27/5/16

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Cuatro cosas para mejorar la zona de esparcimiento canino de La Villa

Creo, sinceramente, que como ‘zona de esparcimiento canino’ últimamente está entrando cualquier cosa. En los últimos años se ha visto que cualquier espacio vale para que los que tienen perro puedan soltarlo un rato, lo que me parece genial.
Sin embargo, también se ha visto que algunos de esos espacios han sido pensados para los perros y no para los dueños. Ejemplo más reciente de ello es la zona de esparcimiento canino ‘construida’ sobre el solar del viejo colegio Clarín, en la parte de atrás de la residencia de estudiantes y el centro de investigación del Campus de Mieres.
Decir ‘construida’ igual es decir mucho… Dejémoslo en ‘establecida’. Construir, realmente, no se ha construido nada. Simplemente, se desbrozó un solar invadido por la maleza (lo cual es de aplaudir) y se colocó una portilla para terminar de cerrar un recinto que estaba vallado desde que terminaron las obras de ampliación del Campus.
*Zona de esparcimiento canino de La Villa.
Y ya. De eso ha pasado ya casi medio año. Recuerdo que cuando publicamos en el margen del blog tres o cuatro fotografías de cómo había quedado el solar, una vez desbrozado, alguien comentó que esperaba que se colocasen bancos y se adecentase un poco, en plan más de parque que de solar para perros, que es un poco lo que sigue siendo.
Porque sí. Pese ha que han pasado ya casi seis meses y pese al potencial del espacio, la zona de esparcimiento canino no deja de ser, como comentaba, un solar para perros. Se hizo pensando en no gastar mucho y en los animales, pero no en sus dueños. Creo que no hubiera costado nada poner unos bancos para que pudieran sentarse a leer el periódico, a fumar o a lo que sea, mientras sus animales se ‘esparcen’. Y de paso, poner un par de árboles en condiciones, tipo los que han usado para sustituir a algunos que estaban secos en la calle Manuel Llaneza. Debidamente vallados, los perros no les harían nada.
Colocar un tablón a la entrada con las normas básicas de este tipo de espacios, como los que tienen las zonas de esparcimiento canino de Ujo o de El Norte, tampoco hubiera estado mal. Por último, yo hubiera añadido alguna papelera… En las otras zonas es obligatorio recoger los excrementos, lo que supongo que también será obligatorio en esta.
Cuatro ideas, en resumen, para mejorar un espacio útil y bien aprovechado por muchos dueños y sus perros, como se puede ver en cualquier momento que se pase por la zona, en la que siempre hay alguien, sea la hora que sea. En ese sentido, la idea es un éxito.  

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hace un mes apunté la necesidad de pintar o repintar en paseo del rio que fluye hacia el pedroso dado que en dias de lluvia y siendo de noche y con las puñeteras luces amarillas de las farolas era un paseo a la eternidad por lo peligroso. Rayas de un blanco luminoso y todo en orden..una labor bien hecha por los portentos del principado. Un saludo: JEROMIN.