24/10/14

PEQUEÑAS SEMBLANZAS DE GRANDES MIERENSES: Alfredo Visiola Rollán

Alfredo Visiola Rollán nació en Gijón en el año 1931. Cuando apenas era un niño se trasladó a Mieres (de hecho él se sentía mierense).
Se licenció como profesor de Educación Física y fue en este rol en el que entró a formar parte de la Escuela de Aprendices de Fábrica de Mieres. Desde esta escuela, ubicada en el actual edificio del Conservatorio, y como Jefe del Grupo de Empresa de Fábrica de Mieres, desarrolló numerosos equipos de balonmano, baloncesto, natación o atletismo, entre otros.
*Fotografía retrospectiva de D. Alfredo.
Sin embargo, su nombre aún se vincula hoy en día a un deporte distinto a los antes mencionados: el hockey sobre patines, un deporte que apenas conocía cuando, en 1955, asumió la presidencia del Club Fabrimieres, surgido rápidamente a partir de la sección de hockey sobre patines que tenía la escuela.
Tuvo que hacer varios cursillos para poder entrenar al club y aprender todo lo posible acerca de ello en muy pocos meses. Todo ello lo superó con creces y el resultado fue más que satisfactorio ya que aquel mismo año el club que él entrenaba y presidía se alzó con su primer título en las fiestas de Santiago en Sama.
Los éxitos deportivos se fueron sucediendo durante los siguientes años. En 1976 recibe el Diploma del Mérito Deportivo de la Federación Española de Patinaje después de una gran temporada para el club. Ese mismo año el pabellón en el que entrenan se renombra por parte del Ayuntamiento de Mieres, convirtiéndose en el Pabellón Visila Rollán.
Tras más de cuatro décadas dedicadas en exclusiva al club, Alfredo decide retirarse en el año 1997.  En los años posteriores ejercería como Secretario General de la Asociación Cultural “Mierense del Año”, recibiendo precisamente uno de los galardones que entrega la asociación.
Falleció en Mieres el 29 de mayo de 2006, a los 75 años de edad. Su nombre permanece en el nuevo pabellón Alfredo Visiola Rollán. Dentro de él encontramos, además, un busto hecho en bronce por el artista local Llonguera colocado por la asociación “Mierense del Año” justo un año después de su fallecimiento.
Cuenta, además, con una categoría de premios dentro de los “Mierense del Año” que lleva su nombre y un torneo de hockey que se celebra, desde hace quince años, coincidiendo con San Xuan.

3 comentarios:

noelk dijo...

Buen paisano y mejor ciudadano...de los que no queden (y no ye una frase hecha) gente como el hizo que se hablara de Mieres a nivel NACIONAL...una gran perdida para la sociedad civil mierense, buen paisano...

Anónimo dijo...

Lo conocí personalmente y era un señor..con sus caprichitos pero un gran señor. JEROMIN.

Julia dijo...

Yo también tuve el gusto de tratarlo, pues mi hijo estuvo en el club que él presidía unos cuantos años.
Gran señor.
Me gusta mucho esta sección, es muy interesante y nos pone un poco nostálgicos.