15/4/16

UN LUGAR PARA VIVIR: Villar de Gallegos, siete años después

Fue el primer ‘lugar para vivir’ que mostramos en este blog. Lo hicimos a través de un reportaje que en esta misma sección apareció publicado el 5 de abril de 2009 (no de marzo como figura en el ‘post’ original).
Siete años después, en plena celebración de nuestro séptimo aniversario, hemos vuelto a VILLAR DE GALLEGOS para ofrecerles una entrada más amplia y con el estilo actual del blog, algo lejano en forma pero el mismo en esencia, que aquel que teníamos hace siete años.

VILLAR DE GALLEGOS es una aldea ubicada en la parte alta del Valle de Cuna y perteneciente a la parroquia de Gallegos. Cuenta con 32 habitantes según el censo del año 2014 y se encuentra situada a algo más de 450 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Formada por cuarenta y dos viviendas, la localidad está cargada de etnografía, representada por una docena de hórreos y alguna panera, unos mejor conservados que otros, varias casas de piedra y con corredor, así como tres fuentes en el pueblo y un potrero, restaurado y convertido en un elemento ornamental más. 
 

Aunque algo alejado y en medio de una mata, el pueblo cuenta con un lavadero, con sus dos balsas y fuente, del año 1923, restaurado a principios de siglo y, sin embargo, en desuso y un estado no todo lo bueno que debería ser, como se apreciará en la correspondiente imagen.

VILLAR DE GALLEGOS cuenta asimismo con una capilla, consagrada al Santo Ángel de la Guardia, que se festeja el primer sábado del mes de marzo. De origen desconocido, se sabe que su campana data de 1660 y que se le atribuye una gran capacidad para espantar rayos y tormentas. La leyenda cuenta, también, que una anciana del pueblo, cuando veía que se acercaba una tormenta iba a tocar la campana de la capilla. Un día se durmió y no fue, pero la campana, inexplicablemente, tocó sola.

Para los amantes de la montaña, la aldea se enmarca dentro de la ruta senderista PR-AS 39, o Sendero del Valle de Cuna, que parte de Cenera, asciende a la Campa del Tíu Vicente y baja a VILLAR DE GALLEGOS para volver a Cenera. 12 kilómetros de ruta bien señalizada por el que por muchos es considerado el valle con el mayor atractivo paisajístico del concejo de Mieres.

1 comentario:

Felipe dijo...

Pues ye una pena que un pueblu tan guapu tenga un lavaderu grande y curiosu pero así como se ve en la foto. La verdad es que conozco el pueblu pero desconocía el detalle del lavaderu.