7/7/17

LA TRIBUNA DE MONTERDE: Encuentros incómodos

Dicen que la realidad supera a la ficción, o lo que es lo mismo, que hay cosas que, por increíbles que parezcan, son reales.
¿Qué se les viene a la cabeza si les digo Goncesco? Seguramente, algo de un culebrón cargado de negociaciones, disputas judiciales y tasaciones varias iniciado hace décadas. El objeto, tres parcelas en pleno casco urbano que fueron recalificadas a finales de los años 80, como parcelas de uso o equipamientos lúdicos. ¿Qué implicaba esto? No poder construir. ¿Qué opciones tenía el propietario de las parcelas, que encima era una empresa constructora? Una: pedir su expropiación forzosa, con arreglo a la ley.
La recalificación acabó costando al Ayuntamiento de Mieres tres millones de euros, unas cuantas idas y venidas por los juzgados y el Jurado de Expropiación del Principado, y quebraderos de cabeza. De hecho, hace unos días se conocía que el Tribunal Supremo rechazaba el enésimo recurso de la constructora, con el que pretendía conseguir que se le pagasen otros cinco millones de euros más.  
*Photocall de la entrega de los galardones.
Es cierto que Goncesco tiene una buena presencia en el concejo (Caudalia es obra suya, así como diferentes edificios de viviendas y naves industriales), pero, dados los últimos acontecimientos, no me esperaba encontrarme con que es uno de los patrocinadores de los galardones que la Asociación Mierenses en el Mundo entrega el día de San Xuan.
A esos galardones acude la clase política, representantes de las entidades patrocinadoras y de la asociación que los otorga y mucha prensa, televisión incluida. Buscando en la web de la asociación, encontraba que es un patrocinador habitual desde que comenzaron a otorgarse estos galardones.
Me gustaría ver cómo es el encuentro de los responsables de la empresa y de los miembros del Gobierno local que acuden a la entrega de los galardones. Aníbal Vázquez y los suyos han criticado y lamentado en numerosas ocasiones durante los últimos años que si Mieres no tiene ni presupuesto ni mayores inversiones es precisamente por lo que ha habido que sacar de las arcas municipales para pagar a Goncesco, guardando además, por si las cosas salían mal y había que seguir soltando dinero. Insisto, ¿cómo será ese encuentro anual tras tantos juicios y tantas historias?
Igual de curioso es lo de Goncesco como lo de Liberbank o Banco Sabadell, tras los últimos cierres y ajustes en diferentes sucursales del concejo, aunque quizás va más en consonancia con la doble moral de los bancos: olvidarse del cliente y recortar pero manteniendo la inversión en todo aquello que pueda darles publicidad.
Quizás ahí esté también la clave de que Goncesco haga acto de presencia en este evento...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Es cuestión de lavado de imagen. Todas estas empresas que han dañado de una forma u otra al concejo luego pretenden que se les reconozca su bondad y se les rediman sus culpas financiando actos culturales o deportivos.
Es lo mismo que hacen muchos de los que van a misa un domingo: van para limpiar su conciencia y dan limosnas solo para lavar su imagen.

Fran dijo...

Igual son hasta amigos, no lo descarto. Cuántas veces los peores enemigos políticos son los mejores amigos de la vida real.
De todas formas entiendo que Goncesco es un negocio de construcción que seguramente no pasa por su mejor momento y que vio en la expropiación de esas fincas una oportunidad para ganar unos millones. Es lógico que quisiese más, yo en su lugar también lo hubiera pedido.
La cuestión es, ¿para qué se recalificaron como uso lúdico esos terrenos, si se sabía que tenían un dueño? ¿No se haría pensando ya en esto que acabó por pasar y en beneficiar al dueño?

Mierense dijo...

¿lavado de imagen? pero si esta vez fue la empresa quien sufrió una mala praxis por parte del ayuntamiento que le expropio unas parcelas para tenerlas criando ratas y hartos...
la gente no lee, no sabe leer, o habla de cosas sin tener ni puta idea..

Anónimo dijo...

En un ayuntamiento normal se haría una comisión de investigación para depurar responsabilidades y hacer que el o los responsables de recalificar unos terrenos que tenían dueño y con los que podía pasar lo que pasó, acabasen pagando de su bolsillo algo de lo que acabamos pagando todos los mierenses por su culpa. Mirad sino la comisión de investigación del tema del Calatrava en Oviedo, con la que Gabino de Lorenzo podría acabar por pagar
A IU le vendría políticamente de maravilla, con su mayoría no sería difícil crear la comisión y se anotarían un buen tanto a su favor y contra quienes gobernaban en aquel entonces. Les valdría minutos de tele, prensa... Pero nada, oiga.