13/5/16

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS

Con el papel trascendental que desempeñó Numa Guilhou en el futuro de Mieres y el desarrollo industrial del concejo a lo largo de finales del siglo XIX y buena parte del siglo XX, es lógico que tuviera una calle dedicada a él. Y la tuvo, desde 1909 y de manera interrumpida hasta la actualidad.
Este francés llegó a Asturias en 1870 tras adquirir en pública subasta la Sociedad Hullera y Metalúrgica de Asturias. En 1879 fundó la Sociedad Fábrica de Mieres y once años después falleció en este mismo concejo a los 76 años de edad. Sus restos reposan junto a los de su esposa en un pequeño cementerio situado frente a los terrenos que ocupó la Sociedad Fábrica de Mieres en sus orígenes. Como dato, ese pequeño cementerio es el único cementerio protestante de Asturias.

La actual calle Carreño Miranda, denominada así en honor al famoso pintor avilesín, fue conocida hasta la II República como calle Martínez de Vega. Fue entonces cuando se pasó a denominar calle García Hernández, en ‘honor’ a uno de los capitanes del acuertalamiento  de Jaca de la fallida sublevación de 1930, tras la que murió ejecutado.
En 1937 pasaría a llamarse calle Calvo Sotelo, Ministro de Primo de Rivera. Conservaría ese nombre hasta 1982, año en el que el Ayuntamiento le otorgó su nomenclátor actual.

No hay comentarios: