10/10/14

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS

La calle Manuel Llaneza recibió el nombre de Manuel Llaneza, primer Alcalde de Mieres (entre 1918 y 1921) y fundador del SOMA, en 1931, poco después de su muerte. Hasta aquel entonces era conocida como la calle del Marqués de Camposagrado.
El régimen franquista la renombró en 1937 como Avenida de José Antonio (en honor a Primo de Rivera) y con la vuelta de la democracia, en 1982, recuperó el nombre por el que ahora la conocemos.

Muchos recordarán un edificio que hacía esquina entre las calles Numa Guilhou y Oñón.
Se trataba de un edificio con cierto valor arquitectónico (de hecho llegó a estar catalogado en inventarios de patrimonio municipal) de dos pisos y una especie de “sobrepiso” o buhardilla. En el bajo se encontraba una emblemática farmacia del Mieres del siglo XX.
El edificio en cuestión fue demolido hace no muchos años para construirse en su lugar un hotel que poco comparte, en lo que a estética se refiere, con aquel inmueble.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la verdad que aunque el antiguo edificio era bonito, creo que al menos, no como en la mayoría de ocasiones en Mieres, el edificio que lo ha sustituido también es muy original y se agradece que en este caso no hayan sustituido un edificio antiguo por una mole de ladrillo visto.
De todos modos,hemos asistido como mieres se ha desecho de sus construcciones características y edificios antiguos(que no viejos)por una arquitectura gris y fría de ciudad dormitorio.