13/5/16

DEBATE EN TRES PREGUNTAS: De la charla motivacional a los trabajadores del Ayuntamiento y su coste

18.000 €. Ese es el coste que tendrá para el Ayuntamiento el taller de un catedrático de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, que buscará motivar a los trabajadores municipales.
Desde la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) la crítica no se ha hecho esperar: “Estamos expectantes para ver qué fin de semana empezamos a jugar al rugby y a preparar barbacoas. Es una algo carente de sentido común, ni de capacidad de escuchar con entendimiento, ni tampoco de tener educación”.
El Gobierno local ha quitado hierro a las críticas, considerando que el taller, cuyo fin es modernizar y reorganizar la plantilla, es del agrado de gran parte de los trabajadores.
Sobre esta noticia, una de las más destacadas de la semana, versa el presente “Debate en tres preguntas”:
*Un trabajador del Ayuntamiento.

-¿Qué le parece la idea y su coste?

-¿Comparte las críticas vertidas por la CSIF?

-¿Cree que la impartición de un taller motivacional pueda repercutir en la modernización y reorganización de la plantilla de trabajadores, como defiende el Gobierno local?

El debate se vertebra sobre estas tres cuestiones. Pueden darles respuesta y comentar lo que deseen en torno al tema, de las siguientes tres formas:
1) Con un comentario bajo esta entrada. (Pinchar en comentarios. Si no se desea dar datos, publicar como anónimo).
2) Con un comentario en nuestro muro de Facebook o Twitter. Se publicará íntegra e inmediatamente sin dar señas del autor.
3) Con un correo a elblogdelmierense@gmail.com que se publicará íntegra e inmediatamente sin dar señas del autor.
Nos gusta que expresen sus opiniones, siempre desde el respeto y las buenas formas.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Es para todo el personal? ¿Incluídos los políticos? Si es así, me alegro. Creo que ellos son los que más necesitan una dosis extra de motivación. Parece que la que les dieron los ciudadanos el 24 de mayo de 2015 se les está agotando.

Victoria dijo...

Sinceramente, no creo que el coaching profesional tenga como fines "modernizar y reorganizar la plantilla".
La plantilla se moderniza con nuevas tecnologías y nuevos miembros, y se reorganiza con relaciones de puestos de trabajo, organigramas y demás.

Xurde dijo...

-¿Qué le parece la idea y su coste?

La idea nun ye mala. Toos los que trabayamos per cuenta axena deberíemos tener de vez en cuando una cosa d'estes. El problema ye'l coste, que me parez exagerau. Amás, nun entiendo por qué hay que traer a unu de Barcelona pa impartila, habiendo equí, que seguramente los haya, grandes profesionales que puean facelo muncho más barato e igual de bien.

Xurde dijo...

-¿Comparte las críticas vertidas por la CSIF?

La CSIF debe tar molesta porque estos talleres deben facese fuera del horario de trabayu. Si se ficieran nel horariu de trabayu, seguro que nun protestaba ni Dios y taba tol mundu contentu.

Xurde dijo...

-¿Cree que la impartición de un taller motivacional pueda repercutir en la modernización y reorganización de la plantilla de trabajadores, como defiende el Gobierno local?

Ye l'otra cosa que nun me cuadra. Como apunta Verónica un par de comentarios per riba, veo que ye más pa influir nel ánimu y disposición de los empleaos, non pa modernizar ni reorganizar na.

Anónimo dijo...

Al final los gobernantes, sean del partido que sean, acaban haciendo aquello que criticaban los que estaban antes y a los que tanto criticaban por ello. Lo vemos a nivel nacional con Podemos y se ve en Mieres con IU.

Felipe dijo...

Es que tres millones de pesetes son muches perres. Si quieren motivar a los trabajadores casi más valía que los repartieran entre ellos como complementos salariales que gastarlos en esos talleres de los que solo saldrá ganando uno: el que los da.

Topo dijo...

Es una prueba piloto y yo sí que lo veo como una forma de modernizar la administración. Hoy en día práctiamente todas las empresas lo hacen, al menos una vez al año, y ya son muchos los ayuntamientos que vamos aplicándolo.
Se hacen en horario fuera de la jornada de trabajo y en el caso de Mieres, en varias sesiones, dividiendo a la plantilla en tres grupos.