28/11/14

El Ayuntamiento rechaza emplear a condenados por delitos de sangre o tráfico de drogas
El Ayuntamiento quiere evitar, en la medida de sus posibilidades, que se repitan incidentes como el acaecido la pasada semana a raíz de que fuera detenido un trabajador tras ser sorprendido vendiendo droga mientras realizaba trabajos comunitarios -sustitutivos de condena- en el parque Jovellanos. El Consistorio ha solicitado por escrito a Instituciones Penitenciarias que no le asigne a ningún condenado que tenga que cumplir prestaciones sustitutorias si éste tiene en su historial judicial delitos de sangre o vinculados con el tráfico de estupefacientes.
El malestar del Ayuntamiento ante la conducta de alguno de los condenados que cumplen condenas comunitarias bajo la supervisión municipal surgió hace ya meses, pero la detención que tuvo lugar recientemente en el parque Jovellanos ha incrementado este sentimiento.
El Ayuntamiento, como había anunciado, expulsó el pasado lunes al citado trabajador que la pasada semana fue detenido por la Policía Nacional tras ser sorprendido vendiendo droga mientras cumplía trabajos comunitarios realizando labores de mantenimiento en el parque Jovellanos.
Al detenido le fueron incautadas seis papelinas de heroína, "así como dinero en efectivo fruto de las ventas de droga que había efectuado ese día". Todo se hacía en horario laboral, a la vista de los usuarios del parque, la principal zona lúdica del concejo y donde acuden diariamente cientos de niños. En el momento de su detención fue sorprendido en plena "transacción". Según las fuentes consultadas, el detenido aseguró que la Policía Nacional "había exagerado". Afirmó igualmente que la heroína que se le incautó era "para consumo propio".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece muy acertada la decision del consistorio de no emplear a condenados por delitos de sangre...crearia un rechazo social. El pecado que lleve la penitencia. Un saludo: JEROMIN.

Marina dijo...

Pues no acabo,de verlo claro, otra cosa es que los jueces o responsables de prisiones tengan elementos para decidir si son reinsertables. Otro punto de vista, si son pequeños delitos habrá que controlar también que de verdad procuran una rehabilitación y por parte del Ayuntamiento, la colaboración no puede ser ponerles un momo y a trabajar sin control ni vigilancia, solo ocupando las horas. Eso no es un programa de reinserción es mano de obra barata.

Anónimo dijo...

Como dice por ahí un comentario, el titular debería ser "El ayuntamiento quiere gente decente como mano de obra barata"

Anónimo dijo...

VAMOS A VER HOMBRE, DOS COSAS;

1ºSOLO UN JUEZ DIRA MEDIANTE SENTENCIA SI ESTE HOMBRE ES O NO UN CAMELLO, se ha columpiado la prensa, el ayuntamiento etc

2ºNO ES MANO DE OBRA BARATA, es mano de obra esclava, esta gente NO COBRA NI UN €

Lo alucinante que ante la gravedad de estos dos puntos NADIE haya reparado en ellos, nisiquiera el blog del mierense...como no vamos a estar como estamos?..