22/1/16

Los trabajadores de Mieres Tubos piden a la dirección de la planta que se pronuncie sobre el incierto futuro de la misma
Los trabajadores de Mieres Tubos retomarán las movilizaciones que ya emprendieron hace un año ante el incierto futuro de la factoría de Sueros, que lleva ya 20 meses sin actividad debido a la enorme deuda adquirida por el grupo Condesa, propietario de las instalaciones. Los proveedores, también acreedores, siguen sin servir materia prima y los sindicatos ya asumen que la viabilidad de la antigua Perfrisa pasa por medidas drásticas y porque las administraciones publicas obliguen a la dirección a definirse. Y es que CC OO y UGT desvelaron  que hay "potenciales inversores" interesados en hacerse en control de la factoría, donde aún permanecen 60 trabajadores en plantilla, ya que han expirado todos los contratos temporales.
*Factoría de Mieres Tubos.
Los trabajadores llevan en sus puestos desde el pasado verano, cobrando sus salarios, pero sin tareas. La fábrica está parada desde hace casi dos años. "La familia Uribarren debe manifestar su interés en reflotar la fábrica o permitir la entrada de nuevos inversores, ya que somos conocedores de que hay potenciales interesados", remarcó Pérez Uría, responsable de CC OO, quien también indicó que "tenemos el compromiso de la Consejería de Industria de potenciar y activar los mecanismos que hay establecidos para facilitar la entrada de pasivos".
UGT también considera que ya no hay margen de maniobra: "O bien esta empresa empieza a producir tras dos años sin hacerlo o habrá que mirar la fecha de caducidad". Javier Campa, responsable del sindicato, hizo hincapié en que “el grupo Condesa debe definir qué planes tiene para Mieres Tubos y, si no está interesada, que lo diga".

No hay comentarios: