30/9/16

EL ESPACIO DEL LECTOR: Más respeto para los vendedores ambulantes

El otro día me encontraba tomando algo junto a mi mujer en la terraza de una céntrica cafetería de una calle peatonal de esta nuestra villa. En un momento dado, un chico negro o de color, como los llaman algunos que pretenden ser intelectuales sin tener a veces la más mínima cultura, se acercó cargado de bolsos y complementos a mí y a mi señora. Le dijimos, amablemente, que no nos interesaba nada. Se fue. Se acercó a otra mesa y los señores allí sentados, mostrando para mí una gran falta de educación, le dieron cuatro voces, le soltaron un improperio y el pobre chaval acabó apartándose por temor, creo yo, a que se lo comieran aquellos dos cavernícolas.
*Un vendedor ambulante, en Los Mártires.
No es la primera vez que presencio algo así, tanto por parte de la clientela como por parte de los trabajadores o del dueño de un establecimiento hostelero como aquel en el que vi esto último. Y me enerva, qué quieren que les haga. Me enerva porque muestra lo poco educados que son algunos para con alguien que se encuentra trabajando. Si molesta, creo que hay formas más ortodoxas para decirle que no se desea nada que el soltarle cuatro voces. Lo mismo para los dueños de los establecimientos: si no se desea que entren a vender algo, se les puede decir educadamente y ya. No se pierde glamour por mostrar educación, al contrario. Por cierto, comentar que los chicos que yo he visto sufriendo esos malos modos nunca han reaccionado ni obrado a posteriori de mala manera, en contra de lo que muchos creen y demuestran a veces mucha más educación que la que tienen muchos blancos sentados cómodamente en las terrazas.
Otro tema sería saber de dónde salen tantos productos y bajo qué condiciones trabajan estos chicos. Porque seguramente se habrán fijado en cómo poco a poco ha ido creciendo el número de negros que andan por ahí vendiendo un poco de todo. Quiero pensar que no haya nadie detrás pagando salarios de risa y hacinándolos en cualquier sitio, obligándoles casi a mercadear. Ya se han desmotando varias redes en España de ese tipo y espero, por su bien, que en Asturias no esté pasando eso y que estos chicos no sean víctimas de ningún ser despreciable, más allá de esos garrulos sin educación con los que a veces se encuentran.

Luis Valdés Vázquez
(Mieres)

9 comentarios:

TodosMuertos dijo...

Venga...anda ya.Tú eres poco listo y en tu casa no lo saben.
Mientras el dueño de ese bar o del negocio de al lado paga 300€/mes de autónomos, mas salarios,mas local,mas impuestos, los negros,moros o lo que sea,no pagan nada.Son ilegales,pertenecen a mafias,y venden muchas veces falsificaciones de marcas registradas.

Que si,que igual no son las.formas,pero si los sufres a diario y ves que siendo extranjeros e ilegales tienen mas derechos que tú,te acaba enojando.

Anónimo dijo...

Son muy pesados, pero comparto con el autor del texto que a veces se les trata de mala manera cuando los pobres no hacen mal a nadie. Me recuerdan a los moros que hace años recorrían los pueblos cargados de alfombras, mopas y lo que fuese.

Anónimo dijo...

Es triste que vengan pensando en el sueño español y se encuentren con esto. Y más triste es que nadie se preocupe de investigar estas redes o lo que sean. Como personas que son tienen ciertos derechos universales que parece que no se cumplen para ellos.

Anónimo dijo...

Madre mía, esta pobre gente a miles de kilómetros de su casa ganándose la vida con cuatro sombreros y cuatro lamentables encarándose a ellos.
¡Vaya poca vergüenza!

Victoria dijo...

TodosMuertos, ¿más derechos en qué? ¿Tienen Seguridad Social como seguramente tú tendrás? ¿Acceso a una educación, como seguramente tú tendrás o habrás tenido? ¿Una vivienda? ¿Libertad e igualdad?
Igual lo de que tienen más derechos...

TodosMuertos dijo...

Victoria, hablo desde el punto de vista de los comerciantes, ya que ellos realizan una actividad de venta tambien.
Si tu fueses mecánico, por ejemplo, y esta gente o cualquier otro se pone delante de tu taller o incluso dentro a hacerte competencia, pero sin pagar impuestos, sin obligación de hojas de reclamaciones, sin inspecciones y sin nada, a ver si te hacía gracia.

O cuando tu hij@ tenga que irse de Asturias, o incluso de España, porque haya intrusismo laboral,o vendedores ilegales de su producto, o la gente traiga todo de China,pues hablamos.

Anónimo dijo...

Menudas opiniones... Si la culpa de la marcha de muchos jóvenes es por culpa del que vende sombreros si que tenéis las ideas un poco trastocadas.
Igual tenías que fijarte más en negocios legales, que pagan también impuestos, llamados chinos. Desde un punto de vista económico, que no racista, esos sí pueden tener la culpa de la mala marcha de cierto tipo de establecimientos.
Pero tampoco creo que tengan mucha culpa de la emigración de un ingeniero o una enfermera...

Victoria dijo...

TodosMuertos, entiendo tu postura y el simil pero no lo veo aplicable al caso. ¿Qué competencia hace un negro vendiendo sombreros a uno que regenta una cafetería? Ninguna. Que me dijeses que viene vendiendo máquinas Nesspresso y bolsitas de Cola Cao. Pues igual.
Coincido con el último comentario en prácticamente todo lo expuesto, aunque añado algo: siempre dije que lo de los chinos era una moda y el tiempo me está dando la razón. Ya han cerrado algunas tiendas.

Anónimo dijo...

Decir que estos vienen a robarnos el pan es una burrada mayúscula. Que hagan cosas que quizás no sean correctas desde el punto de vista legal: venta de CD's piratas, falsificaciones y demás por orden de sabrá dios que mafias o mafiosos es otro cantar. Bastante tienen que aguantar como para que vengan algunos a decir semejantes burradas.