29/4/16

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Que el Auditorio Cajastur no caiga en el olvido...

El 29 de abril aparecerá publicado este artículo en el blog. Aparecerá publicado unas horas antes de que la Asociación ‘Mierense del Año’ entregue sus populares galardones, que este año recaen en Ernesto Burgos, Germán Rodríguez y Piedad Martínez. Vaya por delante mi enhorabuena a los tres.
La entrega de los galardones de este año tendrá, además, algo especial… Por primera vez se producirá en el Auditorio ‘Teodoro Cuesta’, en la Casa de Cultura. Un nuevo escenario que viene a reemplazar al Salón de Actos Cajastur o Auditorio Cajastur (como le llamábamos muchos) en el que venían entregándose los galardones hasta el año pasado.
Precisamente, ese cambio de escenario es algo que me preocupa. Cajastur era y es (ahora integrado en Liberbank) uno de los colaboradores históricos de la organización de estos galardones. Prueba de ello es que el jurado se reunía a deliberar en una sala situada en lo que fue el Centro Social de la entidad, en la calle Jerónimo Ibrán, y que los premios se entregaban en su auditorio, situado en esa misma calle. Un auditorio que, dicho sea de paso, era la única actividad que tenía en los últimos años, después de los recortes en cultura acometidos tanto por administraciones públicas como por la propia Cajastur.
*Los 'Mierense del Año' 2015, en el Auditorio Cajastur.
Que el Auditorio Cajastur no abra sus puertas para acoger a los galardonados y al numeroso público que suele ir a este acto, me hace pensar muchas cosas. La primera, que se haya procedido a desmantelar, lo cual no sería de extrañar, teniendo en cuenta el poquísimo uso de los últimos años. La segunda, que Cajastur haya ‘traspasado’ sus instalaciones de la calle Jerónimo Ibrán a otra entidad del grupo Liberbank o ajeno a él, y que si bien siga colaborando con la asociación, no pueda por ese traspaso cederles el auditorio para la gala. Esta hipótesis se basa en que no aparece como bien de la entidad en la página web de la misma. La tercera de las hipótesis es algo más optimista: que Liberbank o quien sea estén haciendo obras de cara a una próxima reapertura tanto del Centro Social como del auditorio. ¡Qué! Por soñar…
Quizá muchos no lo sepan, pero el Auditorio Cajastur es el más grande de los auditorios y salones de actos que tenemos hoy por hoy en Mieres. Inaugurado en 1999, cuenta o contaba, con 470 butacas. Una cifra nada despreciable, teniendo en cuenta que el del Campus cuenta con ‘solo’ 358 butacas. Algunas menos tiene el Auditorio ‘Teodoro Cuesta’: 330.
Su gran capacidad se correspondió durante una década con numerosas actividades: ciclos de teatro y cine, CortoMieres, Tribunales Populares, conciertos… Muchos son los que se lamentan de que el Cine Esperanza esté cerrado y como está cuando pasan ante él. Pocos somos, sin embargo, los que nos acordamos de esas magníficas instalaciones que la entidad bancaria tiene o tenía, encima, en pleno centro de Mieres. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Esperar que Liberbank haga algún tipo de cuestión social o cultural ya no es soñar es pensar en la utopía...

Xurde dijo...

A mí sí que se me fizo raro que llevaran los galardones pa la Casa de Cultura cuando lo lleí na prensa. Nun explicaron motivu algunu, y quiero pensar bien, pero cuestame trabayu... Nun sé por qué me da a mí que esi auditoriu ta ya desmantelau.

Eva dijo...

A muchas obras de teatro fui yo ahí. Era un salón increíble, amplio, espacioso y con una perspectiva que te dejaba ver todo el escenario estuvieras sentada donde estuvieras.