17/2/17

ENTREVISTA: José Antonio Granda, director del Centro de Educación de Personas Adultas del Caudal

"Nunca es tarde para aprender". Esta popular máxima es plenamente aplicable al Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) del Caudal. Con aulas en Mieres y Lena, el CEPA ofrece en la actualidad cursos que van desde la preparación para la obtención o superación de pruebas oficiales (ESO, acceso a la universidad…) a cursos de idiomas, pasando por un amplio abanico de formación telemática.
Conversamos con José Antonio Granda Vicente, director desde el año 2010 de un centro que puede presumir de tener alumnos con edades comprendidas entre los 18 y los 80 años.

“La formación continua y el aprendizaje a lo largo de la vida se han visto reducidos a la mínima expresión, por la voluntad política que lo ha ahogado al no dotarlo de recursos humanos y económicos”

-Para aquellos que no estén muy metidos en materia educativa, ¿qué es exactamente un CEPA?
*Fachada principal del centro de Mieres.
Un CEPA es un Centro de Educacion de Personas Adultas, un centro donde se pretende formar a los mayores de 18 años tanto en enseñanzas regladas como en aprendizajes formales no reglados, es decir, en enseñanzas conducentes a una titulación, y en enseñanzas cuya finalidad es simplemente el placer por aprender, por descubrir, por ampliar y actualizar conocimientos sin perseguir la obtención de un título o un certificado.
Es esencialmente un Colegio y un Instituto, todo junto, donde se imparte la formación básica equiparable a la enseñanza primaria, y también la enseñanza secundaria y otras pos obligatorias. Pero siempre dirigido a los adultos.

-Completando la cuestión anterior, ¿con cuántas sedes, en cuantos concejos cuenta el CEPA del Caudal? ¿En todas ellas se ofrece la misma formación?
Actualmente tenemos presencia en los municipios de Mieres y Lena, con aulas en el barrio de Santa Marina, sede del CEPA, y en la Pola, en la Casa de la Cultura de Lena.
La formación que se imparte en cada sede depende de la demanda de esa población. En el caso de Mieres se imparte la Formación Básica, las Competencias Básicas en Lengua Extranjera y en Competencia Digital, la Enseñanza Secundaria, el Acceso a la Universidad para mayores de 25, 40 y 45 años, el acceso a los Ciclos Formativos de grado Medio y de Grado Superior, las Enseñanzas Mentor, el curso de Lengua y Cultura Española para Inmigrantes Extranjeros y el Curso de Competencias Clave de Acceso a Certificados de Profesionalidad de Nivel 2 de Cualificación Profesional.
En el caso de Lena se imparte el Curso de preparación de la Prueba de Graduado en ESO, las competencias básicas en Lengua Extranjera y el Aula Mentor.

-De la oferta educativa del CEPA es muy conocida la formación conducente a obtener el graduado en ESO, ¿cómo se organiza este tipo de formación, impartida en los institutos a lo largo de varios años?
En la Enseñanza de Personas Adultas los cursos se estructuran en periodos cuatrimestrales, por lo que entre octubre y junio se pueden terminar dos cursos académicos. De esta manera quien deba realizar los cuatro cursos de secundaria, en lugar de cuatro años lo puede hacer en dos. Las enseñanzas se organizan en base a tres ámbitos de conocimiento: el ámbito científico tecnológico, que engloba la matemática y las ciencias naturales, el ámbito de comunicación, que comprende la lengua española y literatura y la lengua extranjera, y el ámbito social, que incluye la geografía y la historia.
*Alumnos de uno de los cursos ESO del CEPA.
Esta distribución de materias hace que los cursos puedan ser más cortos que en los IES, ya que se obvian asignaturas que son relevantes en la adolescencia, pero no lo son tanto en la edad adulta pues ya se consideran aprendizajes adquiridos, como la plástica, la educación física, la religión o sus alternativas, música, etc. Esto permite optimizar el tiempo y condensar en cuatro meses lo que en el instituto llevaría nueve. De todas formas nuestros alumnos no tienen que completar los cuatro cursos si ya tienen alguno superado en el IES, ya sea completo o incompleto, pues existe un sistema de convalidaciones y exenciones en base al cual se les respeta lo superado con anterioridad.
Algo muy importante a la hora de sacar el Título de ESO en el CEPA es la flexibilidad del horario, pues existen tres modalidades de asistencia: modalidad presencial, viniendo todos los días de 9 a 13 h., modalidad a distancia, viniendo a las tutorías durante 3 días por semana dos o tres horas por día, y la modalidad de preparación de la prueba de Graduado, en la que durante tres tardes por semana, una para cada ámbito, se recibe la formación que permite presentarse a la prueba de graduado con garantías de superarla y obtener el título de Secundaria.

-355 personas se inscribieron en la prueba de obtención del título ESO celebrada en enero de este año en Mieres. ¿Cómo se estructura la prueba? ¿Es habitual la inscripción de un número, entendemos, tan elevado de personas? ¿Se puede hablar de porcentajes de aprobados?
No es realmente un número tan elevado, pues en ocasiones anteriores hemos superado los 500 inscritos. De las dos convocatorias que se realizan cada año, la de junio suele tener más afluencia, ya que es el momento de presentarse al examen tras un curso entero de preparación de la prueba. Otro motivo de la mayor afluencia en junio es la mayor facilidad de viajar en primavera, pues no hay que olvidar que la mayoría de esos inscritos son de fuera de Asturias, mayoritariamente de Castilla Leon, y venir en enero por Pajares o por el Huerna… ¡Desanima bastante!
La pueba se estructura en base a un ejercicio por cada uno de los ámbitos de conocimiento que ya hemos comentado. Dos ejercicios se realizan por la mañana, el del matemáticas y ciencias, y el de lengua e idioma. Por la tarde se hace el de geografía e historia. De esta manera, si se ha estudiado con seriedad y rigor, se puede obtener el Título de Secundaria en un solo día.
En cuanto a hablar de porcentajes.... No se podría, pues cada año es diferente. Existen muchas variables que hacen cambiar cada convocatoria, incluso dentro del mismo año, el número de aprobados: la diferente dificultad de los ejercicios en cada ocasión, la preparación de los aspirantes... Esto hace que haya años más favorables y años o convocatorias que no lo son tanto.

-El CEPA también ofrece cursos conducentes a la superación de la prueba de acceso a la Universidad para mayores de 25 y de 45 años. ¿Cómo se organizan?
*Alumnos del CEPA en una salida cultural.
Se organizan en horario de mañana, con 15 horas semanales. Se imparten las asignaturas obligatorias, como lengua, inglés y comentario de texto, y las optativas, que los alumnos cursan en función de la carrera que pretenden realizar: biología, química, historia y matemáticas. Son enseñanzas que tienen un marco temporal más corto que otras, pues el curso comienza en octubre, pero acaba cuando se convoca el examen de acceso, que suele ser a principios de abril, por lo que el curso completo no suele durar más allá de seis meses.

-Importantes son también los cursos de español para extranjeros, ¿no? ¿Cuál es el perfil más generalizado de alumno en estos cursos?
Es una enseñanza tradicional de los Centros de Educación de Adultos, cuyo objetivo es integrar en nuestra sociedad a los inmigrantes que conviven en nuestra comunidad. Son cursos que tienen una carga lectiva de cuatro horas semanales, que puede parecer poco, pero entendemos que la inmersión diaria en situaciones reales les llevará al dominio de la lengua española en poco tiempo. El perfil en general es de mujer joven, recien llegada, proveniente de paises norteafricanos o de Europa del este, con nivel formativo medio/bajo y con interés en integrarse con rapidez para acceder al mercado laboral.

-El CEPA del Caudal cuenta con un Aula Mentor, que completa la oferta educativa antes vista. ¿Qué es y cómo funciona? ¿Qué cursos ofrece en la actualidad?
Es una enseñanza telemática, y por tanto no se imparte en el CEPA. Se organiza y administra desde el CEPA, pero es el alumno quien decide si acude a realizar los cursos desde el CEPA en caso de que no disponga de equipo informático o conexión a internet, o lo hace desde su domicilio. Son cursos que se realizan con un programa oficial del Ministerio de Educación, impartidos por profesores especialistas en los más de ciento cincuenta cursos que se ofrecen, y que otorgan una certificación oficial del MEC. El alumno que realiza un curso de Aula Mentor tiene asignado como tutor auno de esos profesores, y en contacto con él va completando los temas y realizando los ejercicios. Al final del curso el alumno se examina en el CEPA y en pocos días conoce la calificación y obtiene su Certificado Oficial. Son enseñanzas diseñadas para que el alumno se gestione y administre su tiempo, pudiendo realizar el curso en un tiempo mínimo de dos meses y un máximo sin límite, según la dedicación diaria o semanal que cada cual decida. En resumen, aprendizaje a su ritmo.
Existe un catálogo de más de 150 curso, agrupados por familias profesionales: salud, sanidad, educación, cultura, construcción, administración, ecología, diseño, informática avanzada, redes y equipos, energía, iniciativas empresariales, comercio, PYMES, recursos humanos, tributos, administración y gestión, hostelería, certificación CISCO…Vamos, un catálogo que da respuesta a todas las demandas y a todos los intereses, sin duda.
Son las únicas enseñanzas no gratuitas que se imparten en el CEPA, pero tienen un coste  que podemos calificar de simbólico, pues son 24 euros/mes, y llevan siéndolo desde hace 10 años, sin subidas ni incrementos al IPC.

*Edificio del CEPA en Santa Marina.
-¿Puede afirmase, con base en las anteriores preguntas, que el CEPA es un lugar en el que “nunca es tarde para aprender”? ¿Qué edad tienen los alumnos más mayores del centro?
Naturalmente, nunca es tarde. ¿Edad? Tenemos desde 18 a más de 80 años, gente que no quiere quedarse atrás, o perder facultades, por lo que ejercita la mente a diario, gente que quiere hacer algo más que ver la tele en el sofá o pasear a la vera del río… Gente que quiere superar carencias formativas de su infancia, o que quiere avanzar con los tiempos y poder conectar con sus nietos a través del mail o del Skype… Gente, en suma, con pasión por aprender, pasión que se complementa con la pasión por enseñar de un magnífico equipo humano que forma el Claustro de Profesores del CEPA Caudal.

-¿Qué caminos toman los alumnos que pasan por el CEPA? ¿Se potencia, de alguna manera, el contacto entre los alumnos y el mercado laboral?
Sin duda. La inserción laboral en un objetivo prioritario en ese segmento de población que atendemos y que está en edad de trabajar. A nuestros alumnos de Enseñanza Secundaria se les orienta, cuando van a acabar cuarto curso, desde el Departamento de Orientación del CEPA, hacia todas las posibilidades formativas posteriores, y hacia las laborales más inmediatas.
Unos alumnos, la mayoría, optan por seguir formándose, bien en Ciclos Formativos de Grado Medio que luego les darán acceso a los de Grado Superior, bien en acceso a la Universidad. Otros se decantan por el Bachillerato. Otros en cambio, por una mayor premura, optan por Certificados de Profesionalidad que les den un inmediato acceso al mundo laboral.
En este sentido también se imparte una línea formativa en el CEPA que está dirigida a los desempleados que carecen del Título de Secundaria. Es el Curso de Competencias Clave, cuyo objetivo es dotar de las competencias matemática y comunicativa, para poder cursar los Certificados de Profesionalidad de Nivel 2 de Cualificación profesional y acceder así al mercado laboral en un corto plazo de tiempo. Son cursos cuatrimestrales con 180 horas de carga lectiva, 12 horas semanales, en coordinación con el Servicio Público de Empleo del Principado de Asturias.

-En los últimos años hemos conversado con distintas personas, de distintos ámbitos educativos (colegios, institutos, idiomas, universidad…). Todos ellos coincidían en que la educación había cambiado en los últimos años con el avance de las nuevas tecnologías, los recortes o los nuevos panoramas legislativos. ¿Cómo se han vivido esos cambios en el CEPA?
*Una de las aulas del centro.
Sin duda los cambios han sido cuantiosos. Vamos por partes. En cuanto al avance de las Nuevas Tecnologías, la adaptación es necesaria, más aún, imprescindible. En este sentido no nos hemos quedado atrás, y contamos con más de 100 equipos informáticos en el CEPA, con equipos para todos los alumnos en todas las aulas, cañón de proyección y pizarra digital también en todas las aulas, etc. Los medios son actuales y dan respuesta a las necesidades del centro, si bien la actualización y la renovación son una constante cada curso. De la misma manera contamos con plataformas virtuales de aprendizaje, tanto institucionales como de iniciativa privada, a las que accedemos por suscripción, y que facilitan tanto la impartición de las clases como el estudio de los alumnos. Y no queriendo quedar atrás en información y presencia digital, tenemos página web y perfil en Facebook, pues las redes sociales son un medio de comunicación irrenunciable en estos tiempos…
Con respecto a los recortes…es un tema delicado, pero presente en el día a día. Los recortes generados como consecuencia de la crisis económica nos han llevado a pasar de más de 20 profesores en 2009 a los 13 que somos en el curso actual. Esto supone que las horas a dedicar a la atención al alumnado han supuesto que se pierdan grupos y enseñanzas consideradas “no prioritarias” por la administración, por lo que hemos pasado de 1200 alumnos hace unos pocos años, a 600 actualmente. Las cuentas salen: hay la mitad de alumnos porque somos la mitad de profesores ¡No hay más vuelta! La Administración ha priorizado en estos tiempos de crisis, las enseñanzas conducentes a obtener una titulación que permita la inserción laboral de la población a la que atendemos, y ha dejado aparcadas las enseñanzas de actualización y aprendizaje a lo largo de la vida. ¿Es una decisión acertada? ¿Era una medida necesaria? ¿Se podía haber hecho de otra manera? La verdad, no tengo una respuesta a estos interrogantes, tan solo nos queda esperar tiempos mejores…
Por último, los nuevos panoramas legislativos, es decir, la implantación de la LOMCE nos afecta a nivel curricular, es decir, a nivel de los objetivos, contenidos y criterios de evaluación que los profesores hemos de aplicar a la hora de impartir las materias y asignaturas, a la hora de programar nuestro trabajo, a la hora de evaluar al alumnado… Son cambios que exigen un gran esfuerzo por parte del profesorado, un esfuerzo de adecuación y actualización, pero que afrontamos como una parte más de nuestro trabajo. Tan solo esperamos que sirva para mejorar el sistema educativo y que sea algo perdurable en el tiempo, es decir, que no nos vuelvan a marear con otra reforma educativa dentro de pocos años. No olvidemos que la última reforma curricular que afectó a la Educación de Adultos es de 2009, reforma a la que nos tuvimos que adecuar con un gran esfuerzo programático desde los Departamentos Didácticos, y resulta que justo ahora, en febrero, se comienza a aplicar este nuevo cambio de currículo y vuelta a reformar, adaptar, programar, diseñar, concretar currículos, etc..

 -Profundizando en lo anterior, la pregunta es obligatoria, ¿ha afectado de alguna forma a la oferta formativa del centro la polémica LOMCE?
*Alumnos de excursión en la costa.
Sin duda, como le comentaba, este cuatrimestre que ahora comienza, este nuevo curso que vamos a iniciar el día 20, se estrena con un nuevo currículo que nos han notificado el día 3 de este mismo mes. Esto supone modificar el plan de estudios que se imparte en Educación Secundaria, cambiando unas asignaturas por otras, cambiando la carga lectiva, las horas de impartición, las materias optativas… Es un curso que saldrá adelante gracias, sin duda, al buen hacer del profesorado del CEPA, que hará los esfuerzos necesarios para adaptarse en un tiempo record y para desarrollar sus programaciones del nuevo temario antes de comenzar el curso y durante el mismo. Es un cambio que, bajo mi punto de vista, se podría haber aplazado al inicio del curso 2017/18, pero esa decisión depende de la Administración educativa. Como puede ver, sí que afecta la LOMCE, y de una manera muy directa.

-Como director de un centro como este, ¿se da, desde su punto de vista, el suficiente protagonismo a la educación de personas adultas por parte de las administraciones?
Se ha perdido mucho de ese peso social que tenía la educación de adultos antes de la crisis. Hasta 2010 duplicábamos el número de alumnos porque la administración nos daba libertad para diseñar la oferta educativa y nos dotaba de los recursos humanos y económicos necesarios para ello. Impartíamos lo que la sociedad nos demandaba, lo que necesitaban: actualización digital, varios idiomas, historia del arte, informática avanzada, mecanografía, cursos de nutrición, carpintería… Eso además de toda la oferta que tenemos actualmente. Desde la crisis se ha reducido la oferta formativa a lo esencial, a lo que permite titular o acceder a otros estudios y al mercado laboral. La formación continua y el aprendizaje a lo largo de la vida se han visto reducidos a la mínima expresión, por la voluntad política que lo ha ahogado al no dotarlo de recursos humanos y económicos.

-¿Cuál es la mayor satisfacción que puede recibir alguien que se dedica, como usted, a la educación de personas adultas?
Satisfacciones hay muchas: desde el estudiante mayor, muy mayor, que no sabía leer ni escribir porque su vida fue muy dura, trabajando desde niño, y ahora jubilado tiene tiempo y viene a aprender, y en pocos meses lo ves con un libro bajo el brazo…
*Recibidor del edificio de Mieres.
Ese joven que abandonó los estudios a los dieciséis años, rebotado con el sistema, pero que ahora, con más años y la cabeza mejor amueblada retoma los estudios, finaliza con éxito la secundaria, continúa y pocos años después te lo encuentras en el Campus Universitario acabando una carrera… Esa ama de casa con la autoestima por los suelos por verse incapaz de ayudar a sus hijos con los deberes, y que tras unos cortos cursos en el CEPA obtiene el Título de la ESO… Ese desempleado, de difícil inserción laboral por su edad y falta de formación, que supera el curso de Competencias Clave y vuelve a trabajar… En general y como colofón, los amigos que acabas haciendo, pues no olvidemos que los alumnos son adultos.
Como puede ver, casi todo es satisfactorio en este trabajo.
Salvo los inevitables decesos. Precisamente por ser adultos, y es ley de vida, se producen fallecimientos de gente que pasó por nuestras aulas, gente con la que hemos compartido cursos y años, gente que “te llega” y con la que conectas. A veces incluso gente joven, lo que te llena de tristeza.

-En los albores de este blog charlábamos con don Eustaquio Álvarez, director del CEPA durante 25 años ininterrumpidos, hasta su jubilación en 2010. Permítanos la pregunta, un tanto informal: ¿se ve cumpliendo 25 años al mando del centro?
No… ¡¡Qué va!! Llevo en la Dirección desde la jubilación de Eustaquio, ya hace siete años, y para mi jubilación quedan ocho, pues espero jubilarme al cumplir los 60, por lo que llevaría como mucho, quince años. De todas formas creo que hay que dejar paso a los jovenes, por lo que no esperaré a esa fecha.

-Por ahora, y para terminar, vamos a centrarnos en el presente y futuro inmediato. ¿Qué planes tiene para el Centro de Educación de Personas Adultas a corto plazo?
A corto plazo, inmediato más bien, implementar el nuevo currículo de Secundaria en los cuatro niveles durante el cuatrimestre que comienza.  Concretando planes a corto plazo, renovar íntegramente un aula de informática en los dos próximos meses, retirando los equipos obsoletos y dotándola de nuevos equipamientos para alumnos y profesor.
Para el curso que viene, mantener la plantilla actual, sin recortes, y mantener también la oferta formativa, a ser posible también, sin recortes.
Para los próximos años, planes que se pueden resumir en una intención: seguir sirviendo a los ciudadanos de la comarca del Caudal en sus necesidades formativas.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Coincido con el entrevistado en que la oferta se ha ceñido tras la crisis a los cursos preparatorios para ESO, selectividad y títulos oficiales y poco más. Hace cosa de seis años el centro era un hervidero, entre italiano, cosas de carpintería, inglés, informática. Este año me pasé por allí a ver qué había y quitando los que son online solo queda informática básica e inglés básico.
Es una lástima porque el edificio aunque es viejo, está impoluto y tiene espacio para lo que se le eche. Ojalá vuelvan aquellos años.

IRUN dijo...

Leída la entrevista me surge una duda: ¿a qué vienen tantos castellanoleoneses a examinarse a Mieres de los exámenes para obtener la secundaria?
¿Es acaso más fácil que al otro lado del Huerna? Entiendo que no, porque debe ser una prueba con carácter único para todo el país.
Es una cosa curiosa, al menos para los que no estamos puestos en la materia.

Felipe dijo...

Estuve va tres años con un curso de idiomas. Un ambiente estupendu, unos profesores estupendos y compañeros que daba gusto ir a clase con ellos. Recomendable a quien tenga tiempu y gana de facer algo distinto conociendo gente y pasandolo bien.

Anónimo dijo...

Yo fui a italiano dos años. Estupendo ambiente y estupendo todo, hasta la máquina del café que hay en el primer piso.
Los talleres de carpintería que tuvieron hace unos años dejaron una escuelas impresionantes, con unos muebles y unas escaleras y un todo que muchos colegios quisieran tener.