26/1/18

REPORTAJE: ¿Qué fue de...? (XIII)

De vez en cuando ‘rescatamos’ del olvido a través de una serie de reportajes titulados “¿Qué fue de…?”, algunas iniciativas, edificaciones o construcciones que algún día salieron en prensa como “inminentes” pero que con el paso del tiempo cayeron en saco roto.
Hoy vamos con el decimotercero de esos reportajes a recordar cuatro actuaciones de las que poco o nada se ha vuelto a saber. Comencemos…

-Adiós a los pasos a nivel -
*Paso a nivel con barreras de Pumardongo.
Son pocos los pasos a nivel que quedan en el concejo. Buena parte de ellos atraviesan las vías de FEVE para dar servicio a pueblos o a parte de pueblos. Es el caso de los pasos a nivel de Baiña y Pumardongo, situados a la entrada de ambas localidades, y los dos con barreras.
En enero de 2005, el Ayuntamiento recibía una comunicación del Ministerio de Fomento en la que se planteaba la posibilidad de acometer una serie de obras conducentes a eliminar ambos pasos a nivel. En el caso del paso a nivel de Pumardongo se pensaba en un paso elevado que evitaría que los vehículos tuviesen que cruzar las vías para acceder al pueblo. Para Baiña se barajaban dos opciones: un pequeño túnel bajo las vías y un paso elevado que se construiría unos metros más allá de la actual entrada a la localidad y que permitiría desmantelar el paso a nivel. Para los peatones se hablaba de la construcción de una pasarela peatonal.
Todas estas propuestas, recogidas en el Plan Nacional de eliminación de pasos a nivel que en aquel entonces desarrollaba el Gobierno central fueron habladas con los vecinos y aunque se analizaron las propuestas, tanto Baiña como Pumardongo siguen a día de hoy contando con sus pasos a nivel con barreras.

-El Consorcio de Transportes del Caudal-
*Dos autobuses de Emutsa, esperando para hacer línea.
Mayo de 2003. Los Alcaldes de los concejos del Caudal se reúnen en Lena para hablar del Consorcio del Transportes del Caudal, una entidad que buscan crear para frenar la caída de viajeros en las líneas de la comarca, con una fórmula muy similar a la que opera en el Nalón. Se buscaba así mejorar los servicios para adaptarlos a la demanda de los usuarios, mediante la coordinación de horarios para potenciar las comunicaciones entre los cinco concejos, así como las conexiones con los puertos de San Isidro y Pajares en la temporada de esquí.    
Pese a que hubo varias reuniones más, se realizaron estudios y a que compañías como Emutsa se mostraron especialmente interesadas en el beneficio que podría implicar la creación del Consorcio de Transportes del Caudal, este nunca llegó a constituirse y todas las empresas que operaban en la comarca siguieron funcionando como venían haciéndolo. Paradójicamente, a finales de año Alsa daba carpetazo a la línea Mieres-Gijón por la Autovía Minera, una línea inaugurada apenas unos meses antes que no había cumplido con las expectativas que la compañía se había marcado. Tuvieron que pasar catorce años para que la recuperase, el pasado mes de septiembre, vinculada en esta ocasión al Campus.

-Cooperativa de pisos sociales en Oñón -
*Una de las parcelas de Oñón.
Comenzaba el 2008 y la Federación de Vecinos de Mieres mostraba su temor ante los retrasos en el desarrollo del plan urbanístico previsto para Oñón y más aún viendo que en La Mayacina las cosas no iban mucho más rápido.
Por todo ello, desde el colectivo vecinal proponían la constitución de una cooperativa, integrada por todos aquellos interesados en adquirir vivienda en Oñón, que se encargase de realizar las correspondientes gestiones con Sogepsa, propietaria de los terrenos, ahorrando así tiempo a las administraciones, con la idea de comenzar a construir cuanto antes. La propia cooperativa se encargaría también de gestionar el funcionamiento de los pisos que se construyesen.
Esta iniciativa buscaba garantizar que Oñón tuviese vivienda social y que al menos una parte del plan urbanístico previsto para la zona se llevase a cabo. Sin embargo, no pasó de ser un proyecto fallido. A día de hoy, una década después, Sogepsa sigue teniendo en su poder los terrenos de Oñón, si bien ha cedido el uso de parte de los mismos al Ayuntamiento, reservándose la propiedad, y ha sacado a la venta miles de metros cuadrados, tras el fracaso de las previsiones urbanísticas de Oñón.

-La ampliación del antiguo Álvarez Buylla-
*Antiguo Álvarez Buylla.
Recién comenzado el 2005, desde la Consejería de Sanidad del Principado se hacía pública su intención de arrancar en aquel año las obras de ampliación del Álvarez Buylla. Se estimaba que sería necesaria una inversión cercana a los 30 millones de euros para construir un nuevo edificio de consultas externas, nuevos aparcamientos, así como la mejora de los accesos rodados y peatonales al edificio. 
El ambicioso proyecto fue desechado unos meses más tarde cuando los informes técnicos desaconsejaron que se llevase a cabo por varias razones. La primera, el deterioro que presentaba el hospital, que revelaba como prioritario actuar sobre su estructura antes de construir nuevos edificios anexos, como el que se pretendía levantar para consultas externas. La segunda, la falta de espacio para construir, por ejemplo, más aparcamientos en las proximidades del inmueble.
Todo ello hizo que la Consejería reconsiderase sus ideas y fue el germen del nuevo Álvarez Buylla, al comprobarse que el antiguo inmueble necesitaba una inversión igual o superior a la empleada en la construcción del nuevo hospital para volver a ser un complejo hospitalario capaz de funcionar a pleno rendimiento.

Lea también las otras entregas de esta serie de reportajes:

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de eliminar los pasos a nivel me parece una inversión desorbitada para pasos pequeños con tráfico tan reducido como Pumardongo y Baiña. Tráfico tanto de coches como de trenes, que es uno a la hora y alguno más que pueda haber de mercancías. Me huele a treta política de políticos con intereses personales en la zona. Hubiese sido medianamente comprensible si los pasos no tuviesen barreras o señales acústicas, pero teniéndolas como las tienen, cuentan con seguridad de sobra.
El consorcio no se llevó a la práctica como tal, pero hoy en día Emutsa, Llaneza y Alsa tienen el pastel del Caudal bien repartido, más para las empresas privadas que para nuestra pública, y los horarios bastante ajustados, sobretodo Llaneza y Emutsa. Imagino que tras lo del consorcio también habría intereses a saber de qué tipo, porque el del Nalón opera con empresas privadas y si querían hacer algo aquí en esa línea, más claro agua.
Oñón será el cuento de nunca acabar. Si con La Mayacina pasaron 20 años para que se hiciese algo, con Oñón pasará algo parecido aunque también es verdad que el desastre de demografía que tiene el concejo no ayuda.
Lo de Murias hubiera sido de traca que hubieran invertido tanto para tanta reforma sin haber hecho el estudio previo y luego se hubieran dado cuenta de que el edificio estaba como estaba. Menos mal que a veces la administración trabaja con cordura. Menos mal.

Diego dijo...

Oñón hubiera salido adelante de no ser por la crisis y por lo que se tardó con La Mayacina. Si los primeros bloques de La Mayacina se hubieran construido en 2005 en vez de 2009-2010, en Oñón hoy habría viviendas. Ahora lo interesante será ver si Sogepsa es capaz de vender algo de esa parcela que tiene en venta, sea para viviendas o para otra cosa y si la iniciativa privada es capaz de hacer algo por Oñón.

Anónimo dijo...

Lo que deberían plantearse las empresas que manejan el cotarro del transporte de viajeros por carretera en el Caudal es volver a unir Riosa y Morcín con Mieres -y por ende permitirles llegar con trasbordo a Lena y Aller-. La antigua empresa que llevaba las líneas de Riosa lo hacía. Hay gente en Morcín, Riosa y Ribera de Arriba que lamentan tener que ir a todo a Oviedo por no haber -más allá de la línea a Santa Eulalia- una buena comunicación con Mieres, que por la N-630 se tarda menos que en ir a Oviedo, con sus dos semáforos a la entrada y otros siete u ocho para llegar a la estación.

Anónimo dijo...

-lo de los pasos a nivel un gasto desorbitao pa lo que ye.

- lo del consorciu a dia de hoy nun tien mucho sentiu, entre compañias y la CTA mas o menos se coordinen

- lo de Oñon una pena que llegara la crisis..., ojala salga algo y se pueda desarrollar vivienda sobre todo pa jovenes y no tengan que marchar toos a La Correoria

- lo del antiguo hospital, demencial si se llega a hacer