25/3/16

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Premiar por reciclar

¿Recicla? ¿Es de los que tira todo al contenedor gris de turno? Tanto si es de los primeros como si es de los segundos, esta “Tribuna” le podría interesar…
Para comenzar, debemos trasladarnos hasta el concejo cabecera del Nalón: Langreo. Gobernado desde mayo del año pasado por IU y la marca local de Podemos, hace unos meses encargaron un estudio ambiental para ver mejorar la gestión de residuos sólidos. Los resultados les dejaron ojipláticos: se reciclaba poco y el Ayuntamiento se gastaba todos los años medio millón de euros en pagar a Cogersa todo lo que es la gestión de la basura no reciclada (la que se lleva a enterrar al vertedero de Serín).
*Contenedores de reciclaje en La Campeta.
Conscientes de que la situación no puede seguir así, desde el Consistorio langreano se han puesto las pilas y han apostado por dos cosas: colocar más contenedores de reciclaje en el concejo, especialmente en la zona rural, y, quizás la más importante, bajar el recibo de la basura a sus vecinos a medida de que la tasa de reciclaje en el concejo vaya creciendo.
La idea tiene un pro estupendo, que es precisamente esa rebaja en el recibo de la basura de la que acabo de hablarles, y también un contra: que beneficiará a todos los vecinos, con independencia de que reciclen o no. En ese sentido, igual ‘cojea’ un poco… Pero, ¿no es una grandísima medida?
Incentivar por reciclar, básicamente. En Oviedo llevan años haciendo algo parecido, pero un poco más complejo y ligado al sistema de cubos que se encuentra implantado en la capital para recoger la basura.
En Mieres la tasa de reciclaje por vecino andaba en torno al 25%. Es decir, que uno de cada cuatro vecinos del concejo recicla, mientras que los otros tres, no. Un porcentaje que puede parecer bajo, pero que está por encima de la media en el Principado, donde ronda el 20%. Como ven, hay mucho margen para mejorar y quizás ayude un programa con ese par de ideas tan sencillas que han adoptado o van a adoptar en Langreo: más contenedores (que aquí habría que extender también a núcleos rurales, los grandes olvidados en esto del reciclaje) y rebaja en la tasa de basuras.
Y por supuesto, no perder de vista la idea de que lo que se recicla se transforma en nuevos productos. Lo que no, se entierra a esperar una larga descomposición en el vertedero que Cogersa tiene en Serín y que está a punto de alcanzar su máximo nivel de capacidad. ¿Merece o no la pena reciclar?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo abogaría por un sistema más como el de Oviedo, aunque habría que ver cómo aplicarlo a Mieres sin los cubos. Me parece muy injusto que se rebaje el recibo para todos, cuando no todos reciclen, que es lo que pretenden hacer en Langreo.

Xurde dijo...

Na otra cuenca siempre nos llevaron ventaxa en casi to. Seguro qu'esto, de llegar a facese equí, nun se fai hasta 2020 o 2021, siendo xenerosu.

Xandru dijo...

Reciclo. Y aviso una cosa: No pocas veces, a decir verdad casi siempre y sobre todo el contenedor amarillo, se llena y no pasa la recogida varios días después de lleno. 3,4,5 o mas días después de lleno, con lo cual o bien la gente planta lo que llevaba a reciclar en la acera o acaba en el contenedor gris. Me refiero a Turón. De poco sirve poner contenedores de reciclaje si la frecuencia de recogida es tan paupérrima.

Felipe dijo...

Y lo mismo pasa en Mieres, Xandru. Los de Santa Marina y la zona del Vasco-Mayacina se deben de vaciar una vez por semana.

Topo dijo...

El problema de esto es que implica coordinarnos con Cogersa. Y Cogersa nos quiere lo justo...
Lo mismo que quiere una ex al exnovio. Desde que asumimos la recogida de basuras para ahorrar lo que nos venían cobrando, no se han vuelto a portar como antes con nosotros. Lo peor es que acaban pagando los ciudadanos.

Anónimo dijo...

Pues me parece fatal eso que apuntas, Topo. De ser verdad no entiendo que los ciudadanos acabemos pagando los platos rotos de algo que ya pasó hace unos años y que fue una decisión exclusivamente política.