9/10/15

PEQUEÑAS SEMBLANZAS DE GRANDES MIERENSES: Xosé Antonio García, 'Pin'

Xosé Antonio García, Pin, nació el 3 de mayo de 1961 en la localidad de Santa Bárbara. Hijo único, de padre minero, tuvo una temprana vocación literaria reflejada en el que hoy se considera su primer poema en asturiano publicado, fechado en 1972, cuando tan solo tenía once años.
*Xosé A. García, 'Pin'.
Estudió la primaria en Oviedo, pero volvió a Mieres, al Instituto Bernaldo de Quirós, para cursar la secundaria y el bachillerato. En el instituto su pasión por la literatura aumentó, llevándole a cursar Filología Hispánica en Oviedo.
Pese a ser un poeta precoz, publicó su primer libro, Cuartetu de la criación, en 1989. El tema central del libro es la reflexión sobre el mero hecho de escribir. Su segundo libro, Alcordances d’un home muertu vio la luz seis años después, en 1995.
Entre ambas obras publica diversos poemas sueltos, con una temática que caracteriza gran parte de su obra, y que se basa en la preocupación por el estado de las cosas del país. Se muestra asimismo muy preocupado por la métrica, por los recursos estilísticos y por lograr que la poesía asturiana saliera del letargo en el que había caído.
En su vida personal, Xosé Antonio se casó con veinte años, siendo padre de su primer y único hijo con uno más. Emprendió varios proyectos profesionales  sin mucho éxito, ligados a la hostelería, y, a principios de los 90, se afilió al PCA, comenzando a colaborar como asistente del grupo municipal de IU, llegando incluso a figurar en la lista electoral del partido.
Fue hallado sin vida el 18 de junio de 1997 en su piso de Mieres, según se dice, con el Código Penal entre sus manos. Tenía 36 años y acababa de realizar un viaje a Cuba, que le había servido para pensar en nuevos horizontes, entre ellos, escribir una novela.
Se le dedicó la XXXI Selmana de les Lletres Asturianes en 2011, año en el que  además, se publicó Poesía, un libro dirigido por Laura Rodríguez Solís, en el que se recopilan poemas inéditos de Pin.

1 comentario:

Felipe dijo...

Yo conocí a sus padres y a él, aunque lo traté muy poco. Un chaval brillante, que decidió irse demasiado pronto.