UN LUGAR PARA VIVIR: Rozaes de La Peña

En el 2009, poco después de que EL BLOG DEL MIERENSE comenzase a funcionar, nos dimos una vuelta por ROZAES DE LA PEÑA, haciendo fotografías y tomando notas de cara a preparar el correspondiente reportaje de Un lugar para vivir.
El reportaje quedó hecho y se guardó para publicarlo en una de las ediciones de octubre de aquel año. Necesidades relacionadas con los contenidos de aquella entrega nos obligaron a posponerlo. Al final, se nos olvidó y no nos acordamos más de aquel reportaje hasta nuestro noveno aniversario, en abril de 2018, cuando elaboramos un mapa interactivo con todos los lugares mostrados en esta sección y vimos que esta aldea no aparecía.
Reparamos nuestro olvido, injustificable, por medio de esta entrada, con un segundo reportaje elaborado poco después de percatarnos de lo ocurrido.

Situada en la parroquia de La Peña, ROZAES DE LA PEÑA cuenta, según datos de 2017, con 191 habitantes, diez más de los 181 que tiene La Peña, lo que le permiten colocarse como la localidad con mayor población de esta parroquia administrativa. Dista tan solo dos kilómetros de Mieres y se halla situada a 240 metros de altitud sobre el nivel del mar.

La variedad es la nota predominante en lo que a sus 123 viviendas se refiere. Entre ellas se encuentran bloques de pisos de hasta cuatro alturas, entremezcladas con casas de una planta o planta y piso, algunas más antiguas que otras.
 
En lo que a etnografía se refiere, este lugar para vivir cuenta con un lavadero, según nos comentaron algunos vecinos, de los años 30, que no se encuentra en mal estado pese a ser víctima de diferentes pintadas, tal y como puede apreciarse en una de las fotografías del reportaje. Junto a él, una fuente bien conservada, al igual que otra con la que también cuenta esta aldea, datada en 1932, que se encuentra algo más escondida y que también les mostramos en esta entrada. 

 
Las vistas de Mieres y de la zona de El Batán y La Peña, la cercanía a todos ellos y la existencia de una modesta área recreativa con buenas vistas son aspectos que también deben destacarse de ROZAES DE LA PEÑA.

Un paseo interesante y sin apenas dificultad consistiría en subir a esta aldea por la carretera que le da servicio y que comienza frente al viejo edificio de Los Mallos. Tras atravesar ROZAES DE LA PEÑA, disfrutando de las vistas, es posible bajar por un camino asfaltado que termina justo frente a la parte de atrás del IES El Batán. 

Comentarios