5/2/16

PEQUEÑAS SEMBLANZAS DE GRANDES MIERENSES: Fernando Herrán

Fernando Herrán Fernández nació en Vistrimir, una aldea del Valle de Cuna, en el año 1950.
Tras cursar la primaria en Cenera y las enseñanzas superiores en Mieres, Fernando se licenció en Magisterio en la Universidad de Oviedo. Su primer destino fue la que había sido su primera escuela: la de Cenera.
De allí se trasladó al concejo de Boal para dar clase en un colegio rural. Fue en esa localidad en la que conoció a su esposa, Araceli, con la que tuvo dos hijos.
*Fernando Herrán.
Años más tarde, la vida hizo que volviera a Mieres. Así, fue director durante varios años del colegio de Figaredo. Dio también clase en la escuela de personas adultas y en el IES El Batán.
Amante de la enseñanza, compaginó durante varios años su trabajo como maestro con sus estudios de Pedagogía, llegando a licenciarse en esta disciplina.
Cuando aún estaba ejerciendo como docente en El Batán, su corazón comenzó a darle problemas. Anhelaba seguir en la enseñanza, pero no le quedó más remedio que jubilarse anticipada y forzosamente, tras treinta años dedicados a la docencia.
Fue en ese momento en el que decidió que quería dedicarse a la política, algo que desde siempre le había gustado ya que desde muy joven estuvo unido a las filas del PSOE.
En el año 2007, con el inicio del segundo gobierno de Luis María García, Fernando Herrán se convirtió en concejal de Deportes, Educación y Medio Rural, áreas en las que se sentía muy cómodo, disfrutando de esa nueva etapa personal y profesional.
Un ataque al corazón acabó con su vida el 5 de junio de 2010, cuando contaba 57 años. “Se nos fue la mejor persona de la corporación”, señaló, sobre él, el entonces alcalde.
Desde ese año, la Gala anual del Deporte de Mieres, cuya creación promovió y defendió durante su etapa como edil, le recuerda otorgando un galardón que lleva su nombre.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Un gran paisano. Los que coincidimos con él en el trabajo, como profesores, lamentamos mucho su muerte. En mi caso, coincidí un año con él en El Batán y dos después fue cuando se jubiló.
Se nos marchó muy pronto. Era un tipo con el que daba gusto hablar de cualquier cosa, hasta de política, pese a su ideal socialista.
Los chavales del instituto estaban encantados con él y con cómo daba clase.

Anónimo dijo...

Fuimos compañeros de estudios durante algún tiempo y continuó nuestra amistad hasta su fallecimiento Era creyente, por tanto que Dios lo tenga en la gloria. Como persona era el mejor de los mejores. JEROMIN.

Anónimo dijo...

Los buenos siempre se van antes... Era una gran persona como apuntan los comentarios anteriores.

Pablo Álvarez Fernández dijo...

Siempre en nuestro corazón. Aquí mi semblanza personal tras conocer su fallecimiento: http://pablosiana.blogspot.com.es/2010/06/tristeza-en-el-alma.html

Topo dijo...

Gran paisano, como pocos en el PSOE de aquella época. Era de esas personas con un corazón tremendo que no entendías qué hacía en política, en un partido donde de aquella faltaban sentimientos y razón.
Necesitábamos más gente como Herrán.

Anónimo dijo...

Topo, que mala leche, hasta para hablar bien de una gran persona tienes que echar sapos contra el PSOE. Eso ye muy preocupante, tanta mala baba, va reventate

Anónimo dijo...

Topo, más valía que te hubieses callado ya que a Nandín no le gustaría leer lo que escribiste de sus compañeros de partido.

Unknown dijo...

Un MAESTRO :sabía, pero sobre todo sabía ser persona. Sus alumnos fueron afortunados y yo, que fui compañera suya, estoy orgullosa de haberle conocido.
Violeta

Violeta Iglesias dijo...

Un MAESTRO :sabía, pero sobre todo sabía ser persona. Sus alumnos fueron afortunados y yo, que fui compañera suya, estoy orgullosa de haberle conocido.
Violeta

PURIFICACIÓN PARDO GARCÍA dijo...

Fui alumna suya en el cole de Figaredo,gran profesor y persona.Años después,ya como maestra en dicho cole,supe la triste noticia de su fallecimiento.Mi mayor agradecimiento y consideración por su labor docente.

PURIFICACIÓN PARDO GARCÍA dijo...

Fui alumna suya de Sociales y Educación física en el colegio de Figaredo.Años después,ya como maestra en dicho cole,supe la triste noticia de su fallecimiento.Mi mayor agradecimiento y consideración por contribuir a la formación académica y personal de tantos y tantas.