aún las pilas de residuos continúan en la zona, próxima a un río, ¿cree que sea posible que aún desplieguen algún tipo de efecto nocivo para la salud?
En la película intervienen dos ingenieros de minas, profesor, uno, investigador, otro, que explican el trabajo que, con la participación de la Unión Europea, de la Universidad y del Gobierno del Principado están llevando a cabo en un proyecto sobre suelos contaminados y, sí, en El Tarronal, todavía hay contaminación.

-¿Por qué cree que muchos mierenses, pese a la importancia que en su día tuvo, desconocen la existencia de esta mina?
No lo sé, es una cuestión que me llama la atención, la explicación que encuentro (es posible que no sea acertada, no soy de Mieres y, quizás, pueden faltarme datos) es que la mayoría de los mineros de El Tarronal no eran de aquí, ni siquiera asturianos, venían, sobre todo, de Extremadura, de Galicia, de Andalucía y de Portugal, murieron muy pronto y, al revés que en otros casos (en la minería del carbón sobran ejemplos) no pudieron construir su vida aquí.

-Hace un año presentó en Mieres “Guerrillero Quintana”, un documental sobre Adolfo Quintana Castañón, ¿qué nos puede contar tanto del documental como de la figura de este guerrillero antifranquista?
Para mí fue muy importante poder llevar a cabo la realización de "GUERRILLERO QUINTANA" creo que también con Adolfo Quintana, y con sus compañeros de lucha, de sufrimiento y de muerte, las nuevas generaciones tienen una deuda que está sin pagar, la película de Quintana es mi modesto homenaje a quienes como él a cambio de nada lo dieron todo.
Desde su estreno en Mieres, en mayo del año pasado, se viene proyectando en diferentes lugares, incluso fuera de Asturias, creo que van más de quince presentaciones y lo han visto 1.300 personas aproximadamente.

-Y ya para acabar, tras “Guerrillero Quintana” vino “Morir en El Tarronal”, ¿cuál va a ser su proximo proyecto?
Hay más proyectos, seguro, pero permitirme que todavía no los verbalice, tengo pudor a la hora de hablar de cosas que todavía no están hechas. Las ideas están ahí, pero necesito sentirme seguro para saber que puedo llevarlas adelante con dignidad, para mí lo más importante es hacer las cosas honestamente pero también con un mínimo de calidad, intento que lo que haga lo entienda, y le sirva, lo mismo a un premio nobel que a la persona más humilde, la que, quizás, tiene menos conocimientos, pero manifiesta un interés, grande, por aprender.
Mis películas van dirigidas a todo "el mundo" porque creo que todo "el mundo" debe de participar en la construcción de UN MUNDO más justo y más humano, con mi trabajo intento contribuir a ello, pero no quiero hacer panfletos, trato de hacer cine y no siempre me creo capacitado para hacerlo, en cualquier caso ahí estoy y cuando tenga algo que decir me sentiré feliz de poder hacerlo a través de El BLOG DEL MIERENSE. Muchas gracias.

5 comentarios:

Milly Ornia dijo...

Buenos dias,estoy muy interesada por el documental: morir en el Tarronal, quisiera comprar très DVD del documental y otro del precedente. Puede facilitarme los datos mail o Facebook del director? Gracias. Millyornia

Anónimo dijo...

Buenas noches
escribo desde Barcelona.
Soy hijo y hermano de directivos de
Minas de La Soterraña en Muñon Cimero y en Astur Belga de Minas en Mieres.
He pe

dido el DVD y seguro que estare
de acuerdo en la parte que afecta a
las muertes prematuras de los mineros de las minas metalurgicas
Pero creo que se exagera al indicar numero de muertos
Y los muertos en las minas de carbon por el grisu???? han sido miles en asturias
No hay mucha demagogia en su exposicion????

EL BLOG DEL MIERENSE: Plauto y CIA dijo...

@Milly Ornia
Para contactar con Luis Felipe puedes buscarlo a través de Facebook, con su nombre y apellidos (Luis Felipe Capellín Corrada).
Estamos seguros de que te atenderá gustosamente.

Un saludo,
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE.

Anónimo dijo...

Buenos días, me llamo Yolanda Moro González, soy descendiente de la familia Canga, a los cuales se les compraron las casas y las tierras para explotar la mina. En la actualidad la familia seguimos teniendo terreno por la zona del El Ruciu, me preocupa la contaminación que pudiera existir en la actualidad.

Luisa dijo...

Hola desde Argentina!
Estoytratando de ubicar las minas de mercurio de Los Rueldos : Porzadas de la Peña. Son las del terronal. Mi abuelo trabajó allí de pequeño. Él nació en 1892
Gracias por cualquier informaciónm que puedan suminstrarme: losrueldos@gmail.com