6/1/17

UN LUGAR PARA VIVIR: Llinares

Desde un punto de vista eclesiástico, Turón se compone de las siguientes parroquias: Santa Bárbara, San Martín y San Andrés (además, claro está, de Urbiés y de Figaredo, que coge varios pueblos del valle). Sin embargo, desde un punto de vista administrativo, que es el que nos interesa, Turón se compone solo de tres parroquias: Figaredo, Turón (que engloba a Santa Bárbara, San Martín y San Andrés) y Urbiés, tal y como puede verse, entre otros, en el Decreto 9/2009, de 13 de febrero, publicado en el BOPA sobre la toponimia oficial del concejo de Mieres.
En esta ocasión nos trasladamos hasta LLINARES, un pueblo perteneciente, con base en lo antes dicho, a la parroquia administrativa de Turón. 
Se encuentra situado a unos 420 metros de altitud sobre el nivel del mar y dista unos siete kilómetros y medio de Mieres. Formado por unas treinta y cinco viviendas, cuenta, según datos de 2015, con treinta y seis habitantes. 
LLINARES es una aldea cargada de etnografía. Etnografía que se muestra en los diversos hórreos con los que cuenta la localidad, gran parte de los cuales se encuentran no todo lo bien que deberían de estar (o están tapiados o en ruinas, como es el caso de dos de ellos). También se puede ver en el pueblo un espléndido lavadero, de tres balsas, construido en 1925 e impecablemente conservado.  
 
Alguna casa de corredor o galería, hecha en piedra, completa sus atractivos etnográficos. 
Las vistas que ofrece de la zona central del Valle de Turón son otro punto a resaltar de este ‘lugar para vivir’.

Un paseo por la zona, sin apenas dificultad, consistiría en subir a LLINARES desde Canabatán. Tras dar una vuelta por el pueblo, se puede bajar a El Cuitu  para pasar a Les Viesques, terminando el recorrido en la piscina del Valle de Turón.  

No hay comentarios: