21/7/17

LA TRIBUNA DE MONTERDE: De vertedero a plaza

De vez en cuando uno se entera de cosas que hacen volver a ver cómo, pese a todo, aún es posible encontrarte con gente con ganas de hacer algo por poner más guapo un lugar, un pueblo o un barrio. 
Es el caso de esa pequeña plaza que tuve la ocasión de conocer hace unos días. Se encuentra situada en Rioturbio y tiene tras de sí una historia que merece ser contada, y que conocí gracias a un amable señor que allí se encontraba y con el que me paré a hablar.
Lo que observan en la fotografía es el solar de una casa en una zona conocida como El Molín, en Rioturbio. Una casa abandonada que fue okupada hace unos años. Tras conseguir que los okupas se marchasen, el inmueble sufrió un incendio que obligó a demoler, por cuestiones de seguridad, la fachada. Quedó un solar que, poco a poco, fue llenándose de basura.
*La plaza construida sobre el solar.
A lo largo de esta primavera, un hombre, Pablo, se propuso que aquella parcela tuviese un uso y para ello, contando con el apoyo de la asociación vecinal, limpió el vertedero en el que se había convertido. El siguiente paso fue dotar de contenido al solar. Antes, Pablo contactó con sus propietarios, que parece ser que no pusieron ningún inconveniente de cara a su uso como zona lúdica.
Pablo y la asociación trataron de que el Consistorio proporcionase materiales para realizar la obra. No fue posible, al no tratarse de un espacio público, sino de una parcela de propiedad privada, por mucho que sus dueños hubiesen autorizado las obras y todo lo que les he contado.
La asociación de vecinos decidió entonces que, quien quisiese, donase la voluntad para adecuar y terminar las obras del solar. Por cierto, me decía el señor que me narró toda la historia que aún quedan algunos detalles por rematar, es decir, que el resultado final no es el que se ve en la fotografía que acompaña al artículo.
No ha sido una inversión extraordinaria: grava, un par de papeleras, unos bancos de hormigón… Pero ha quedado muy bonito, una zona en la que pega el sol, al final de Rioturbio, que se presta por ejemplo, para sentarse a leer el periódico cualquiera de estas mañanas soleadas que están por venir. Las piedras de la fachada del inmueble que servían para cerrar el solar le dan, además, un toque de mirador, al encontrarse un poco elevado sobre la carretera.
Ahora lo que queda es que Rioturbio y sus vecinos disfruten de ese rincón y que iniciativas como esta se extiendan por otros pueblos y barrios del concejo.
Por lo demás, un servidor se despide hasta la próxima temporada. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Bonita actuación. A ver si me acuerdo de cuando vaya por allí parar a verlo. No entiendo que el ayuntamiento se negase a colaborar por ser una zona privada, aún teniendo el consentimiento de los propietarios. Me parece una excusa muy pobre.

IRUN dijo...

Imagino que no querrán arriesgarse a posibles demandas. Desconozco el caso, pero como hay de todo en este mundo, no querrán proporcionar materiales por si los propietarios revocan el consentimiento y, en una venada llevan a juicio a todos los que colaboraron, inclusive el ayuntamiento.
De todas formas, yo que soy de ir a caminar a Riotubio y sin desmerecer en absoluto esta gran actuación, creo que hay mucho que hacer por el barrio, comenzando en el parque y acabando en la otra punta.

Xurde dijo...

¿Esto pue tar onde unes cases que llamábense El Molín? Si non, ando un poco pirdiu. De toes maneres, paezme una bona actuación.