3/2/17

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: 110 años de Plaza de Abastos

El 1 de febrero de 1907 Mieres vivía un acontecimiento histórico: se inauguraba su mercado cubierto, su Plaza de Abastos.

No se trataba de un edificio, sin más. Al contrario, el Consistorio había encargado semejante cometido a un arquitecto de reconocido prestigio, arquitecto del Ayuntamiento de Oviedo, responsable, en esa ciudad, del ensanche de la calle Uría y de edificios tan conocidos como la casa García Conde, en la Plaza de la Escandalera: Juan Miguel De la Guardia y Ceínos.
 
La idea del Consistorio estaba clara: hacer un edificio que reflejase la expansión comercial e industrial del Mieres de comienzos del siglo. Un edificio que fuese diferente, arquitectónicamente, a lo que había en aquel Mieres. Para ello De la Guardia  apostó por un inmueble de planta rectangular, con fachada y entrada a cuatro calles, destacando por incorporar el hierro como un protagonista más, que le otorgaba, al edificio rasgos modernistas y eclécticos. La estructura se completó con un tejado retranqueado más elevado y con grandes ventanales laterales que permitiesen llenar de luz el interior. Un edificio catalogado por muchos como una muestra clara de arquitectura burguesa. 
 
En sus 1.500 metros cuadrados llegó a albergar, en su mejor época, a más de 230 puestos de venta, cifra hoy en día reducida considerablemente. A lo largo de estos 110 años de existencia, la Plaza de Abastos, catalogada como Monumento Histórico Artístico desde hace unas décadas, ha sufrido cambios estéticos, tanto en lo referido a colores (ha estado pintada de gris, de azul y en la actualidad, de amarillo) como en lo que a puertas, suelos o entorno se refiere. Su función, sin embargo, perdura, como hace 110 años, recibe a miles de mierenses que acuden a su mercado a hacer las compras del día a día.

3 comentarios:

IRUN dijo...

Un edificio que me llamó mucho la atención cuando llegué a esta villa. Sencillamente precioso, con una estructura y unas formas impresionantes y muy bien cuidado, para según están otros edificios públicos con menos tránsito y movimiento que el mercado.
Me sorprende también la vida que tiene.

Xurde dijo...

Gustábame más cuando taba d'azul. Agora, que l'interior ta munchísimo meyor el que tien agora. Oxalá dure munchos años más.

Anónimo dijo...

Necesita un buen lavado de cara externo urgente, se está deteriorando.