14/11/14

LA TRIBUNA DE MONTERDE: "El Comercio" 'comercia' en las Cuencas

Desde hace unos meses vengo observando una cosa que me gustaría comentarles a todos los que me leen a través de la tribuna de esta ocasión.
Recuerdo que, desde que tengo uso de razón, en mi casa siempre se compraba un periódico, “La Nueva España”, porque era el más completo en lo que a información puramente local se refería –hablo de la edición Cuencas-.
Así, me fui acostumbrando a “La Nueva España” y cuando, por lo que fuera, caía en mis manos un ejemplar de “La Voz de Asturias” o de “El Comercio”, leía con cierta extrañez la parte que esos periódicos dedicaban a las Cuencas, en particular al Caudal, y que a veces se reducía a media página. Sin embargo, en el resto me gustaban casi tanto como “La Nueva España”.
*Última portada de 'El Comercio de las Cuencas'
Pero, desde hace unos meses, vengo observando que “El Comercio” va ganando, poco a poco, sin armar ruido, terreno a “La Nueva España” en el Caudal. Ya no es solo la edición del domingo y su suplemento ‘Cuencas’, que las veces que la he leído me ha parecido muy interesante, en especial la parte de entrevistas, sino también en las ediciones del día a día. Las Cuencas, Caudal y Nalón, tienen muchísima más presencia en el diario de la que tenían antes, tanto en la versión en papel como en la versión digital. Se están volcando mucho y de muy buena manera en la información de estos lugares.
Mientras, en la competencia, “La Nueva España” cada vez cuenta con menos información ‘real’ del Caudal, en particular de Mieres. Muchas veces los artículos no son más que rellenos que cuentan lo mismo que otros artículos de relleno publicados meses o incluso semanas atrás. La verdadera información, la verdadera actualidad, es mucho menor a la que antes ofrecía. Igual con las entrevistas. En mi casa seguimos comprándolo, aunque me da a mí que no será por mucho tiempo si las cosas siguen como hasta ahora.
Y mientras la versión en papel está así, la digital es todavía más incompleta, a no ser que se sea suscriptor –se paga un poco menos que si se compra el periódico en papel-, y ello, al menos en la actualidad local, no compensa porque una gran parte de las noticias ‘bloqueadas’ para los no suscriptores se encuentran en la competencia completas y sin falta de pagar, o se acaban desvelando con el paso de los días, cuando el asunto deriva en riestras de declaraciones que, esas sí, no suelen estar marcadas como contenido para suscriptor.
En resumen, y en mi parecer, que los de “La Nueva España”, que han vivido relajados durante estos años al ser el único periódico que daba una información local más o menos completa, se pongan las pilas. “El Comercio” ha ganado terreno, está ganando terreno y si sigue así, seguirá ganando terreno. 

No hay comentarios: