6/1/17

REPORTAJE: Pasen y vean... La 'fallida' perrera de La Cabana

La perrera de Morgao se encontraba saturada y era necesario construir un nuevo equipamiento que acogiese a animales abandonados. Bajo esa tesis, en 2009, el entonces Gobierno local, del PSOE, destinó 400.000 euros del conocido como Plan E (Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo), a construir un nuevo albergue de animales en La Cabana, en la zona alta del Valle de Turón, a más de nueve kilómetros de Mieres.
*Placa a la entrada del recinto.
El proyecto logró llevarse a cabo pese a las críticas de los vecinos por la cercanía de la nueva perrera a un núcleo de población. Tras observar varias irregularidades, acudieron a la justicia, que dos años después les dio la razón, obligando al Ayuntamiento a derribar parte de las instalaciones. En 2012, el TSJA volvía a dar la razón a los vecinos, tras un recurso contra el acuerdo de la CUOTA (Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio del Principado de Asturias) que permitió la construcción del equipamiento. En esta segunda sentencia, el TSJA ponía de manifiesto diversos ‘fallos’ en el proceso, como incumplimientos en relación a la ocupación del suelo y a la calificación del proyecto.
Este segundo fallo judicial obligaba a su vez a acometer diversas obras en el albergue. A ellas habría que sumar, además, el restablecimiento de materiales y elementos, víctimas de vandalismo. El elevado coste que todo ello tendría hizo que el Gobierno local, con IU al mando, decidiese dejar las instalaciones a su suerte, centrándose en la antigua perrera de Morgao, sobre la que realizó diversas mejoras.

Recorremos esta semana el depósito de animales de La Cabana a través de un reportaje fotográfico realizado el pasado 16 de mayo.
  Pasen y vean... La perrera de La Cabana

[NOTA. La galería fotográfica se reproduce pasando las imágenes con el ratón o con las flechas del teclado. Recomendable su visualización desde Google Chrome o Mozilla Firefox. En ‘smartphones’ y ‘tablets’ puede no reproducirse].

Tras el recorrido por el inmueble, conviene hacer las siguientes observaciones:
*Vista trasera de las jaulas, algunas sin barrotes.
-Un equipamiento con buenos materiales. Al margen de si era o no necesario o de su ubicación, no se puede negar que la perrera de La Cabana era un buen equipamiento. Buenos materiales, tanto en la parte dedicada a oficinas como en la destinada a los animales dan cuenta de ello. Pese a llevar seis años finalizada, a la intemperie, y sin uso, el portón automático de acceso al recinto no presenta mota alguna de óxido, al igual que las rejas que separan los compartimentos de los animales. Los muros de hormigón armado del recinto, tanto interiores como exteriores, no tienen grieta alguna y lo mismo puede aplicarse a la estructura metálica que a modo de techo cubre el espacio dedicado a los animales y que no presenta ni un rasguño.
-El paso del tiempo sin uso. Los montones de hojas llevadas por el viento hacia los compartimentos de los animales son la muestra más clara del no uso de las instalaciones. También la maleza, que, lentamente, comienza a colarse en el equipamiento.
*Uno de los pasillos del espacio dedicado a jaulas.
-El vandalismo. Sin vigilancia y en una ubicación aislada, pero bien comunicada (pese a su proximidad a La Cabana, desde el pueblo no se ve la perrera), era de esperar que los vándalos hicieran acto de presencia. Parte del vallado exterior ha ‘desaparecido’, al igual que algunas puertas y enchufes de las oficinas, pese a ser la parte con el acceso más difícil. También han desaparecido parte de las rejas de las jaulas y alguna puerta interior.
-Sin responsabilidades. Con un coste de 400.000 euros (a los que habría que sumar lo gastado en juicios), tirados a la basura, lo esperable hubiera sido que se hubiesen depurado responsabilidades.
No en vano, la justicia ha declarado que parte del equipamiento se había construido de forma ilegal, con ocupación de suelo por parte del Ayuntamiento y orden de derribo de parte de lo construido. Sin embargo, a día de hoy, nadie ha asumido ningún tipo de responsabilidad por un proyecto que nació de forma irregular. Solo los mierenses hemos perdido unos cuantos cientos de miles de euros que podrían haberse destinado a otra u otras cosas.
-Aprender del error. Es lo que queda y confiar en que quienes nos gobiernan no lleven a cabo inversiones muertas, como esta, uno de los grandes agujeros económicos del último Gobierno del PSOE.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Y no se puede usar lo que está hecho? Porque la parte que era ilegal está derribada. Quedó lo legal, por así decirlo. O venderlo, o qué se yo para ver si se recupera algo, por poco que sea.

Anónimo dijo...

Hay cosas que nunca entenderé y que no me entran en la cabeza. Veo las instalaciones magnificas que despues de la gran inversión hecha podian estar rindiendo un buen servicio. Se nos ha ido todo de las manos,pasamos una epoca crítica desde el momento que cuatro pitufos unidos protestan porque un arbol que está a cien metros de su casa les arroja las hojas a su jardín y llega la administración y corta el arbol para que no se les enfaden los protestones y así sucesivamente. Se derriba una parte de la perrera por la protesta de no se quien y ademas la justicia les da la razón, es decir el fin buscado de la recojida de animales abandonados no es prioritario para nadie. Hemos perdido el norte,aquí prima lo que prima y sinceramente lamento la mayor pérdida de esta sociedad... EL SENTIDO COMUN...no somos prácticos. Me parece normal la postura del ayuntamiento al tirar la toalla y así nos luce el pelo.Un saludo: JEROMIN.

Anónimo dijo...

Una pena la verdad porque las instalaciones como bien decís parece que tenían buena pinta, por lo menos están aguantando mejor el abandono que otras obras del concejo...

Anónimo dijo...

Si fueras tu el vecino que vive al lao o al que le desaguaban los orines delante de casa seguro que no te hacia ninguna gracia. Se les aviso antes de la construccion, pero por sus cojones lo construyo...ahora lo que tenia que hacer era devolvelo del su bolsu el antiguo alcalde. IU no tiro la toalla simplemente dijo que no iba a tirar contra los vecinos ya que tenian razon. Y ellos no son los culpables

Anónimo dijo...

Si vives al lado tendras que pedir que las normas higiénicas se cumplan ,no creo yo que viertan los orines en tu casa y que tampoco sea un desastre ecológico tener una perrera cerca. ¿ Como es que vierten los orines en tu casa si ahí nunca hubo perros? Seguramente si fueran a colocar unos postes de alumbrado pedirías que te los colocaran al ladito de tu vivienda . Y no digas que el antiguo alcalde edificó por cojones ni que el actual os diera la razón...el actual se quita un problema y un gasto de encima. Sabes tu que los regidores municipales se van siempre de rositas y sus errores los pagamos los idiotas e ingénuos que los votamos. Un saludo:JEROMIN.

Xurde dijo...

A mí el sitiu paezme guapu… ¡Pa encerrar al que tuvo l’idea de facer semexante cosa, con les sos irregularidaes! Que seguramente seguirá por ahí trabayando. Nun entiendo qu’en estos procesos nun se depuren responsabilidaes. Vale, había irregularidaes… Pero, coño, algún responsable tien que haber, ¿non?

Anónimo dijo...

Hacer una perrera a diez km de MIERES cuando la que hay está a uno o puede que menos. Van y la construyen cometiendo una irregularidad que afecta a parte del edificio. Pleitos, pleitos y más pleitos pa nada, porque al final el edificio está construido y muerto de risa, objeto de vándalos y de maleza.
Eso sí, tanta culpa tienen los que autorizaron su construcción como los que permiten que después de haber gastado tanto en él se quede ahí muerto de risa. No digo usarlo de perrera, que me parece un despropósito, tanto para los voluntarios como para los que llevan la perrera tener que desplazarse hasta allí. Pero sí podría aprovecharse que tiene techo y que se ve bien, podría usarse como almacén, tipo el que tienen en Vega de Arriba, pero pensado solo para cosas a hacer en el Valle de Turón y Figaredo, que es de donde está más cerca. Sería poner videovigilancia y enmendar las vallas. No veo tanto gasto como adventuraban desde IU hace unos años.