26/2/16

LA TRIBUNA DE MONTERDE: ¡Que vuelva la fidelización al comercio!

El otro día acompañé a un amigo mío a ver varios locales comerciales, porque anda con la idea de montar un negocio (no diré de qué, que no quiero ser gafe). Vimos un par de ellos, después de haber concertado las correspondientes citas con sus propietarios.
En uno de los locales, sin uso desde hace tiempo (tanto que no recuerdo qué era lo que había en él), me llamó poderosamente la atención una pegatina que había en la puerta. Una pegatina en la que se informaba de que en aquel establecimiento se podía usar una tarjeta, la tarjeta del Comercio de Mieres del Camino.
*El anuncio de la tarjeta en el local.
No ando muy pendiente de estas cosas, por lo que le pregunté al dueño del local si sabía algo de cómo se usaba aquella tarjeta. Me comentó que era algo que había salido hacia finales de los años noventa y que era más o menos como la tarjeta de puntos del Alimerka, por decir que en vez de puntos, con ella se conseguían pequeños descuentos en los establecimientos que participaban en el programa. No era una tarjeta de crédito, sino una especie de carnet de socio, en el que figuraban el nombre y apellidos de su titular, su DNI y su dirección.
“¡Qué buena idea!”, pensé, con una sospecha de que aquello ya no existiría a día de hoy. Al llegar a casa, me puse a buscar el tema en internet y confirmé mis sospechas: ya no existe este tipo de tarjetas. Sí que hay una, vinculada a una entidad bancaria, que, la Unión de Comerciantes del Caudal vende como “la primera tarjeta del comercio mierense, con amplias ventajas tanto para usuarios como para comerciantes” y que se puso en funcionamiento en el año 2010. Un momento… Si esa es “la primera tarjeta del comercio mierense”, ¿dónde queda la otra, la de la pegatina en la puerta del local que visité con mi amigo? ¿No dependía de la actual Unión de Comerciantes del Caudal? ¿Qué fue de ella? ¿Por qué desapareció? Solicito que alguien me lo aclare, dado mi desconocimiento en la materia.
Sí que, sea como sea, y volviendo a la idea del principio, me parecería una excelente idea, en pro de fomentar el consumo en las tiendas del concejo que se crease una tarjeta descuento, sin vinculación alguna a ninguna entidad bancaria. Está genial que de vez en cuando se sorteen vales descuento, se sorteen un par de miles de euros, se hagan desfiles y se hagan pequeñas cosas que hagan hablar del comercio local. Pero, ¿por qué no recuperar una tarjeta de fidelización como, parece que fue, la tarjeta del Comercio de Mieres del Camino? Igual daba hasta mejor resultado… 

3 comentarios:

Xurde dijo...

Esta tarxeta teníemosla en mio casa, pero yo diría que yera más vieya tovía, del añu 1995-1996. Y paezme que yera algo externo a lo que güei ye la Unión de Comerciantes, que yera algo impulsao pel propiu ayuntamientu, entós gobernau per Porrón.

Anónimo dijo...

A la actual U. de Comerciantes no le interesa los clientes. Le interesa solo salir en prensa de vez en cuando con desfiles y actos autopropagandísticos. Lo último que hicieron de verdad en pro de los consumidores fue la loto tombola de San Juan, donde rifaron algunos vales.
Deberían copiar un poco de la otra Cuenca...

Felipe dijo...

Esta tarjeta la teníamos en casa. Yo diría que es posterior a lo que Xurde y Monterde comentan. Me parece que no hace tanto, que es más del 2002-2003. El funcionamiento, tal y como lo apunta Monterde.