14/11/14

UN LUGAR PARA VIVIR: La Falcuedro

La parroquia de Lloreo cuenta con una extensión de casi diez kilómetros cuadrados, abarcando desde Ablaña hasta La Vega San Pedro, límite de los concejos de Mieres y Morcín.
Esta semana nos dejamos caer por un lugar catalogado como caserío, perteneciente a esta parroquia, y que lleva por nombre LA FALCUEDRO.
LA FALCUEDRO es, pues, un caserío de la parroquia de Lloreo formado por dos casas, una a cada lado de la carretera. La casa de la derecha es una antiquísima casa de corredor (hoy remodelado a balcón) hecha de piedra y muy bien conservada. La casa de la izquierda, también de corredor, cuenta, en la misma finca, con un hórreo bien conservado y otra vivienda, más pequeña que la principal, hecha íntegramente de piedra y con una gran ‘forna’ a su lado, ‘forna’ que podría estar en mejor estado, todo sea dicho. 
Este lugar cuenta con dos habitantes, según datos del censo de 2013, y dista aproximadamente cinco kilómetros y medio de Mieres (casi un kilómetro de Lloreo).
Entre sus atractivos, debe destacarse lo ‘soleyero’ del mismo, así como las vistas que ofrece de la zona de Baiña.

Un paseo recomendable por la zona, cargado de cuestas, algunas con más del 30% de pendiente, es el P.R. AS-36, o sendero del Valle de Lloreo, que, empezando en Lloreo, asciende por todo el valle que hay por encima del pueblo, pasando por LA FALCUEDRO y por otras aldeas que mostraremos en próximas entregas.

No hay comentarios: