3/7/15

REPORTAJE: Pasen y vean... El palacio de Camposagrado

Publicamos esta semana el segundo de los cinco reportajes que, por el momento, hemos preparado bajo el título “Pasen y vean…”. Resumimos, antes, la idea de estos reportajes: mostrar el interior de distintos edificios con algún tipo de interés cultural, artístico o, incluso, social.
Al igual que en la primera entrega, dedicada al sanatorio de Bustiello, queríamos para esta algo visual, con muchas fotos, pero como el espacio en Blogger es limitado, hemos optado por una presentación a través de Picassa, que hace que se muestre como si de un Power Point se tratara. La presentación se inicia pinchando en ella. Puede ponerse a pantalla completa. Se recomienda usar Google Chrome para ello (hay navegadores que dan algo de lata).

Este segundo reportaje cruza la pesada puerta maciza del palacio de Camposagrado, edificio con uso tanto didáctico como administrativo dentro del IES Bernaldo de Quirós.
*La maciza puerta de entrada.
El palacio fue, siglos atrás, la casa solariega de los marqueses de Camposagrado. Casa que se edificó a partir de una torre de defensa de la Edad Media y diversas construcciones que había en la finca, a orillas del río Duró. Data del siglo XVII.
El palacio alcanzó su máximo esplendor al emparentar los marqueses de Camposagrado con la familia real, pues dos de sus hijos se casaron con dos de los hijos de María Cristina de Borbón. Ello llevó a que la reina Isabel II se hospedara en el palacio en varias de las ocasiones en las que visitó Asturias.
El declive de la familia vino con la industrialización y se culminó en 1926, año en el que los descendientes de los Camposagrado aceptaron vender el inmueble, en un estado de abandono bastante notorio, al Ayuntamiento. La idea era convertir sus jardines en un parque infantil. La revolución de 1934 truncó esos planes, y, terminada la Guerra Civil, el palacio se convirtió en el cuartel de los Regulares (tropas de militares destinadas a acabar con los maquis en la zona). A principios de los años 40 su estado era tal que llegó a temerse su derrumbe.
En 1943 el Ayuntamiento recuperó el inmueble y lo sometió a una profunda restauración, convirtiéndolo en Hogar Infantil. La remodelación tuvo tal magnitud, que solo se respetaron las paredes que rodeaban al patio y los huecos de la fachada principal. Se le añadió también un piso más y se derribó lo que quedaba de la antigua torre medieval, construyéndose otra en su lugar.
El Hogar Infantil echó el cierre en 1960. Fue entonces cuando el Ayuntamiento transfirió el palacio al Ministerio de Educación. Se inauguró como instituto de enseñanza media el 24 de octubre de 1960.
Como tal sigue funcionando, aunque sin el tercer piso y los anexos en torno a él construidos a partir de la reforma de 1943, fruto de la reforma acometida en 2006 por el Principado y que pretendió devolver al Palacio su estructura original. Hoy funciona como edificio administrativo y alberga también la biblioteca del centro, así como el museo o las clases del bachillerato artístico con el que cuenta el instituto.
Antes de comenzar el recorrido, un dato más: es el edificio urbano más antiguo de Mieres.  

Tras recorrer todas las estancias, fuera de horario lectivo, debemos destacar varias cosas:
-La majestuosidad del palacio. Mostrada a través del precioso patio, con sus columnas y la galería. La piedra del suelo del patio, o la puerta principal, también son muestra de ello.
*Vista del patio.
-Los nuevos colores. El blanco exterior y el color anaranjado vivo interior dan un toque moderno al palacio, sin perder la esencia de un edificio con mucho pasado entre sus muros.
-Los secretos. Seguro que muchos de los que en él estudiaron desconocen que el palacio tiene dos escaleras. La principal es de mármol, y es con lo que primero se topa el visitante. La otra es de granito, mucho más estrecha, y está prácticamente escondida, en la parte que da al río Duró. Ambas llegan a todas las plantas del palacio. El edificio cuenta también con un ascensor, instalado en 2006, que solo se usa con llave. Solo llega hasta el primer piso. Otro secreto es que son varios los humidificadores instalados en los habitáculos que dan al río Duró, dada la humedad que ese ala del palacio tiene.
Otro dato: se encuentra conectado con el moderno aulario del instituto por medio de una pasarela de cristal.
-El arte. El instituto lleva coleccionando arte desde 1972. Hoy tiene una de las pinacotecas más importantes de Asturias, con más de doscientos cuadros de autores como Nicanor Piñole, Alejandro Mieres, Higinio del Valle u Orlando Pelayo. Cuenta también con decenas de esculturas, litografías y serigrafías. La gran parte de estas obras se encuentran en la torre del palacio (primer y segundo pisos). Otras pueden verse por los pasillos y la galería del palacio.
*Parte del museo.
-La cerámica. El instituto cuenta también con una gran colección de cerámica de Faro, Miranda, Vega de Poja y Llamas del Mouro, los cuatro alfares por excelencia de Asturias. Las vajillas, muchas de ellas de gran valor patrimonial, se exponen en distintos rincones del palacio.
-Las exposiciones. El palacio tiene, en la planta baja de la torre, su sala de exposiciones. Estas favorecen que se siga ampliando el catálogo de obras con el que cuenta el instituto ya que lo normal es que se adquiera una obra por cada artista que expone en él.
-Los visitantes ilustres. Caminar por la galería del palacio implica ver los retratos dedicados de algunos de los visitantes ilustres que, a partir de 1972, se dejaron caer por el instituto. Alberti, Francisco Ayala, Cela, Torrente Ballester o Terenci Moix son solo algunos de ellos.
-La piedra del palacio. El proyecto de reforma del edificio proyectaba que la parte inferior de la fachada del palacio y la torre quedasen con la piedra al descubierto, tal y como estaban antes de los años 40. El estado en el que se encontró la piedra lo desaconsejó.
Igualmente, en dichas obras aparecieron sendos restos de lo que fuera el suelo originario de la casona solariega de los Camposagrado, hoy visibles al visitante por medio de cristales colocados sobre ellos.
-La videovigilancia. A fin de evitar robos o actos vandálicos, el palacio, al igual que el aulario, cuenta con un completo sistema de videovigilancia exterior.  

Y hasta aquí llega nuestro recorrido por el palacio de Camposagrado. Agradecemos las facilidades dadas para la realización del mismo, en particular, que se nos permitiera acceder al museo para realizar algunas fotografías.

3 comentarios:

Xurde dijo...

El mio institutu y el de muncha xente más. Yo nun llegué a conocer la reforma. Na mi época teníemos los arcos, donde yeren gran parte de les clases y donde facía un frío que pelaba pel inviernu por la mala calefación.
El palaciu taba fechu una llaceria, en comparación a como ta agora. Alcuerdome de pintaes en les columnes de riba, en cuadros rotos...
Y sí, yo soy unu d'esos que desconocía que'l palaciu tenía dos escaleres. Acabo de ver esa segunda escalera na foto del reportaxe.

Anónimo dijo...

Reconozcamos y llamemos las cosas por su nombre. El instituto tiene museo y fue visitado por decenas de figuras ilustres gracias a CARMEN CASTAÑÓN.
Del 1991 para ahora que alguien me diga cuánta gente ilustre visitó el tuto. Víctor Manuel solamente y si se le puede considerar como ilustre.
Me he enterado que desde septiembre Ana E. Velázquez será la directora del centro. Ojalá sea ella una nueva Carmen Castañón.

Anónimo dijo...

Lo pongo aquí porque no sé donde ubicarlo. Traigo un gran cabreo porque ayer me enteré que le dieron el título de Patrimonio de la Humanidad a los caminos del Norte del Camino de Santiago.
El primitivo, el costero, hasta un ramal vasco hasta La Rioja...

Y leo el periódico y echo en falta mi tramo, el que discurre por mi pueblo. El que va de León a Oviedo. Y me entero que fue porque no sé incluyó. Sobreentiendo que si se hubiera incluido ahora tendriamos un tramo del camino de Santiago Patrimonio de la Humanidad en Mieres. O, de forma más extensa, en la Montaña Central.
¿Así vendemos nuestro potencial turístico? ¿Quién es el culpable de todo esto? ¿No nos lo dieron por razones de peso o porque no movimos un dedo por conseguirlo?

Desde este blog sugiero que se indague en este asunto.