9/3/18

CÓMO HAN PASADO LOS AÑOS: Una década de la estación de autobuses



El 13 de marzo de 2008 se inauguraba la estación de autobuses del concejo. Un proyecto cocinado a fuego lento durante décadas, para el que se barajaron diversas localizaciones, desde unas parcelas situadas tras el estadio Hermanos Antuña, a otras en la Sierra de Máximo, pasando por varios emplazamientos en La Mayacina hasta dar con el actual: una parcela de La Mayacina muy próxima al barrio de Vega de Arriba.

Aquel 13 de marzo diversas autoridades se dieron cita en la estación, cuyo patio acogía una pequeña muestra de autobuses clásicos. Se terminaban así dos años de obras, con una inversión de casi cinco millones de euros.

A los pocos días Alsa comenzó a operar sus rutas nacionales y su línea Felechosa-Oviedo desde la estación. Fue el primer y único operador hasta año y medio después, cuando Enferbus, tras varios meses de negociaciones con el Ayuntamiento y el Consorcio de Transportes, aceptó rediseñar el recorrido de sus líneas entre Lena y Oviedo para hacer uso de la estación. 

Durante casi tres años la estación fue solo una gran marquesina bajo la que esperar al autobús. En enero de 2011, la empresa de autobuses Fergubus se hacía con su gestión, poniendo en funcionamiento las taquillas y paneles informativos y colocando en el mercado inmobiliario sus locales comerciales y su aparcamiento subterráneo, que que se convirtió en un aparcamiento privado, con 127 plazas de garaje en alquiler para particulares.
En marzo de aquel año abrió la cafetería y comenzaron a instalarse diferentes negocios, algunos con mejor suerte que otros.

2 comentarios:

Diego dijo...

Una gran actuación que últimamente funciona mejor que en sus inicios. Sigo pensando que la gestión del edificio y del aparcamiento tuvo que haber caído en manos de Emutsa. Le hubiese venido bastante bien a nivel económico. Nunca entenderé para qué se proyectó un aparcamiento subterráneo público que ha sido reconvertido en privado en una zona que no está precisamente mal en lo que a aparcamiento se refiere con dos de la universidad a dos pasos, Vega de Arriba o ahora el aparcamiento del Alimerka que es enorme.

Anónimo dijo...

Parecía que no iba a funcionar nunca. Y de hecho no funciona. La empresa gestora la tiene como un aparcamiento para sus propios autobuses. En las taquillas rara vez hay alguien atendiendo, las pantallas no funcionan, las puertas cada poco están estropeadas, la limpieza brilla por su ausencia y un parking que debería ser público es privado.
Quienes dan concesiones así a diestro y siniestro deberían al menos pasar cada cierto tiempo a ver como el concesionario lleva lo que le han dado y si no cumple, fuera y que pase el siguiente.