16/5/14

LAS CRÓNICAS DE PLAUTO: Otro BIC que se queda sin uso

Que la crisis es (o fue, según quien lo diga) muy dura y que se está llevando (o se ha llevado) muchas empresas por delante no es un secreto para nadie. Que hay veces que las empresas que funcionan quiebran por otros motivos, tampoco.

De lo que les vengo a hablar en esta ocasión fue algo que supe (y se supo) hace varios meses pero sobre lo que, poco a poco, se van desvelando algunos detalles.
Y es que, tras su inauguración en marzo de 2007, el Hotel Palacio de Arriba de Cenera ha echado el cierre. Todo ello tras una grandísima inversión destinada a rehabilitar el viejo palacio para convertirlo en un lujoso hotel de cuatro estrellas en el que además se organizaban bodas aprovechando la capilla del complejo.
Yendo a Tripadvisor, Trivago y estas webs de viajes donde los usuarios intercambian opiniones sobre los sitios donde van y los hoteles en que se alojan, el Palacio de Arriba contaba con buenas críticas que alababan especialmente el entorno y el confort del hotel.
Clientela parecía que tampoco le faltaba, especialmente en lo que a bodas se refiere y a los meses de comuniones. Entonces, ¿por qué se convirtió en el primer hotel del concejo que echa el cierre?
Si recuerdan el caso Enferbús, lo mismo que ocurría allí podría aplicarse a este caso: barco rentable que se hunde por una mala gestión del capitán o capitanes que provoca que esos tiburones llamados acreedores se acaben por devorar lo que queda del barco hundido.
Eso es lo que parece haber pasado en este caso, en el que ya se han adoptado distintas medidas como contratar vigilancia privada para evitar que puedan ‘desaparecer’ los bienes de dentro del hotel o cortar los distintos suministros.
Nada que hacer, un Bien de Interés Cultural que se queda vacío tras haber sido hotel durante unos años, un BIC que se reformó con gracias en parte a unas cuantas subvenciones que daba (y sigue dando, aunque con menor cuantía) el Principado y que buscaban generar empleo durante al menos cinco años (que en este caso podían haber sido más). 

4 comentarios:

Xurde dijo...

Víase venir. Yo fui un día a comer y nel platu poco pero muy caro.
Nun se cómo sería na vis de hotel, pero como restaurante, ni fu ni fa. Comíase meyor en cualquier otru sitiu d'esi Valle.

Anónimo dijo...

Una pena la verdad, polos puestos de trabayu y porque ye un edificiu per guapu, esti si que valia la pena conservar y rehabiliar y no Barredo o Santa Barbara...

Anónimo dijo...

Cerró no porque tuviera problemas de dinero, si no porque los dueños que no eran de aquí, no querían seguir explotando el negocio, y el que se lo compró a ellos no quiere abrir un negocio.

Un de Cenera dijo...

Lo que dice el anterior anónimo es completamente incierto. El Palacio quebró, como hotel, por la mala gestión de sus dueños (una vez llegó un autocar cargado de gente de una boda, que había reservado para comer, y en el hotel no tenían nada preparado, entre otras hazañas). En la actualidad hay un vigilante de seguridad custodiando las instalaciones para evitar que los antiguos dueños (ahora está en manos de los bancos), se lleven mobiliario o demás e incluso ya se han empezado a vender algunas cosas para cobrar el pufo que dejaron los anteriores propietarios que por cierto, no han vuelto a aparecer por Cenera.