8/7/16

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Bienvenida con escombros

Imagínese que va a visitar a alguien. Pongamos que va a su casa. Llega, toca el timbre, y la persona a la que va  a visitar le abre la puerta. Entra usted en un recibidor amplio, pero lleno de basura. Aquello lleva sin limpiarse desde hace varios años. ¿Qué pensaría?
Traslademos la imagen a un pueblo. Pongamos que va de visita a un pueblo del Valle de Turón. Entra al pueblo y se encuentra, nada más llegar, con una parcela repleta de escombros, sobre los que hay basura, plantas que han ido creciendo y varias cosas más... No hace falta que en esta ocasión se ponga a imaginar nada… Básicamente, porque lo que le acabo de describir la imagen que ofrece, desde hace ya casi año y medio, la localidad de Cortina de Figaredo.
*Los escombros del inmueble, en la entrada de Cortina.
Seguramente recuerda que en febrero del 2015, el invierno, con su lluvia y su viento, acabaron por tirar una pequeña parte de la Casa Cortina, un inmueble situado en esa localidad de Figaredo, datado del siglo XVI. El Ayuntamiento, para evitar que aquello fuese a más, y velando por la seguridad de peatones y conductores, decidió derribar toda la construcción. La polémica estuvo servida, ya que el Principado se acordó de la casa, cuando era demasiado tarde para acordarse de ella, e inició una investigación contra el Consistorio para ver si el derribo era o no necesario, al estar incluida la casa en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias.
Desconozco en qué punto está el tema de la investigación y si ha habido o no algún tipo de exigencia de responsabilidad por parte del Principado al Ayuntamiento. Lo que sí sé es que los escombros de la Casa Cortina (y alguno más, tirado después del derribo) siguen acumulados, año y pico después, en el solar que ocupaba el inmueble: una parcela situada justo a la entrada del pueblo. Un pueblo que, por otra parte, puede presumir de estar bastante bien cuidado, con, entre otras cosas, un lavadero restaurado hace unos años, o la capilla de San Clemente, que está siempre impoluta.
Imagino, porque es lo que hay, que los escombros de la Casa Cortina seguirán dando la bienvenida al pueblo a todo aquel que entre, como me ocurrió a mí hace unos días. Comentan en el pueblo que no se sabe a ciencia cierta a quién pertenece el solar. Un vecino dice que al ser un bien inventariado, el desescombro debe de seguir unos trámites, con autorizaciones y demás burocracia por parte del Principado. Otro vecino señala que el Ayuntamiento corrió demasiado a la hora de tirar la casa, que en La Villa hay casas en peor estado que no se han tocado.
Habrá que dejar que siga pasando el tiempo para ver en qué queda el asunto y si finalmente Cortina recupera el esplendor de la entrada al pueblo, aunque ahora ya sin su Casa. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Corrieron que se mataron. Cosa de tres o cuatro meses antes hizo el de ""Mochileros"" un programa por el Valle de Turón y paraba en esta casa a enseñala. Se ve que igual no estaba pa entrar a vivir, pero pa caer tampoco.

Anónimo dijo...

Hostia, anonimu, tienen un problema con los años y los meses, porque esi programa ye del 2011 y el derribo del 2015.