1/7/16

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Reñir sí, pero atendiendo a las circunstancias

Leo con asombro, en la edición de hace unos días de “La Nueva España”, que un señor de más de 80 años había sido reñido por un agente de la Policía Local después de que este viera al anciano defendiéndose, con su bastón, a un perro que iba suelto y que se le abalanzó. Todo ello en un paseo, el que va de Mieres a Rioturbio, en el que no hay zona de suelta de perros ni nada que justifique, en principio, que el can anduviese suelto.
En la mente del animal nadie puede meterse para saber qué pensaba hacer, pero creo que la actitud del señor fue correcta y nada reprensible. Vamos, yo hubiera hecho lo mismo en su lugar y creo que es lo que cualquiera haría si le sale, así, de repente, un perro suelto en una zona en la que no debería estar suelto. Lo dicho, creo que no había nada que reprender.
*Un perro, suelto, en el paseo Mieres-Rioturbio.
Leyendo la noticia, se me vino a la mente una actitud parecida de un agente, pero en pleno centro de Mieres. No sé, lo vería hace cosa de un mes o mes y medio, en la confluencia entre las calles Escuela de Capataces y Armando Palacio Valdés. Dos niños, de cómo mucho seis o siete años, iban el uno detrás del otro en bicicleta por la acera de Escuela de Capataces. Doblaron la esquina y allí, al pie de una tienda de telefonía de la que yo salía, un agente les echó el alto. “Vayan con más cuidado, recuerden que las aceras no son para las bicicletas”, les dijo antes de dejarlos ir, advirtiéndoles de que deberían usar la carretera para montar en bici.
Cierto. El agente tenía razón… Pero, ¿en serio? ¿Cómo se van a poner a andar dos críos  de seis o siete años, en bicicleta, por cualquier calzada, sea de la calle que sea? Con bicicletas que apenas levantan cinco palmos del suelo. Entendería el regaño si fuesen chavales de quince o dieciséis años, pero desde luego, no para críos de eso, seis o siete años que debían de tener estos.
A ver… Está bien que los agentes ‘velen’ porque todos nos comportemos bien, sin cometer ninguna infracción, o algo que pueda parecérselo y que nos reprendan cuando hacemos algo mal, pero estos dos casos muestran que igual hay veces en las que no se debe reñir así como así. ¿Recuerdan eso de pensar antes de hablar? Pues debería observarse antes de advertir. Observarse que el perro estaba suelto y el señor, lógicamente, trataba de espantarlo, en el primer caso, y que son críos, en el segundo de los casos.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada uno expresa su opinion y la mia es que esas sensibilerias porque los niños en cuestión tengan 7 u 8 años no me valen;hay una ley vial y la cumple todo dios si porque sean menores hay que darles carta blanca mal vamos. Si hubiesen embestido a una persona de edad y le hubieran causado heridas la reaccion seria otra: Hay que educar a temprana edad y no se hace y así nos va.Un saludo: JEROMIN.

Anónimo dijo...

Pues yo estoy con Monterde en lo de los guajes. Lo del paisano y el perro me parece de traca.

Anónimo dijo...

DE LOCOS, PERO LA JUSTICIA YE ASI EN ESTI PAIS, VIOLATE UNU A LA FIA LE DAS UNA PALIZA BIEN DADA Y VAS TU A LA CARCEL, ESTO LO MISMO , BIEN UN PERRU A MORDETE Y EL DELINCUENTE YES TÚ. ASCO DE PAIS

Felipe dijo...

Y salvó que solo fue una reprimenda. Hay agentes animalistas que lu hubieran llevao a juiciu como autor de un delito contra la fauna o algo de eso.

Anónimo dijo...

Lo de las leyes de este país y las actuaciones de las fuerzas de seguridad parece de chiste