29/5/15

UN LUGAR PARA VIVIR: Brañanoceo

Como cada temporada, para esta habíamos recorrido cuarenta ‘lugares para vivir’ que ya hemos mostrado.
Tal y como hicimos el año pasado, repetimos durante estas seis semanas (las que nos quedan, antes de acabar la temporada) seis pueblos mostrados en temporadas anteriores del blog.
Comentar también que desde hace dos semanas estamos recorriendo nuevos pueblos que les mostraremos en este apartado a partir de septiembre.

Esta semana nos movemos hasta un lugar cargado de etnografía y rebosante de tranquilidad, un lugar al que se puede acceder tanto desde Santullano, pasando Villareo, como desde la zona de Vegalafonte y que lleva por nombre BRAÑANOCEO.
BRAÑANOCEO es una localidad perteneciente a la parroquia de Santullano formada por dieciocho viviendas en donde únicamente hallamos censadas a tres personas. Se encuentra a unos tres kilómetros de Mieres.
Señalábamos antes que era un pueblo que, además de guapo, estaba cargado de etnografía, y ello es así porque en él encontramos un hórreo, un buen número de casas con corredor y galería, casi todas ellas de piedra y un lavadero de dos pilas y fuente que, dicho sea de paso, debería estar en mejor estado. 
Debemos destacar también la paz, la calma que se respira en este lugar desde donde se aprecian muy buenas vistas del Valle de Cuna. Respecto a comunicación con Mieres a través de transporte, hay dos opciones: o bajar a Santullano para coger el Emutsa de las líneas 1, 2 o 3, o subir hasta la carretera a que va a Carcarosa y coger la línea 6 (que solo tiene dos servicios diarios). 

Un paseo que recomendamos a todos los lectores y con el que disfrutarán seguro, es subir por la carretera que se coge en La Coca hasta Vegalafonte (cuatro kilómetros), pasando por La Raíz y Rozaes de Bazuelo, dar una vuelta por el pueblo, y bajar por BRAÑANOCEO a salir a Villareo y de ahí a Santullano.

1 comentario:

Anónimo dijo...

En cuanto al polígono de Ricastro,urbanizado en época de decadencia y no se con qué motivo (lo que sobran ahora son polígonos) deberian de pagar la vigilancia y el mantenimiento los señores que estuvieron en la poltrona y que se fueron a sus casas bien forrados y con el pisito en Oviedo. Hay 7ha en las que cabía el hospital y sobraban metros para futuras edeficaciones pero lo amontonaron en Santullano para dejar libres los terrenos destinados a Rioglas con la condicion de meter a todos los familiares de las siglas(PESOE) y el pueblo olvidadizo aun los vota..ASI ESTAMOS , en la puta miseria. Un saludo: JEROMIN.