REPORTAJE: Pasen y vean, el pozo Santa Bárbara

Mucho se lleva hablando del pozo Santa Bárbara y de su futuro en los últimos años. Es el único pozo del concejo declarado Bien de Interés Cultural, lo que le favoreció que parte de sus instalaciones fuesen restauradas entre septiembre de 2014 y julio de 2015 con una inversión de 660.000 euros por parte del Ministerio de Cultura.
Decenas de planes han sido puestos sobre la mesa por parte del Gobierno local y los partidos de la oposición en torno a qué hacer, de qué contenido dotar, a las instalaciones que fueron restauradas hace ya cuatro años. Ninguno de ellos ha conseguido salir adelante: Hunosa sigue siendo la propietaria del complejo minero y la cesión al Ayuntamiento, necesaria para poner en marcha cualquiera de esos planes, se ha venido dilatando en el tiempo.
Recorremos el pozo Santa Bárbara en este nuevo Pasen y vean.

[NOTA. Todas las imágenes se amplían haciendo clic en ellas. Por los problemas que daban las presentaciones de Flickr en dispositivos móviles, hemos decidido, con este reportaje, probar este otro montaje, con las fotografías acompañando al texto]
Vista de parte de las instalaciones desde Pervaca

La historia del pozo Santa Bárbara se remonta a 1913, cuando la explotación fue inaugurada por Hulleras de Turón en La Rebaldana. Los ingenieros de la compañía sabían que estaban ante una oportunidad única de hacer crecer su negocio, entonces concentrado en las minas de montaña San Víctor y San Pedro. En apenas cinco años la producción de la compañía creció, duplicándose. Fue solo el comienzo de un crecimiento imparable, que llevó a invertir en tecnología, en medios y en construcciones necesarias para la actividad minera del valle, como el desaparecido lavadero de La Cuadriella, construido en 1926. 
 El pozo, en los años 20. Archivo histórico minero.

En las décadas de los 40, 50 y 60 fue objeto de diversas remodelaciones, como la construcción en 1962 de los dos castilletes que aún conserva, junto a las respectivas casas de máquinas de los mismos. Se reformaron otras instalaciones, como el pozo de ventilación o la casa de aseo.
En 1970 el pozo Santa Bárbara pasó a ser propiedad de Hunosa, que continuó con su explotación hasta el 2 de diciembre de 1994. Las instalaciones fueron clausuradas definitivamente el 31 de julio de 1995.

Tras nuestro recorrido por las instalaciones del pozo, en la calurosa mañana del pasado 14 de agosto, podemos destacar las siguientes cuestiones:
 
-Abandono visible. El paso del tiempo no perdona y aunque al menos en lo que a su exterior se refiere las instalaciones restauradas presentan buen aspecto, los terrenos del pozo se encuentran llenos de hierba y maleza de considerable altura.

-¿Vandalismo? En la parcela es posible ver cómo fue arrancado y despojado de determinadas piezas lo que parece ser uno de los temporizadores de la iluminación del complejo minero. La antigua casa de máquinas, restaurada en el 2014, tiene una de sus puertas rota, dejando ver lo que parece ser una subestación eléctrica empleada para la actividad de la mina. Sorprende ver este tipo de daños en un complejo que cuenta con cámaras de seguridad. 

 
-Una restauración parcial. El pozo Santa Bárbara es un pozo que cuenta con un buen número de instalaciones. Solo se han restaurado los dos castilletes (arriba), el edificio del pozo de ventilación y la antigua casa de máquinas. 


Sin restaurar se han quedado las otras dos casas de máquinas (sobre estas líneas), una para el pozo principal y otra, para el auxiliar, así como el edificio destinado a oficinas y aseos: 

Tampoco se ha actuado en el aparcamiento de las instalaciones que se encuentra totalmente abandonado (sobre estas líneas).
 
Vagones apilados frente al castillete auxiliar / Pintadas sindicalistas en una de las casas de máquinas

-Una ubicación en la que se respira minería. El pozo Santa Bárbara dista apenas doscientos metros del restaurado pozo Espinos y su aula de interpretación. Menor es la distancia que lo separa de la bocamina y el socavón de La Rebaldana, recuperados por la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara en los últimos años. 
 Un tótem con el nombre del pozo, en la entrada  a las instalaciones

-Un pozo que espera su turno... Las visitas guiadas mientras era restaurado fueron un éxito, tal y como nos comentó por aquel entonces Miguel Busto, guía responsable de las visitas organizadas desde el Ministerio de Cultura, pese a que los trabajos de restauración impedían entrar en la antigua casa de máquinas o asomarse al edificio del pozo de ventilación. Con el buen rendimiento de aquellas visitas como precedente, es posible que el pozo Santa Bárbara aún pueda dar mucho juego en el campo del turismo industrial y minero.
…aunque el tiempo juega en su contra. Han pasado casi cuatro años desde que terminasen las obras de restauración, un tiempo que el pozo Santa Bárbara lleva sin uso alguno. Así comienzan todos los procesos de abandono, como el que mantuvo en el olvido al Santa Bárbara durante casi veinte años. Es necesario dotarlo de un uso antes de que sea demasiado tarde y haya que acometer una nueva restauración sobre algo que ya ha sido restaurado.

Comentarios

  1. Ver este reportaje y comprobar que después de 4 años las cosas siguen igual lleva a plantearse para qué restaurar las minas. Veo nula voluntad de Hunosa en ceder el complejo y no mucho interés del Consistorio en presionar a la hullera para que lo haga. ¿De qué sirve gastar tanto para nada? Sí, estar estará más bonito, pero si no se dota de un contenido o una actividad, esto en cuatro días, como se ve en el artículo, vuelve a estar como estaba.

    ResponderEliminar
  2. Yo confío en que Hunosa acabe cediendo aunque que no lo haya hecho ya no me da buena espina. Es como si quisiesen aprovecharse de lo rehabilitado, dedicándolo a uso propio como han hecho con Barredo a través de la Faen.

    ResponderEliminar
  3. Dinero tirado a la basura mejor se hubiera dedicado a ayudas sociales o a reparar caleyes, o a vivienda para jovenes.

    ResponderEliminar
  4. Un caso más de cientos.
    Ya se sabía lo que iba pasar... pero no aprendemos (o no queremos aprender).
    Para mí estaba claro: dinero al bolsillo para 4 aprovechados, y si te he visto no me acuerdo. Como en todo lo demás.

    ResponderEliminar
  5. Lo triste es que esta partida presupuestaria salió del Estado, ese que se niega desde hace años a mejorar la calidad de vida de quienes viven al lado de la A-66 y sufren los constantes ruidos de la autovía o a solucionar ese maldito punto negro de entrada al polígono de Fábrica de Mieres que tantas víctimas se ha cobrado. No sigo, que me enervo y no son horas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

NOTA: Se recuerda a los lectores la necesidad de comentar de forma educada y respetuosa.
Mantengamos esta web como un sitio donde las opiniones se expresen con educación y las buenas formas.
eQuipo de EL BLOG DEL MIERENSE