3/3/17

REPORTAJE: Pasen y vean... El restaurado cementerio protestante de Fábrica de Mieres

En enero de 2016 realizábamos un recorrido por el cementerio protestante de Fábirca de Mieres, de la familia Guilhou, entonces en visos de restauración por parte de la sección de Arqueología Industrial de la Asociación Cultural y Minera ‘Santa Bárbara’.
*Vista parcial del cementerio.
Concluíamos aquel reportaje con la promesa de realizar nuevamente el recorrido una vez las obras hubiesen llegado a su fin y el cementerio hubiera recuperado su esplendor. En nuestra filosofía de cumplir lo que prometemos, vamos esta semana con lo que podría ser visto como la segunda parte de aquel reportaje de hace más de un año. Si en aquel entonces mostramos el antes y el durante de un arduo proceso de restauración, toca ver el resultado final.
Las fotografías fueron realizadas el pasado 18 de noviembre, dos meses después de que se celebrase un acto en el que los responsables de su restauración presentaron a los medios y a las autoridades ese resultado final del que antes hablábamos.
Para visionar la galería, recomendamos utilizar Mozilla Firefox o Google Chrome. Es posible que desde dispositivos móviles y tabletas dé problemas a la hora de pasar las imágenes. Pasen y vean... El cementerio protestante de Fábrica de Mieres

-El gran trabajo realizado. No era ni mucho menos fácil abordar una actuación de tal magnitud. El cementerio se encontraba tomado por la maleza desde hacía varios años, con todo lo que ello implica. No en vano, catorce meses es el tiempo que han tardado los miembros de la Asociación ‘Santa Bárbara’ en llevar a cabo la restauración completa del recinto.
El resultado, como se puede apreciar en las imágenes, es magnífico. Junto a las labores de desbroce y limpieza de la parcela, se han reconstruido y pintado muros, columnas y verjas. Por restaurar, se han restaurado hasta las lápidas de las tumbas.
-El croquis y la historia del cementerio. Un panel de grandes dimensiones indica la distribución de la docena de enterramientos con los que cuenta, así como las fechas en que se produjeron, a lo largo todos ellos del siglo XIX. Recoge, asimismo, la historia del cementerio y de Numa Guilhou.
*El cementerio, desde la N-630.
-Dos ideas complementarias. Teniendo en cuenta que es el único cementerio protestante de Asturias y que el Camino de Santiago pasa justo por encima, por La Rebollá, quizás sería conveniente hacer un acceso en condiciones desde La Rebollá al cementerio. Hay un pequeño camino, que se ve más o menos desbrozado. Si se empedrase parte del sendero, por ejemplo, sería más cómodo subir y bajar por él desde La Rebollá. Un indicador en el pueblo sobre la existencia del cementerio puede hacer que muchos peregrinos se detengan diez minutos en bajar, verlo y volver a subir al pueblo.
Dos ideas que podrían hacer más seguro llegar a un cementerio al que de otra forma hay que ir siguiendo una nacional con mucho tráfico, sin aceras y con andenes frecuentemente utilizados por ciclistas.

*Bocamina de El Cantu La Escrita.
Las obras de restauración del cementerio han conllevado también la recuperación de la bocamina El Cantu La Escrita, una bocamina que data de 1843. Se excavó y desbrozó la zona, entibándose la bocamina resultante y colocándose una vagoneta y un ventilador de mina como elementos decorativos: 
Pasen y vean... La bocamina de El Cantu La Escrita
 
Se prevé que tanto el cementerio como la bocamina pasen a ser parte del catálogo de recursos turísticos del concejo, organizándose incluso visitas guiadas, como se hace con otros vestigios del patrimonio industrial. Solo nos queda esperar que así sea y que tanto turistas como gente del concejo se acerquen a ver este lugar. Merece la pena.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Un aplauso a los de Santa Bárbara,da gusto;pero me queda una duda ..si el cementerio fuera de otro signo religioso..pondrian el mismo esmero? Simplemente pregunto. Un saludo: JEROMIN.

Anónimo dijo...

Me sumo a la enhorabuena. Aún no he tenido tiempo de pasar a verlo, pero lo haré. Coincido también con lo que se dice en el reportaje de habilitar accesos desde la Rebollada, porque ir por la nacional es casi suicida y obliga a cruzar o a hacer una medialuna en el lado del que está el cementerio.

Xurde dijo...

Tuve un día de navidaes. Quedó guapísimo y ye una pena que nun té n'un llugar más accesible, porque fui y vine per la nacional y ye de temer. L'arcén ye anchu de sobra, pero ye que les limitaciones de velocidá nun les respeten ni los ciclistas.

Felipe dijo...

Gran trabayu. La bocamina da un toque al conjuntu que queda muy bien conectando un poco con el pasao industrial y mineru de los que allí reposen.

Fifi dijo...

Recuperar el "CURUSIIRU" camino por donde bajábamos a trabajar a FABRICA DE MIERES seria culminar la obra de restauración, y poder volver a pisarlo, una gozada. Muchas gracias por esa obra de restauración

Anónimo dijo...

Esta precioso,nací y crecí en El Cañu de la salud (Rebollada)siempre lo conocí y antes si q había una bajada desde la Rebollada.Felicidades por esta labor tan estupenda.

Maria Jose dijo...

Esta precioso,Nacida en el Cañu de la Salud (Rebollada) me parece un trabajo fantástico, siempre formó parte de mi infancia,si q entonces había una bajada desde la Rebollada y otra desde el colegio de les Dominiques.Felicidades por el trabajo.

Manuel Menendez dijo...

Un gran trabajo, como siempre, por parte de los hombres de la asociacion Santa Barbara. Y muy buena idea lo de adecentar ese camino que conecta con el camino de Santiago. Manolo.