8/1/16

REPORTAJE: Pasen y vean... El cementerio protestante de Numa Guilhou

Es el único cementerio protestante-calvinista de Asturias, y se encuentra en Mieres, en el margen derecho de la N-630, justo frente a los terrenos sobre los que un día se levantó Fábrica de Mieres, el emporio industrial de la familia Guilhou.
Abandonado desde hacía varios años, la falta de mantenimiento hizo que la maleza impidiese verlo y acceder a él.
Conscientes del interés patrimonial del cementerio, los miembros de la sección de Arqueología Industrial de la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara decidieron ponerse, literalmente, manos a la obra, para devolver todo su esplendor al cementerio. Los trabajos de desbroce y restauración comenzaron en agosto de 2015. Cinco meses después, la diferencia es más que notoria…
Esta semana nos damos una vuelta por el cementerio protestante de Numa Guilhou en este nuevo “Pasen y vean”. Al igual que en las anteriores entregas de este tipo de reportajes, hemos optado por mostrar las fotografías a través de una presentación de Picassa, con pequeñas explicaciones de lo que se ve en cada una de ellas. La presentación se inicia pinchando en ella y se recomienda, para su visionado, usar Mozilla Firefox o Google Chrome.

Jean Antoine Numa Guilhou (1814-1890), francés natural de Mazamet, se inició en el mundo empresarial muy joven, constituyendo con su padre y sus hermanos una sociedad dedicada al comercio de lana en la región de Tarne.
*Retrato de Numa Guilhou.
Se mantuvo durante décadas como socio de la misma, al tiempo que participaba en otras compañías mercantiles. Su vínculo con Asturias nació en 1857, después de que adquiriera la Compagnie Miniere et Metallurgique des Asturies, fundada cuatro años antes, y controlada por el grupo del Marqués Riánsares, que no pasaba por su mejor momento económico.  Jean Antoine decidió entonces trasladarse a Mieres para dirigir de cerca la fábrica de fundición y las explotaciones mineras que acababa de comprar. Decidido a ampliar su negocio, compró también, en 1861, la fábrica de aceros de Villallana y varias minas en Langreo.
Sin embargo, los problemas de logística y comunicaciones de aquella época hicieron que el grupo de empresas fracasara y estuviera a punto de entrar en liquidación.
Tras la llegada en 1873 del ingeniero Jerónimo Ibrán y tras la adopción de diversas medidas (renovación de instalaciones, nuevos talleres…), el grupo empresarial comienza a resurgir, hasta situarse como un referente industrial, a nivel nacional, provocando grandes cambios sociales, políticos y, por supuesto, económicos, en el concejo.
Numa Guilhou falleció en su casa de El Padrún (desde donde controlaba su fábrica) el 22 de octubre de 1890, a causa de una neumonía. Su cadáver hubo de ser embalsamado, ya que su entierro se pospuso varios días, a fin de que pudieran despedirse de él los más destacados industriales del panorama nacional. 
Tras recorrer el cementerio, debemos destacar los siguientes puntos:
-El reparto de tumbas. En el cementerio se identifican ocho tumbas:
            -La de Numa Guilhou (la central).
            -La de su padre Santiago (identificada también con sendas lápidas).
            -La de Madame Medeley, suegra del ingeniero Luis Garizabal, y una hermana soltera de la primera (a la derecha de la tumba de Santiago Guilhou).
            -La de una asistenta francesa protestante (rumores, no confirmado).
            -La de una pareja de alemanes.
            -Una tumba desconocida, muy próxima a la que se sospecha que es de la          asistenta francesa.
            -Otras dos tumbas desconocidas, situadas en la parte inferior del cementerio.
*Vista del cementerio.
Además, el cementerio fue el primer lugar en el que se enterró el cuerpo de Eliza Pool, la mujer de un ingeniero inglés, evangélico, que falleció en Trubia en junio de 1860 y cuyos restos mortales fueron después trasladados.
-El porte del cementerio. Tanto su diseño como sus elementos ornamentales, entre ellos varias palmeras (tres, de las cuatro que había), hacen que el cementerio arroje un porte que muy pocos ostentan. El ladrillo rojo que reviste las columnas y parte de esos elementos ornamentales  hace que, visualmente, el conjunto sea aún más llamativo.
-Las labores de restauración. Pese a que aún no se han dado por concluidas y que se tardarán varios meses más, ya pueden verse en el recinto los efectos de la restauración. Más allá del gran desbroce realizado, se han recompuesto muros, se han colocado partes de verjas, se han rejuntado columnas… Además del cementerio, la asociación Santa Bárbara pretende recuperar un sendero que, en zigzag, baja de La Rebollá hasta él y ha comenzado también con el desbroce de los accesos a dos bocaminas existentes en la zona.
-El futuro del cementerio, una vez restaurado. Se prevé que pase a integrarse dentro de la oferta turística, basada en patrimonio industrial, que ofrece el concejo. Para ello, se incluirá dentro de las visitas guiadas que se organizan para mostrar ese patrimonio industrial del concejo.

Por nuestra parte, solo queda agradecer a la persona que nos acompañó durante el recorrido, y prometer que volveremos a darnos otro ‘tour’ cuando las obras de restauración concluyan.

5 comentarios:

Xurde dijo...

Bon reportaxe. Quizá con esi senderu dende La Rebollá se puea incluir nel mapa turísticu, porque lo que nun se podrá facer ye llevar a la xente a velo a pie per la nacional.
Tovía nun pasé a echai un vistazu, pero per les fotos vese que tan faciendo un trabayu bonu.

Anónimo dijo...

Las palmeras las veo muy tocadas por la hiedra. No sé yo si se salvarán y es una pena. Solo espero que si no se salvan, planten otras nuevas.

Felipe dijo...

Es curioso lo de la tumba vacía y la de la asistenta francesa no confirmada. A ver si tirando de archivos o documentación de la familia consiguen descifrar quiénes están enterrados en la vacía y si es o no la otra la de la asistenta.

Eva dijo...

Soy de Mieres de toda la vida y no lo conozco físicamente. Solo por fotografías. A ver si un día me llego a verlo.

Anónimo dijo...

Y este cementerio nun y era de propiedad privada? En tos la familia nun paga na por qué lu limpien?