11/4/14

LAS CRÓNICAS DE PLAUTO: La falta de noticias, ¿es una buena noticia?

Hay un dicho en Latinoamérica que es algo así como “la falta de malas noticias es una buena noticia”. Tratando de ser optimista he decidido titular el artículo de esta semana con ese dicho.
Y es que, para quien no lo sepa, estamos ya casi a mediados de abril, es decir, a un mes y medio, más o menos, de un evento que debería ‘resucitar’ este año, según nos prometieron. Hablo, claro está, de la Feria de la Industria y la Minería.
El año pasado por estas fechas ya sabíamos, de sobra y con todo lujo de detalles que la FIMI no se iba a celebrar en 2013, por falta de financiación y un desgaste progresivo que acabaron por ‘obligar’ a suspender un evento que llevaba ya varias decenas de años celebrándose ininterrumpidamente (aunque la última edición ya presentaba serios síntomas de agotamiento).
Y fue entonces cuando nos prometieron rescatar en 2014 el certamen, renovado y probablemente con menor duración (tres o cuatro días) y ampliado a otras materias, como las energías renovables y no sé qué más historias.
Nunca he tenido el placer (o la desgracia, según se vea) de organizar una feria de estas características, pero, creo, que en caso de estar haciéndose algo, debería saberse ya.
No quiero ser alarmista, ni mucho menos pesimista, pero la web y el Facebook de FIMI siguen como estaban y según he podido averiguar hace un par de semanas, en las altas esferas se sabe tan poco como yo sobre este asunto.
Habrá que ver qué pasará en los próximos días y en las próximas semanas. El tiempo, una vez más, será quien nos dirá qué va a pasar con la FIMI. 

5 comentarios:

Xurde dijo...

Hay que tener fe tovía. Sí que ye verdá que nun se volvió a escuchar ná sobre esti tema, y que tamos a muy pocu tiempu de que se debiera cellebrar, pero nun hay que perder les esperances de que nun muerra un certamen con tanta hestoria como esti.

Anónimo dijo...

tenemos un recinto ferial y una tradición de feria, sería muy interesante y beneficioso económicamente ponerse en serio a pensar maneras de ir poco a poco diversificando la feria, pues energías renovables, empresas TIC...a parte de como hasta ahora con stands de las más diversas índoles.
Sería la mejor manera de sacar partido de verdad al recinto e ingresos que sirvieran para sufragar los gastos de su mantenimiento.

Anónimo dijo...

Pero saneada... porque cuando daban 150000 euros para esa bazofia de certamen donde solo chupaban del frasco los que chupaban del frasco y todos los años era lo mismo. Las ferias de muestras tal cual estaba planteada la FIMI son cosas del pasado, de los años 70 u 80 donde las empresas mostraban sus productos.

Hoy, ese formato está obsoleto porque todos tenemos la dichos termimix, la dichosa pota o la dichosa fregona y solamente ferias como la de Gijón subsisten gracias a las actividades de los peces gordos como Cajastur o Telecable desarrollan en la misma.

Por tanto no creo que vuelva el FIMI, y si vuelve, debería ser conducido por otro camino y por otra gente que sepa usar el dinero en lo que lo hay que usar. Yo este año he visto propuestas muy interesantes, una feria del niño que me pareció bastante atractiva; también he visto un par de eventos de animales; y una feria que hicieron unos chavales que fue la bomba, de coleccionismo... Fue bestial, trajeron al de radio Nacional de España Miguel Blanco y lo han hecho un grupo de chavales EN PARO, autofinanciandose como han podido.

Entonces, si el ayuntamiento valora lo más minimo el retornar a un modelo de feria obsoleto como el FIMI reportandole además como hasta entonces un capital economico de casi 60000 euros y no dar fuerza ni ayuda a esta gente que organiza cosas de verdad atractivas como el coleccionismo o los niños... Pues sinceramente, me apenaría mucho.

Anónimo dijo...

Se como funciona la feria de gijón, y creo que podría hacerse perfectamente una feria rentable sólo cobrando a cada stand, claro, habría que hacer una labor de comunicación importante para que las empresas quisieran pagar por mostrarse en mieres, pero eso sólo supone trabajo de personas y no inversión en infraestructura, me parece increible que encima el ayuntamiento o quien sea tenga que poner dinero público cuando con una gestión correcta sería perfectaemnte viable y rentable

Julia dijo...

Puede organizarse una feria atractiva y a bajo coste. El problema de la FIMI fue lo que ya se ha hablado un porrón de veces: el consorcio que la gestionaba y que chupaba todo lo que se destinaba a ella.
Nunca entenderé cómo no se prescindió de él.